24 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las autoridades francesas han dado por controlado el fuego declarado sobre las 08.00 de esta mañana

Arde la Catedral de San Pedro y San Pablo en Nantes (Francia) y la Fiscalía cree que es provocado

San Pablo y San Pedro en Nantes (Francia).
San Pablo y San Pedro en Nantes (Francia).
Las autoridades francesas han dado por controlado el fuego declarado sobre las 08.00 de esta mañana en la catedral de San Pedro y San Pablo de la ciudad francesa de Nantes. Por otro lado, la Fiscalía de Nantes ha abierto una investigación por incendio intencionado tras detectar tres focos distintos en el fuego que ha afectado a la catedral de San Pedro y San Pablo de Nantes, un edificio del siglo XV.

Un espectacular incendio se ha declarado en la mañana de este sábado en la catedral de San Pedro y San Pablo (Saint-Pierre-et-Saint-Paul) en la ciudad francesa de Nantes. Otro de los grandes monumentos históricos de Europa, cuya construcción se prolongó entre el siglo XV y el siglo XIX, está siendo pasto de las llamas y recuerda al de abril de 2019 cuando la catedral de Notre Dame de París quedó envuelta por el fuego.

El incendio se ha declarado antes de las 08.30 horas de la mañana. Las primeras imágenes difundidas por la cadena de televisión BFMTV muestran una gran humareda saliendo de las vidrieras y entre las dos torres de esta catedral declarada edificio histórico en 1862.

Por el momento, se desconoce la magnitud del siniestro. Más de 6o bomberos han acudido a sofocar el fuego y han pedido a los habitantes de Nantes que eviten el sector de la catedral y que no obstruyan las labores de los equipos de socorro. Varias fuentes locales afirman que el órgano y parte de la estructura de la catedral de Nantes pudieran ser víctimas del incendio, todavía en curso.

La Saint-Pierre-et-Saint-Paul de Nantes es otro de los símbolos históricos de la gran arquitectura religiosa francesa y europea. Esta no es la primera vez que esta catedral se ve afectada por un incendio. El 28 de enero de 1972 sufrió importantes daños cayéndose el techo de la catedral gótica. Los servicios religiosos no se reanudaron hasta 1985, 13 años después del suceso.

COMPARTIR: