06 de diciembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Reivindican una negociación real que termine con la brecha salarial, la carencia de personal y las continuas agresiones

Los funcionarios de prisiones protestan en la cárcel de Urdangarin ante la dejación del Gobierno de Pedro Sánchez

Los Sindicatos Acaip, CCOO y UGT Prisiones, se manifiestan hoy, 29 de septiembre, desde las 7:30 horas junto a las puertas de la prisión de Brieva (Ávila) para exigir al actual Gobierno de Pedro Sánchez mejorar sus condiciones laborales por las numerosas agresiones que sufren, así como un aumento de los salarios

“Con motivo de la campaña de movilizaciones que los sindicatos de prisiones estamos llevando a cabo en el conjunto del territorio para, reivindicar una negociación real que termine con la brecha salarial, la carencia de personal y las continuas agresiones en Instituciones penitenciarias, hemos decidido trasladar nuestra campaña de movilizaciones a la prisión de Ávila. Donde junto con nuestros compañeros y compañeras vamos a concentrarnos en las puertas de acceso a la cárcel”, aseguran los sindicatos en un comunicado.

Desde los sindicatos denuncian que hasta ahora no se han tomado medidas para la resolución del conflicto y acusan al gobierno de “dinamitar” la solución al conflicto laboral. “El ministro del Interior Sr. Marlaska tiene la obligación y la responsabilidad de desbloquear el conflicto laboral, cumpliendo los compromisos adquiridos en sede parlamentaria con el personal penitenciario y con los sindicatos de prisiones”, exigen desde Acaip. De la misma manera, cargan contra Instituciones Penitenciarias por “retirar la propuesta de mejora salarial presentada el pasado martes 25 de septiembre, cuantificada con 122.646.399,67 millones de euros a 3 años.”

Debido a esta situación, los sindicatos continuarán con las protestas durante los próximos meses, habiendo convocado una huelga general en todos los centros penitenciarios que dependen del SGIP (Secretaría General de Instituciones Penitenciarias). Así, han convocado movilizaciones para los días 25 y 26 de octubre y para la segunda semana de noviembre.

La vida de Urdangarín en la prisión de Brieva

Iñaki Urdangarín lleva interno en el centro penitenciario de Brieva más de 100 días. Como ya informamos en El Cierre Digital, a pesar de los constantes rumores sobre la salud de Iñaki Urdangarín y la posibilidad de que sufra una preocupante depresión que le tiene sumido en un profundo decaimiento, las informaciones oficiales, confirman lo contrario. Aunque es cierto que su internamiento en un módulo en el que es el único preso ha minado su ánimo. Pero el marido de la infanta Cristina no tiene, por el momento, ningún cuadro médico de depresión. Los informes oficiales realizados tanto por la psicóloga, la pedagoga y la médico de la prisión de Brieva señalan que el estado de salud del ex duque de Palma está dentro de los parámetros adecuados.

Entre las actividades que realiza el marido de la infanta Cristina de Borbón dentro de la cárcel, destacan la práctica deportiva con aparatos de gimnasia instalados en su módulo. Así, dispone de una cinta para correr, una bicicleta estática y unas espalderas y además, para poder realizar su última afición deportiva, el running, se le permite acudir cada tarde en solitario al polideportivo que tiene la cárcel de Brieva. Para no coincidir con las cerca de 200 presas que cumplen condena en los diferentes módulos de mujeres, Iñaki Urdangarin se desplaza desde las 15:00 hasta las 16:30 solo en compañía de un funcionario. A esa hora, después de comer, es cuando todas las reclusas están en sus celdas descansando.

Otra de las aficiones de Iñaki Urdangarín es el cultivo de verduras y hortaliza en maceteros situados en el patio de recreo, donde cultiva tomates, pimientos y otro tipo de vegetales. Fuentes penitenciarias aseguran que el presidiario también está escribiendo un diario de sus vivencias en la cárcel y que fundamentalmente ve la televisión la mayor parte de su tiempo libre.

Urdangarín también se ha refugiado en la religión para sobrellevar su estancia en el centro penitenciario abulense, donde recibe los oficios religiosos del párroco de la prisión y de las monjas que acuden a prestar atenciones religiosas y de formación en talleres al resto de reclusas.

Su familia está siendo el mayor apoyo que está recibiendo en esta situación difícil para él. De este modo, todas las semanas le visitan, especialmente su mujer Cristina de Borbón. Desde que Iñaki Urdangarin entró en la prisión de Brieva al menos ha recibido una visita por semana. Otras personas de su entorno familiar también van a verle regularmente, como es el caso de su madre Claire Liebaert, sus dos hijos mayores -Juan Valentín y Pablo Nicolás-, sus hermanos Mikel, Clara, Laura y Ana y la de su sobrino Lucas Cui Urdangarin, de 28 años, hijo de su hermana Ana Urdangarin y Carles Gui, y muy unido a su tío. Todos por separado, para conseguir dar un apoyo continuado a Iñaki Urdangarin a la vez que pasar más desapercibidos.

COMPARTIR: