05 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Le pide 25.000 euros o una rectificación por haberle llamado “energúmeno de extrema derecha” ante los medios

Errejón, señalado por injurias y calumnias por el vecino de la ‘célebre’ patada de Lavapiés

El Cierre Digital en Íñigo Errejón.
Íñigo Errejón.
El vecino al que Errejón habría, presuntamente, dado una patada en el barrio de Lavapiés el 2 de mayo de 2021 ha presentado una demanda de conciliación por presuntos delitos de calumnias e injurias. Estos vienen propiciados por unas declaraciones de Errejón ante los medios en las que le llama “energúmeno de extrema derecha” y afirma que la denuncia es “falsa”. El denunciante le pide rectificar y 25.000 euros por los daños causados.

El proceso judicial para Íñigo Errejón por la patada que presuntamente le dio a un vecino de Lavapiés el 2 de mayo de 2021 continúa. A pesar de que el pasado mes de septiembre el líder de Más País fue absuelto por la Audiencia Provincial de Madrid por falta de pruebas, la supuesta víctima ha presentado ahora una demanda de conciliación en los Juzgados de Madrid por unos presuntos delitos de calumnias e injurias.

Tras la resolución que declaraba absuelto a Errejón, el líder político apareció en el programa Todo es mentira, de Cuatro TV, dando su versión tras la sentencia judicial. En sus declaraciones, Errejón se refirió en reiteradas ocasiones al denunciante como “un señor de extrema derecha” que le puso “una denuncia falsa”. Sin embargo, en una de esas ocasiones, el líder de Más País utilizó las palabras “energúmeno de extrema derecha” para referirse a la supuesta víctima. Cuando aludía a él como alguien de “extrema derecha”, afirmaba que quedaba constancia en sus redes sociales.

Con respecto al calificativo de “energúmeno de extrema derecha” y a la alusión a una “denuncia falsa”, el denunciante ahora ha remitido a los juzgados un escrito por un presunto delito de calumnias e injurias.

Elcierredigital.com ha contactado con el denunciante de Errejón, que ha explicado que “a lo largo del juicio no se ha determinado si hay falsedad, sino que no se han podido comprobar los hechos. Por lo que en ningún momento hay denuncia falsa. Si hubiera sido así, el propio Errejón me habría denunciado por denuncia falsa”, manifiesta.

Acusaciones de ser de “extrema derecha” en un barrio de izquierdas

En referencia al calificativo de “energúmeno de extrema derecha”, en el escrito remitido al juzgado su abogado afirma que es un atentado grave “contra su honor y su propia imagen y más aún cuando la filiación completa e imagen” del denunciante “ha sido expuesta en numerosas ocasiones en distintos medios de comunicación”.

Para la supuesta víctima, vecino del madrileño barrio de Lavapiés de “toda la vida”, este calificativo puede “provocarle problemas”, ya que el barrio de Lavapiés tiene “una ideología más bien de izquierdas” y él es “una persona mayor de alto riesgo”.

Por todo ello, el denunciante pide ahora que “Íñigo Errejón rectifique” y que retire el calificativo de “energúmeno de extrema derecha” así como el tema de la “denuncia falsa”. Además, solicita una indemnización “de 25.000 euros por los daños sufridos”.

Errejón durante el juicio por la presunta patada.

“Es una cantidad muy superior a la que pedimos por la patada [7.500 euros], porque es ahora cuando se está haciendo verdadero daño”, explica el vecino de Lavapiés.

Por el momento, el Juzgado ha fijado la fecha para el acto de conciliación para el próximo 7 de marzo de 2023 a partir de las 9:30. El denunciante está obligado a presentarse pero Errejón, por el contrario, no tiene esa obligación. Sin embargo, de no hacerlo, el demandante podría acudir a juicio con el caso después de presentar una querella.

La versión de Errejón de los hechos

El pasado mes de septiembre, cuando Íñigo Errejón declaró ante los medios por su absolución, reiteró que la acusación era “falsa” y que muchos medios de comunicación se sumaron a “una noticia falsa”. También añadió que la justicia la había dado la razón hasta en dos ocasiones. “La Audiencia Provincial de Madrid dice que no hay nada, que es mentira”, declaraba.

“A mí un señor de extrema derecha me reconoce, me increpa, me insulta y me pone una denuncia falsa”, relataba Errejón sobre los hechos, haciendo hincapié en la posterior “campaña mediática” que sufrió y que hacía que “la absolución no lo reparase”. Afirmó, además, que tenía “la sospecha” de que alcanzó tal repercusión por ser él Íñigo Errejón.

“El problema no es que haya un energúmeno de extrema derecha que insulte. Mira, eso, por desgracia, a veces pasa. El problema es todos los que se han dedicado a amplificar y construir una inmensa mentira y machacarla todos los días durante todo un año”, se quejaba, afirmando que tenía “muchas ganas de pasar página”.

El reciente escrito por parte de su denunciante —en el que le pide 25.000 euros por calumnias e injurias— sin embargo, pone una nueva traba para “pasar página”.

COMPARTIR: