29 de noviembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La parlamentaria se refirió a los Cuerpos de Seguridad del Estado como "fuerzas de ocupación, cutres, salvajes, mutiladores, mentirosos y asesinos"

Los policías nacionales se querellan contra la diputada de Esquerra Republica de Catalunya Montserrat Bassa

Montserrat Bassa.
Montserrat Bassa.
Los sindicatos de Policía Nacional JUPOL, SUP y ASP junto con la asociación de la Guardia Civil JUCIL han solicitado que la diputada Montserrat Bassa se retracte de sus declaraciones o que dimita por llamar salvajes y fuerzas de ocupación a la Policía Nacional y Guardia Civil, así mismo piden una defensa y posicionamiento claro del ministro del Interior Grande-Marlaska ante estas acusaciones.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha anunciado una querella contra la diputada de ERC Montserrat Bassa que "vomitó todo su odio" desde la tribuna del Congreso llamándoles "salvajes" y "fuerzas de ocupación", en una intervención en la que rechazó que se dieran pluses a los agentes destinados en Cataluña o que la Jefatura Superior se mantenga en la Vía Layetana de Barcelona.

El SUP ha explicado que se querellará por delitos contra el honor, injurias y calumnias en una iniciativa judicial que emprende "tras confirmar que el Gobierno no se decide a apoyar a esos policías que se jugaron el físico y sus carreras por defender el Estado democrático en Cataluña".

"Mucho menos comprendemos que días después el Gobierno de España, y en especial su ministro de Interior, continúen mirando hacia otro lado permitiendo que se acose, insulte y calumnie a la Policía de todos los españoles desde las instituciones", asegura el SUP en un comunicado.

El sindicato se refiere a la intervención de Bassa en una moción de Vox en la que se debatía sobre el acoso que sufren los policías y guardias civiles por parte de grupos independentistas. "Les tenemos asco y aversión, les deseamos que se vayan, fuera las fuerzas de ocupación", clamó Bassa, haciendo suya las consignas de quienes protestan por la presencia en Cataluña de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

La diputada de ERC enlazó la crítica por las torturas durante el franquismo en Vía Layetana, sede de la Jefatura Superior de la Policía Nacional, con las "mutilaciones y aporreos con rabia" durante el referéndum del 1-O y los informes judiciales basados según ella en fundamentos falsos.

"Con sus declaraciones en referencia a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la señora Bassa se convirtió en el mejor ejemplo de la situación que se debatía en ese momento en el Congreso", sostiene el SUP. 

El sindicato no comparte que la libertad de expresión ampare a Bassa para "servirse de la sede de la soberanía nacional" en su objetivo de acusar a los policías de "torturar y asesinar, también de mutilar y aporrear a los ciudadanos catalanes durante los graves incidentes del desafío independentista de 2017".

Este fue el discurso de Bassa: 

“No es ningún secreto que en Cataluña no nos gusta la Guardia Civil, ni la policía española ni los militares, y si tanto les gusta a ustedes, llévenselos a su España y que nos dejen en paz porque nuestra policía, aún con los fallos que pueda tener, son los Mossos d´Escuadra, la Policía Nacional de Cataluña, y la policía española y la Guardia Civil no son necesarias ni bienvenidas en nuestro país, porque como demostraron el uno de octubre, son fuerzas de ocupación

Desembarcaron en un ridículo Piolín, por que realmente son así de cutres, vinieron desde España al grito de a por ellos, llenos de odio y nos aporrearon, ¿y a esos salvajes ustedes piensan que nosotros les queremos?, pues no, tienen razón, buena parte de la policía catalana detestamos a la policía española, a la policía que mutilaron ojos a nuestra gente, disparando pelotas de goma que están prohibidas en nuestra tierra, a la policía que aporreó con rabia a mi pueblo, y a nuestras personas mayores, a la policía que mintió en un juicio farsa, con la complicidad de unos jueces que no permitieron contrastar in situ sus mentirosas declaraciones con la realidad, a la policía que asesinó a Gustavo Muñoz, Martí Marcó, Valentín González o a Pedro Álvarez con total impunidad.

la policía que se pasó décadas, décadas, torturando en Vía Laietana y que todavía hoy se siente orgullosa de esas torturas, a la policía que inventa pruebas contra independentistas y otros disidentes, a esa policía les tenemos asco y aversión, y lo que le deseamos tal y como corean las calles de mi país es que se vallan, se valla, se vallan, que se vallan y no vuelvan más, fuera las fuerzas de ocupación”.

COMPARTIR: