29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El asesinato de un joven en Fuenlabrada a causa de una disputa entre Trinitarios y Dominican Don’t Play alerta sobre la posesión de pistolas

El nuevo ‘modus operandi’ de las bandas latinas: Cambian machetes por armas de fuego

Bandas latinas.
Bandas latinas.
Dos tiroteos en los municipios madrileños de Fuenlabrada y Alcorcón sacaban de nuevo a escena a las bandas latinas. El suceso de Fuenlabrada, en el que murió un joven de 21 años, estaría aparentemente relacionado con las bandas de los Trinitarios y los Dominican Don’t Play. Aunque normalmente utilizan armas blancas en sus peleas, ahora alerta el empleo de armas de fuego. La policía está investigando este cambio.

El pasado fin de semana las bandas latinas volvieron a actuar en la noche madrileña. Dos tiroteos en los municipios de Fuenlabrada y Alcorcón que acabaron con dos muertos volvieron a poner el foco en estos grupos juveniles. De los dos altercados, sucedidos las madrugadas del lunes y del sábado, las primeras pesquisas solo han visto indicios de reyerta entre bandas en el de Fuenlabrada. Una situación que pone en alerta a las autoridades, ya que implicaría un cambio en el ‘modus operandi’ de las bandas latinas que la Policía ya está investigando.

Estos grupos formados por jóvenes y menores de edad suelen utilizar armas blancas como machetes, cuchillos, bolomachetes o puñales. Aunque su venta no está autorizada para los menores de edad, sus miembros las conseguían a través de los adultos de la banda o terceros. Sin embargo, los recientes sucesos de los municipios madrileños alertan sobre el uso de armas de fuego. Katia Núñez, una antropóloga experta en bandas latinas, declaró a Telemadrid que esto “no es lo normal”.

Las cantidades de dinero que mueven las bandas latinas —normalmente procedentes de la droga— no suelen ser muy grandes, por lo que los miembros tenían menos acceso a armas de fuego. Sí que era común, sin embargo, encontrarles con armas de fogueo o de airsoft.

Armas incautadas a las bandas latinas.

En algunas ocasiones, estas armas de fogueo podrían ser manipuladas para poder usar balas reales en ellas. En uno de los altercados sucedidos en junio en el barrio de Chueca, uno de los detenidos tenía una de estas armas modificadas dentro de su mochila. Era miembro de los Dominican Don’t Play (DDP).

El asesinato de Fuenlabrada, una nueva lucha entre Trinitarios y DDP

La última de las muertes a causa de un tiroteo ocurrió en la discoteca Caña Brava de Fuenlabrada el pasado lunes. Sailen, un joven de 21 años, fue el único fallecido, pero como consecuencia de los disparos —que pudieron ser un total de ocho— otras tres personas resultaron heridas.

La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, afirmó recientemente que Sailen “estaba en el punto de mira y sentenciado” por los miembros de una banda latina enemiga. Las primeras pesquisas indican que la lucha fue entre los Trinitarios —banda a la que pertenecía el cantante dominicano Rochy RD, que actuó aquella noche— y los Dominican Don’t Play. Sin embargo, el hermano del fallecido ha afirmado que Sailen no pertenecía a ninguna banda.

Estas dos bandas fueron las protagonistas de una pelea con la que acabaron las fiestas de Alcalá de Henares este pasado mes de agosto. La pelea comenzó con un robo por parte de los Trinitarios, que se lanzaron a golpear a dos jóvenes de los DDP. Pese a la brutalidad del suceso, no hubo ninguna muerte. Sí que resultaron heridos cuatro policías.

El tráfico de drogas: financiación de las bandas latinas

También el pasado mes de agosto la Policía Nacional detuvo a siete personas pertenecientes al denominado como ‘coro’ de los DDP en Alcobendas. Tres de ellos eran sus líderes. Fueron acusados de presuntos delitos contra la salud pública y participación en organización criminal.

La investigación se había iniciado el mes de mayo, cuando las autoridades detectaron varios puntos de venta de droga en Alcobendas. Una actividad gestionada por varios miembros de los DDP. Los policías no tardaron en descubrir la estructura financiera que utilizaban, basada en el tráfico a pequeña escala de estupefacientes en narcopisos. Se llegaron a clausurar hasta dos viviendas que se utilizaban como punto de venta y almacén.

Droga incautada al 'coro' de los DDP.

Otro de los aspectos que salió a la luz con la investigación fue la financiación de los DDP. Además de la droga, los menores de edad que eran captados y adoctrinados tenían la “obligación” de realizar una aportación monetaria como compromiso para con sus compañeros. Dichas aportaciones podían ser semanales o mensuales y podían destinarse a la organización de acontecimientos lúdicos, ayudar a otros DDP o a la compraventa de droga y armas.

La enemistad entre Trinitarios y DDP

Que los sucesos anteriormente relacionados tengan lugar en Madrid y estén ocasionados por los Trinitarios y los DDPs no es casualidad. La capital es uno de los principales focos de actuación de este tipo de bandas juveniles, donde se asientan los dos grupos mencionados. "El problema de las bandas latinas es que quieren sus territorios, por lo que si se acerca otra banda, no se lo van a consentir", confirmaba Alfredo Perdiguero, portavoz de Alternativa Sindical Policial, en una entrevista con elcierredigital.com.

Los Dominican Don´t Play, una de las bandas latinas más numerosas, actúan principalmente por los barrios de Tetuán y Carabanchel, aunque también se encuentran por algunas zonas de Villaverde.

La organización nació en Nueva York a mediados de los ochenta y en España no arraigó hasta el año 2004. Son conocidos por usar principalmente machetes y cuchillos como armas en sus enfrentamientos con bandas rivales. Es uno de los grupos más violentos y peligrosos, junto con los Trinitarios, los Latin King y los Ñetas. Su vestimenta suele llevar los colores azul y rojo de la bandera dominicana.

Por su parte, los Trinitarios se concentran en Usera y Villaverde y están presentes en España desde que en 2001 la organización emergiera en la prisión de Alcalá-Meco. Sus miembros son de diversas nacionalidades.

COMPARTIR: