28 de marzo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Agentes de la Guardia Civil arrestaron el pasado miércoles a tres miembros del grupo, incluida la matriarca Consuelo Jiménez

El largo historial del clan de 'Los Chorizos', los narcos sevillanos detenidos y de nuevo a la cárcel

Algunos integrantes del clan de 'Los Chorizos'
Algunos integrantes del clan de 'Los Chorizos'
Las autoridades han vuelto a destapar las actividades del clan de 'Los Chorizos' en la localidad sevillana de Estepa. La Guardia Civil ha detenido a tres miembros del grupo, incluida la matriarca Consuelo Jiménez, por delitos de tráfico de drogas. Este clan familiar fue expulsado por los vecinos en 2014, debido a las denuncias por sus continuos robos en las viviendas del pueblo. En 2019, ocho miembros del clan fueron juzgados por tráfico de drogas pero llegaron a un acuerdo y fueron absueltos.

La Guardia Civil ha asestado un nuevo golpe al conocido como clan de “Los Chorizos” en la localidad sevillana de Estepa, centro neurálgico de este grupo dedicado al tráfico de drogas.  En la operación llevada a cabo el pasado miércoles 19 de febrero, los agentes del Instituto Armado han arrestado a tres miembros de este grupo organizado, entre los que se encuentran la matriarca Consuelo Jiménez de 53 años.

La Guardia Civil ha informado en un comunicado que el objetivo era desarticular un punto de venta de droga en Estepa situado en una zona de viviendas ilegales y que estaba causando gran alarma social entre los vecinos del pueblo. Además de la matriarca, los otros dos detenidos son A.M.P.F., de 49 años, y C.N.J., de 21 años. La Guardia Civil le imputa a los tres delitos de tráfico de drogas, y de receptación y defraudación de fluido eléctrico a dos de ellos.

viviendas-ilegales-estepa-guardia-civil

Viviendas ilegales en la Estepa donde la Guardia Civil llevó a cabo la operación

En la intervención los agentes se incautaron de cocaína, heroína y marihuana, así como útiles para el pesaje y dosificación de estas sustancias. También se descubrió una carabina de aire comprimido y dos vehículos robados. Para llevar a cabo esta operación antidroga los agentes realizaron un gran despliegue de medios humanos y materiales, así como de unidades caninas especialistas en drogas y dinero.

La investigación del Instituto Armado comenzó en el mes de noviembre de 2019, cuando, en colaboración con la Policía Local del municipio y ante el incremento de aprehensiones de sustancias estupefacientes en la zona, establecieron un servicio especial para encontrar y desarticular el foco del cual provenían dichas sustancias. Varios meses después consiguieron fijar un conjunto de viviendas de construcción ilegal, como foco de la distribución de la droga.

Último juicio al clan

La última vez que el clan de 'Los Chorizos' se enfrentó a la justicia fue en mayo de 2019. Ocho miembros del clan, entre ellos Consuelo Jiménez, se sentaron en el banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional de Sevilla por otro asunto de drogas. Se les imputaban delitos de tráfico de sustancias estupefacientes gravemente dañosas para la salud. En esa ocasión las defensas y la Fiscalía llegaron a un acuerdo que permitió a todos los encausados quedar en libertad debido a que las penas de cárcel no superaban los dos años.

El caso juzgado surgió de las quejas que hubo en Estepa después de que el clan de regresase a la localidad tras los incidentes de 2014, cuando varios vecinos llegaron a quemar las casas donde vivían algunos miembros de esta familia, aunque luego fueron rehabilitadas por la Junta. Por aquel entonces, los vecinos de la localidad sevillana denunciaban continuos robos en sus viviendas por parte del clan, que acabó desterrado.

Con su vuelta a Estepa, los vecinos acudieron también al Defensor del Pueblo Andaluz porque temían que el barrio se convirtiese de nuevo en escenario del tráfico y consumo de droga. Varios guardias civiles de Estepa y del muncipio de Osuna empezaron entonces a vigilar el inmueble de la matriarca y los de sus hijos.

Así, en febrero de 2017 advirtieron de “un trasiego abundante de consumidores de estupefacientes” y “una venta constante” de esas sustancias en la puerta de las tres viviendas. La matriarca del clan ingresó en prisión provisional el 16 de marzo de 2017, aunque fue puesta en libertad un mes después. 

Ahora, tras este nuevo golpe de la Guardia Civil al conocido clan, la matriarca Consuelo y varios de sus miembros tendrán que ajustar cuentas con la justicia otra vez. 

COMPARTIR: