27 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El hombre, de 81 años, falleció por asfixia en un garaje y no se descarta el robo como móvil del crimen

Una llamada anónima a la Cruz Roja podría esclarecer el caso del asesinato de un anciano en Santander

La comunicación se hizo desde una cabina en Vitoria. La Policía Nacional sigue buscando información para dar con esa señal. Los cuerpos de seguridad han emitido un comunicado, donde incluyen un audio con la llamada y la voz del sujeto

La llamada de un hombre a la Cruz Roja de Madrid desde una cabina en Vitoria (Álava), puede esclarecer la muerte por asesinato de un anciano en Santander en febrero de 2017. El crimen sigue sin resolverse y ha dejado varios interrogantes. La voz da señas exactas de la situación en la que se hallaba el cadáver.

Ángel Prieto Cobo, de 81 años, falleció por asfixia dentro de un garaje en el número 15B de la calle Beato de Liébana tras sufrir un asalto. Los autores del crimen abandonaron el cuerpo, que fue encontrado maniatado y amordazado, pero sin golpes. Por su parte, la pareja del fallecido también se encontraba maniatada, pero en el piso donde residían ambos, por lo que el móvil del crimen apunta a un robo. Una de las hipótesis que indica el suceso es que los atracadores sabían que Ángel tenía dinero y joyas guardadas.

La misteriosa llamada tiene acento vasco

‘’¿Tiene un bolígrafo a mano, que tengo que dar una información?’’, comienza la misteriosa voz con marcado acento vasco. ‘’Me he enterao de que una persona está en su casa y quiero dar sus señas para que vayan a sacarla (...) Yo no quiero llamar a la policía, quiero que llame usted (...)’’, dice la voz, que entra en detalle para explicar cómo llegar al garaje, al que se refiere como ‘Lonja’. El sujeto explica también que el anciano vivía con su mujer a unos 400 metros de allí, en la calle Alcázar de Toledo. La misteriosa voz concluye la llamada con ‘’tendrían que echar la puerta abajo (...) Ella no puede coger el teléfono (...)’’.

Fuentes de la Policía consultadas por este periódico han confirmado que siguen recabando información que pruebe la relación directa entre la llamada y el asesinato del anciano. Esta llamada anónima, año y medio después, sigue sin ser identificada. Desde Jefatura de Policía este medio ha podido saber que el caso está a cargo del Juzgado número 4 de Santander y que, por eso, esta llamada ha tardado tanto en salir a la luz.

La Policía Nacional ha difundido el audio por redes sociales y pide colaboración ciudadana para poder identificar al autor de los mensajes de voz realizados desde la cabina telefónica de Vitoria. Los investigadores han habilitado el teléfono 60977867 por si alguien puede aportar datos que ayuden a identificar la misteriosa voz.

COMPARTIR: