16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Manuel Alonso Ferrezuelo, abogado de uno de los acusados, explica a elcierredigital.com que el jurado popular "no encontró las pruebas suficientes"

Exculpados los dos acusados de tirotear a un hombre en un 'vuelco' de drogas en Usera

Dos acusados del asesinato de un ciudadano colombiano en el barrio de Usera en 2018 por un 'vuelco' de drogas han sido exculpados este miércoles por un Jurado Popular de la Audiencia Provincial de Madrid. Manuel Alonso Ferrezuelo, abogado del varón encausado, explica a elcierredigital.com que el jurado "no encontró las pruebas suficientes", por lo que el tribunal se acogió al principio 'in dubio pro reo' (en caso de duda se favorece al acusado) dejando libres a ambos.

Un hombre de nacionalidad ucraniana y una mujer de origen panameño, ambos acusados del asesinato de un ciudadano colombiano en el barrio de Usera en 2018, han sido exculpados este miércoles por un Jurado Popular de la Audiencia Provincial de Madrid. El veredicto final ha considerado "no culpables" a los supuestos ejecutores del tiroteo en el domicilio de la víctima tras mantener una discusión en el marco de un 'vuelco' de drogas.

Manuel Alonso Ferrezuelo, abogado del varón encausado, explica a elcierredigital.com que el jurado "no encontró las pruebas suficientes" para responsabilizar a ninguno de los acusados del delito. De esta manera, ante las dudas sobre la culpabilidad de estos y tras valorar las pruebas del juicio, el tribunal se acogió al principio 'in dubio pro reo' (en caso de duda se favorece al acusado) dejando libres a ambos. "Mi cliente llevaba en prisión un año y medio, desde junio de 2020, y este mismo miércoles salió en libertad", relata el abogado.

Los dos acusados, ahora exonerados, se enfrentaban a una pena de 20 años de cárcel por un delito de asesinato. Al hombre se le acusaba también de un delito de tenencia ilícita de armas, por el que se pedían otros dos años más de prisión. En el juicio de este miércoles, el acusado negó cualquier vinculación con el crimen, con la víctima y con un 'vuelco' de droga. En cambio, la mujer manifestó que ese día se encontraba con él para robar la droga a la víctima y que portaba una pistola sin que ella tuviera conocimiento, atribuyéndole el asesinato.

"A ella la cogieron al poco de ocurrir los hechos y a mi cliente más de un año después, porque ella le acusó. Pudimos acreditar que la Policía había ido a verla a prisión y que le habían ofrecido que si declaraba que había sido mi cliente, podría tener beneficios de cara a su condena o libertad provisional", comenta Alonso Ferrezuelo. Además, la defensa del acusado ha explicado que al año de la investigación policial se atribuyó a su cliente la autoría de los disparos al ser el usuario del teléfono que llevaba el tirador: "La Policía no había revisado las personas a las que llamaba habitualmente el usuario de ese móvil, sin poder confirmar que fuera de mi cliente y aprovechamos ese detalle para el juicio", relata el abogado.

En su escrito, el fiscal recogía que, sobre las 16:15 horas del 3 de septiembre de 2018, la pareja acudió al domicilio que la víctima tenía en Usera donde, tras producirse una discusión entre los dos hombres, el acusado "con intención de causarle la muerte" y de forma "sorpresiva" sacó una pistola y mientras la mujer agarraba a la víctima, le disparó en dos ocasiones a la altura del abdomen.

A consecuencia de los disparos, la víctima sufrió shock hipovolémico con fallo multiorgánico por herida abdominal con arma de fuego, con afección intestinal renal y retroperitoneal, que finalmente le causó la muerte. En concepto de responsabilidad civil, la Fiscalía reclamaba a los acusados 50.000 euros para la madre del fallecido y otros 20.000 para su hermana por los daños morales causados a raíz del asesinato.

COMPARTIR: