19 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

J. M. S., de 60 años y vecino de el barrio gijonés de El Coto, fue arrestado el pasado sábado tras asaltar a una mujer el lunes anterior

La Policía detiene al violador del Parque Fluvial en Gijón, que tiene antecedentes penales por delitos sexuales

Imagen del Parque Fluvial de Gijón.
Imagen del Parque Fluvial de Gijón.
Agentes de la Policía Nacional detuvieron en la mañana del sábado a un hombre de 60 años, vecino del barrio gijonés de El Coto, como supuesto autor de la violación sufrida por una mujer, de 40 años, el lunes anterior en el parque fluvial de Gijón. El detenido tiene antecedentes penales de 14 años por otras agresiones sexuales cometidas en la década de los 90.

Según las primeras investigaciones, el arrestado no tendría relación alguna con la víctima, a la que habría elegido al azar. El individuo es español y actuó tapado con un pasamontañas y guantes para evitar que la víctima le reconociese y pudiera aportar una descripción.

La mujer, de 40 años, fue abordada en el área recreativa ubicada entre La Coría y la carretera de Granda, y el violador empleó una gran violencia para sacarla del camino hasta llevarla a una vaguada junto al río donde consumó la violación. Eran las siete de la mañana en Gijón y todavía no había amanecido. La mujer salía a diario a practicar deporte en esa zona.

Cuando la mujer consiguió pedir ayuda se activó de inmediato el protocolo establecido para las víctimas de agresiones sexuales. Fue trasladada al Hospital de Cabueñes para ser sometida a un examen y recabar de su propio cuerpo restos biológicos del individuo. Desde allí fue trasladada a la Comisaría de la Policía Nacional para interponer la denuncia formal.

Los agentes de la Brigada de la Policía Científica inspeccionaron de forma minuciosa el terreno en el que se consumó el ataque. Recogieron vestigios y pruebas que podrían aportar ADN del autor. A esos indicios se sumarían los restos recogidos en el propio cuerpo de la mujer. El hecho de que la víctima fuera trasladada directamente a un centro sanitario y evitase ducharse o cambiarse de ropa, podría aportar pruebas importantes para encausar al detenido.

Una mujer haciendo footing en el Parque Fluvial de Gijón.

Los vestigios y pruebas recogidos tanto en el cuerpo de la víctima como en el escenario de la agresión llevaron directamente a los investigadores hasta un reconocido violador, que ya en la década de los ochenta conmocionó a la ciudadanía por una sucesión de agresiones cometidas con el mismo modus operandi, también con nocturnidad y alevosía.

Todas las pesquisas llevaron a la detención de J.M.S., vecino del barrio de El Coto, de 59 años de edad y que hace treinta años ya fue condenado a 14 años de cárcel por una serie de ataques sexuales cometidos en Gijón y Avilés. El detenido quedó en libertad en 2004, y desde entonces no había vuelto, supuestamente, a delinquir. Ahora se investiga si pudiera estar involucrado en alguna agresión sexual que permanece sin esclarecer. La primera detención de J.M.S. se produjo el 8 de junio de 1992 por una agresión sexual en Avilés.

COMPARTIR: