24 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El despacho Ospina Abogados llevó la defensa del agente señalado por vulneración de la intimidad, consiguiendo el sobreseimiento del caso

Agrede a su madre embarazada y denuncia a la policía por filtrar la noticia a la prensa

/ Juzgados de Toledo.
En agosto de 2020, en un municipio manchego, un hombre agredía a su madre embarazada y denunciaba a un agente de Policía por filtrar el suceso a la prensa. Tras ser defendido el policía por el bufete Ospina Abogados, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 1 decretó el sobreseimiento provisional y archivo de las actuaciones al no considerar acreditada la autoría de los hechos denunciados, e igualmente no estar razonada debidamente la perpetración del delito.

“Un hombre ha sido detenido en un municipio de Castilla-La Mancha por un presunto delito de violencia doméstica, tras agredir a su madre embarazada de 11 semanas y posteriormente agredir a tres policías locales -escupiendo a uno de ellos- que intervinieron en el lugar de los hechos después de recibir la llamada de la pareja de la mujer”, era parte de un artículo que recorrió la prensa regional tras un suceso ocurrido pasadas las 5:50 horas del domingo 30 de agosto del 2020, según rezaba una nota de prensa remitida por la Policía Local de la localidad manchega.

A pesar del tratamiento informativo del hecho y de la situación que debería cuando menos abochornar al detenido, este interpuso una denuncia contra el agente que supuestamente había remitido la nota de prensa, al considerar que se vulneraba su intimidad al desvelarse datos personales suyos y de su familia, así como la publicación de una foto de la puerta de la casa donde se produjo la intervención policial.

La defensa desmonta la denuncia

El agente denunciado puso el caso en manos del despacho de Madrid, Ospina Abogados, asumiendo la defensa el abogado penalista Juan Gonzalo Ospina.

En base a la denuncia contra su representado, el letrado presentó sus diligencias previas donde expuso que las acusaciones carecían de fundamento y constatando que la referida nota de prensa no contenía un solo dato personal: ni las iniciales de los intervenidos, ni dirección, ni otros datos que pudieran considerarse sensibles. Sobre la cuestionada imagen aclaró que se trataba de una foto de una puerta rota inidentificable, a no ser que fueses el propietario del domicilio o el causante de los desperfectos de la misma.

Beatriz Uriarte y Juan Gonzalo Ospina, de Ospina Abogados.

Además la defensa cuestionó el señalamiento hacia su cliente, ya que si bien no dudaban del envío de la nota de prensa por parte de la policía, el ordenador desde el que se envió carecía de clave y tenían acceso al mismo todos los agentes de la comisaría así como los responsables políticos, en este caso, el concejal de seguridad y el alcalde, quienes además supervisaban los envíos que se realizaban desde el departamento de comunicación.

Tras este argumentario que sustentó la defensa, solicitaron el archivo y sobreseimiento de la causa, así como la paralización de las declaraciones programadas para días posteriores, pidiendo dejar sin cargos a su representado.

Sobreseimiento y archivo de la causa

Ante las pruebas manifestadas por la defensa y el análisis de las actuaciones realizadas, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº1, sobre el que recayó la causa, decretó el sobreseimiento provisional y archivo de las actuaciones al no considerar acreditada la autoría de los hechos denunciados, e igualmente no estar razonada debidamente la perpetración del delito.

COMPARTIR: