29 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Ana Peña, abogada de César Román, afirma que interpondrán un recurso de casación “contra la sentencia de apelación de 15 años de cárcel" del TSJM

La defensa del Rey del Cachopo se rebela ante el Supremo: “No se han leído el recurso”

Ana Isabel Peña y su defendido, César Román.
Ana Isabel Peña y su defendido, César Román.
El pasado marzo el Tribunal Superior de Justicia ratificaba la condena a quince años de cárcel del ‘Rey del Cachopo’. Tras solicitar una aclaración a esta sentencia, el órgano judicial ha seguido desestimando el recurso. La abogada Ana Isabel Peña ha explicado a elcierredigital.com interpondrá un “recurso de casación contra la sentencia de apelación y la resolución posterior”. Una rectificación que se hará ante el Supremo que demostraría que “no se molestaron en leer el escrito de recurso”.

La defensa de César Román continúa luchando por demostrar la presunta inocencia del ‘Rey del Cachopo’. Como ya informó elcierredigital.com, el pasado marzo el Tribunal Superior de Justicia de Madrid desestimó el recurso de apelación presentado por su abogada, Ana Isabel Peña, ratificando de este modo la condena a quince años de cárcel.

En relación a esto, se solicitó una aclaración de la sentencia emitida por el órgano judicial. Sin embargo, el resultado no ha sido favorable para Román, ya que la sentencia judicial certifica que no hay “lugar a la aclaración de la Sentencia del 8 de marzo por la que se desestima el recurso de apelación interpuesto”.

Ana Isabel Peña, abogada defensora del acusado de asesinar presuntamente a Heidi Paz, ha confirmado a elcierredigital.com que van a interponer “un recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra la sentencia de apelación y la resolución posterior aclaratoria” debido a uno de los puntos finales del acta, en el que se acuerda “llevar a cabo la corrección de tal sentencia suprimiendo la calificación (…) como de novedosa cuestión, en lo que afecta a la desautorización realizada por la defensa del laboratorio de la policía científica a la hora de llevar a cabo análisis de ADN mitocondrial”.

Según explica la abogada, el día de la vista ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid le dijeron que “intentaba introducir elementos nuevos que no estaban recogidos” debido a esta prueba de ADN, lo que llevó a que en la sentencia se expresase el término “cuestión sorpresiva”. Sin embargo, el órgano judicial rectifica y expresa en su escrito que “revisadas las actuaciones recibidas en este Tribunal Superior de la Audiencia Provincial, se localiza ese anexo que menciona la solicitud de aclaración entre los documentos comprendidos en un CD”.

Esta rectificación, según la letrada, demostraría que no leyeron el recurso y que “el asunto estaba prejuzgado”: “Ni tan siquiera se molestaron en leer el escrito de recurso como así mismo reconocen en su auto de fecha 31 de marzo de 2022, en respuesta al escrito de aclaración que presentamos” afirma Peña. Según ha explicado a este diario, esto supone una “vulneración de derechos fundamentales” y espera que, después de la casación, el Tribunal Supremo “sea coherente y anule las sentencias, revoque el juicio y vuelva a celebrarlo si quiere volver a celebrarlo”.

La abogada Ana Isabel Peña.

Además, la abogada expresa su descontento ante elcierredigital.com sobre el modo en el que se notificó la sentencia: “No nos notificaron a nosotros la sentencia del TSJM... a mí me lo notificó la prensa por la tarde, y a César cuatro días después”.

El proceso judicial

En junio de 2021 los tribunales fallaban contra el ‘Rey del Cachopo’: la sentencia condenaba a César Román a quince de años de prisión y a indemnizar a los hijos de la víctima -con 142.229 euros a cada uno- y a la madre -con 100.000 euros- por un delito de homicidio, con los agravantes de parentesco y género. El pasado 24 de febrero, el conocido como ‘Rey del Cachopo’ jugaba su última carta ante la justicia para intentar quedar absuelto de unas acusaciones que rechaza de pleno.

En un recurso sobre el que deliberaba el pasado mes de febrero el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), el empresario denunciaba haber sido víctima de "un juicio paralelo" desde que comenzó la instrucción, comparándose con el mediático caso de Dolores Vázquez. El fallo de la Audiencia Provincial de Madrid fue impugnado por la presunta vulneración de los derechos fundamentales de presunción de inocencia, igualdad de armas y derecho de defensa, entre otros.

La deliberación del TSJM, que estaba prevista para el pasado 14 de diciembre, se tuvo que aplazar a solicitud de la letrada de Román, Ana Isabel Peña, al no poder acudir a la vista por motivos de salud graves.

Los elementos de la defensa

En este juicio, Ana Peña, abogada del 'Rey del Cachopo', aportaba nueve querellas pendientes, por injurias y calumnias, en las que hay, según afirmaba, falsos testimonios: Contra Alejo Córdoba García, contra Celestino Martínez Rojas, contra Gloria Francis Bulnes Solorzano, contra Natividad Rodríguez Pascual, contra José Luis López Reyes, contra Raúl Inestroza Campos, contra Sara Lacorte Salcedo y contra los dos policías nacionales.

Asimismo, aportaba la copia del Auto número 457/2019, de fecha 27 de junio de 2019, de Sobreseimiento, dictado por el Juzgado de Instrucción número 4 de Navalcarnero, en las Diligencias Previas 656/2018, de las que se solicitaron ya copia testimoniada.

César Román, el 'Rey del Cachopo'.

Además, presentaba un recurso de revisión interpuesto en su día contra la resolución de inadmisión de Incidente de Nulidad del que se hizo mención en el recurso de apelación; así como la Resolución del mismo Juzgado 32 alegando que lo rechaza hasta en dos ocasiones por ser incompetente territorialmente, cosa “totalmente incierta” según explicaba la abogada de Román.

Aportaba, también, la Guía para el Uso Forense del ADN. Según la abogada, “se trata de un elemento fundamental para que la sala pueda comprobar, sobre la base de las alegaciones al informe de ADN y otros obrantes en la causa”, que se violan, en la opinión de la defensa de César Román, los Derechos Fundamentales del defendido.

En un comunicado difundido hace varios meses por la propia defensa de Román, se indicaba que se habrían denunciado más de 27 vulneraciones de derechos fundamentales acontecidas durante todo el proceso. Por ejemplo, en el citado recurso de apelación, se trataba el tema de las llaves de la nave donde se encontraron los restos cadavéricos de Heidi Paz.

“Todas estas vulneraciones de derechos fundamentales y cortapisas que sigue imponiendo la Sección 26 de la Audiencia Provincial no hacen más que dar indicativos a esta defensa sobre que nunca ha existido un proceso justo, ni desde el principio ni hasta que acabe; y los daños serán más graves que los que se le causó en su día a Dolores Vázquez, y esperemos que tras la reciente Sentencia del Tribunal Supremo sobre indemnizaciones de personas que han estado injustamente en prisión pueda al menos ser un ejemplo de lo que supone prejuzgar a una persona por caer mal o bien. Todo llega, y sin duda se restituirán los derechos de mi defendido”, concluía la letrada Ana Isabel Peña.

COMPARTIR: