12 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Guardia Civil detiene a 14 personas en una operación por contrabando de tabaco en Sevilla y Valencia

La Guardia Civil ha intervenido 19 toneladas de picadura de tabaco de contrabando en la denominada operación “CAMOTE”, desarrollada conjuntamente con la Agencia Tributaria. Han sido detenidas 14 personas y otras 6 están siendo investigadas

Los agentes que han llevado a cabo la operación "CAMOTE" desde noviembre del año pasado, han desmantelado la infraestructura de almacenamiento y distribución de una organización de contrabando de labores de tabaco, procediendo a la detención de 14 personas (11 varones y 3 mujeres) de nacionalidades española y cubana, de edades comprendidas entre los 28 y 58 años y a la investigación de otras 6 de nacionalidad española todas ellas y con edades comprendidas entre los 19 y 56 años.

La Guardia Civil practicó 9 registros en diversos domicilios y naves industriales de Sevilla y Valencia, en los que se han intervenido 19.000 kilogramos de labores de tabaco, además de máquinas para la manufacturación de productos del tabaco y maquinaria pesada para el secado de este. También se han incautado numerosos sacos con sustancias químicas para la elaboración del producto final. Tres de los detenidos trabajaban en una agencia de paquetería, que supuestamente estaría implicada en la organización criminal. Del mismo modo, se intervinieron 4 vehículos, 10.000 euros en efectivo, numerosa documentación relacionada con los delitos investigados, material informático y un arma detonadora.

Desde el Ministerio del Interior señalan que la organización contrabandista utilizaba sin ningún tipo de control sanitario productos químicos para mejorar el sabor y olor del tabaco. La red contrabandista introducía desde Letonia tabaco ilegal que, tras ser manipulado, era distribuido por el territorio nacional y Portugal, a través de empresas de paquetería o por venta directa.

Según la nota, los agentes comprobaron como la a empresa dedicada a las "labores de tabaco", fingían dedicarse a una actividad legal, como es la venta de hoja de tabaco, pero en realidad transformaban esta hoja para vender el producto resultante a diferentes puntos de la geografía nacional, con nombres de falso remitentes, para ocultar la identidad de los autores. De esta forma conseguían evadir los controles de las autoridades competentes sanitarias.

Esta intervención supone una de las mayores incautaciones de picadura de tabaco realizadas en España valorado en más de 1.300.000 de euros.

A los detenidos se les atribuye, delito de contrabando de tabaco, delito contra la hacienda pública, blanqueo de capitales, contra la salud pública, falsedad documental y organización criminal. Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgados de 1ª Instancia e Instrucción nº 5 de Molina de Segura (Murcia).

COMPARTIR: