25 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

También analizó el movimiento estudiantil de mayo del 68 y recibió el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en 2010

Muere Alain Touraine a los 97 años: Sociólogo francés y estudioso del trabajo obrero

Última hora Alain Touraine.
Alain Touraine.
Este viernes de madrugada ha fallecido el sociólogo francés Alain Touraine. Nacido en 1925, vivió la Segunda Guerra Mundial, el cambio en el trabajo obrero debido a la existencia de máquinas y las revueltas estudiantiles de mayo de 1968. Todo esto fue fundamental para sus posteriores estudios sociológicos, que iban desde Francia a América Latina. En 2010 recibió el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.

Alain Touraine, el reconocido sociólogo francés que analizó una sociedad marcada por los cambios políticos y sociales, ha fallecido este viernes a las 3:30 de la madrugada en París. Así lo ha confirmado su hija, la exministra francesa Marisol Touraine, a la agencia francesa AFP. Alain Touraine tenía 97 años.

Sus libros analizando diferentes aspectos sociales del mundo —como la evolución del trabajo obrero o las revueltas estudiantiles— marcaron el pensamiento de occidente del último siglo. Tanto que llegó a recibir en el año 2010 el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades junto al sociólogo polaco Zygmunt Bauman.

Touraine, la Segunda Guerra Mundial y las revueltas estudiantiles

Alain Touraine nació en la localidad francesa de Hermanville-sur-Mer en 1925. Aunque su familia era adinerada, la vida de Touraine quedó marcada por la Segunda Guerra Mundial —que estalló cuando solo tenía 14 años— y por el trabajo de minero que desarrolló una vez acabó esta.

Su labor como minero le sirvió para sentar la base de las reflexiones con las que comenzaría su trabajo sociológico: sobre el trabajo de los obreros. En los cincuenta ingresó precisamente en el Centro de Estudios Sociológicos de País y en los 60 se convirtió en director de Estudios en L’Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales de París, escuela a la que ha estado vinculado gran parte de su vida.

En 1955 Touraine publicó uno de sus trabajos más reconocidos: 'La evolución del trabajo obrero en las fábricas Renault'. En este, analizaba cómo cambiaba a raíz de la Revolución Industrial y el desarrollo de maquinaria, el trabajo de los obreros en las máquinas, que pasaban a ser supervisores del proceso.

Otro de los aspectos que marcó el pensamiento de Touraine fue el de las revueltas estudiantiles de mayo de 1968. Publicó sus pensamientos al respecto en el libro El movimiento de mayo o el comunismo utópico (1968). Según defendió a lo largo de su vida, el movimiento estudiantil se originó para protestar contra la manipulación de la sociedad programada. Los estudiantes, ansiosos por hablar y decidir, se manifestaban para poder tomar la palabra e intentar cambiar las reglas de la sociedad.

Estudios sobre América Latina y pensamientos sobre la pandemia

No obstante, sus pensamientos y estudios no se limitaron solo a la sociedad francesa. Al estar casado con la investigadora chilena Adriana Arenas Pizarro —fallecida en 1990—, Touraine también realizó varios estudios sobre la sociedad lationamericana, como Las sociedades dependientes. Ensayos sobre América Latina (1976) o La palabra y la sangre. Política y sociedad en América Latina (1988).

Marisol Touraine.

Junto a la investigadora chilena tuvo dos hijos: Philippe y Marisol. Esta última fue ministra de Asuntos Sociales y Salud durante la presidencia de François Hollande (del año 2012 al 2017).

Con estudios también sobre el feminismo y el ecologismo, Alain Touraine analizó múltiples movimientos sociales. En plena pandemia, tampoco pudo evitar analizar la situación vivida, comparándola con la Segunda Guerra Mundial que él vivió. Lo hizo en una entrevista para el diario El País, en la que dijo que la pandemia por la Covid-19 era como “estar en el vacío, reducidos a la nada. No hablamos, no debemos movernos, ni comprender”. “No tenemos armas, vamos con las manos desnudas, estamos encerrados solos y aislados, abandonados. No hay que estar en contacto y hay que encerrarse en casa. ¡Esto no es la guerra!”, clamaba.

Ahora, según ha comunicado su hija a la prensa francesa, Alain Touraine ha fallecido a los 97 años, dejando tras de sí toda una vida dedicada al estudio de la sociedad que queda plasmada para siempre en sus escritos.

COMPARTIR: