01 de agosto de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE OVIEDO DECIDIÓ dar carpetazo A LA MUERTE DEL JOVEN DISCAPACITADO INTELECTUAL TRAS SER REDUCIDO POR VARIOS GUARDAS JURADOS

Caso Eleazar García: La familia presenta un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional

Eleazar García.
Eleazar García.
La familia del joven discapacitado Eleazar García sigue con su lucha por demostrar que falleció a causa de los golpes propinados por unos guardias de seguridad en el Estadio de "El Molinón", en Gijón. Tras el sobreseimiento del caso por parte de la Audiencia Provincial de Oviedo, la familia ha elevado un recurso de amparo al Tribunal Constitucional.

La familia de Eleazar García no cesa en su lucha después de que la Audiencia Provincial de Oviedo decidiera el sobreseimiento de la causa por homicidio imprudente contra cuatro policías locales y ocho guardas de seguridad de Prosegur, después de que la jueza instructora decretase la apertura de juicio oral contra ellos, acusados de homicidio imprudente contra el joven Eleazar.

A través de un auto los magistrados de la Sección Octava revocaban el pasado abril la resolución de la jueza de instrucción 2 de Gijón, que había acordado la apertura de juicio contra los agentes y los vigilantes a los que imputaba delitos de homicidio imprudente, detención ilegal, contra la integridad moral y delito leve de lesiones en su calidad de autores o a título de comisión por omisión. 

No conformes con esta decisión, la familia de Eleazar ha elevado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitución. Diego, el tío del joven, explicaba hace unas semanas en elcierredigital.com que se veían obligados a tomar esta decisión porque "no es normal es que se quede sobreseído. No queremos tener la razón, lo que queremos es que se juzgue, que llegue a sala y que allí se den o se quiten razones". 

Por ello, han presentado un recurso de amparo en el que solicitan que se reconozca la vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva, en su vertiente del derecho de acceso a la Jurisdicción. Asimismo, piden que se reconozca la vulneración del derecho a un proceso con todas las garantías en relación al derecho a un juez ordinario predeterminado por la ley e imparcial, que  se declare la nulidad del Auto de 17 de Marzo de 2021 dictado por la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Gijón y que se ordene dictar una nueva resolución "donde se subsanen las vulneraciones constitucionales invocadas", tal y como se puede leer en el escrito presentado ante el Tribunal Constitucional. 

En este sentido, Diego explica que "la jueza García Iglesias hizo un trabajo de instrucción intachable. No se le puede poner un pero. Ella misma ha asegurado que recibió presiones. No se puede decir, como la sentencia de la Audiencia, que ha sido una muerte natural. Si un chico joven y sano se ve sometido a estas circunstancias lo normal es que acabe así. No se pueden segregar los hechos del final. La fuerza desmedida ejercida por esas ocho personas llevaron a su muerte", añadía en declaraciones a elcierredigital.com. 

Eleazar, a la izquierda de la fotografía, junto con su familia. 

Para el letrado de la familia, tal y como se recoge en el recurso de amparo al que ha tenido acceso este medio, "indudablemente, se ha ocasionado la indefensión de mis representados, al privárseles de toda posibilidad de acceder a la jurisdicción, en tanto en cuanto, es en el plenario donde debe sustanciarse, y delimitarse la existencia o no del nexo causal entre la acción de los vigilantes de seguridad y la inacción de los Policías Locales, con el desenlace final, el fallecimiento de mi patrocinado. Sin que resulte necesario extendernos más en la concurrencia de este requisito de indefensión que, entendemos, resulta meridianamente clara".

Y prosigue, "es necesario ante esta grave y desgarradora situación, se delimite y se dirima en Juicio Oral, el efecto degradante y vejatorio de la forma en que se produjo la detención –al poder ocasionar a Eleazar sentimientos de temor, de angustia y de inferioridad quebrando su resistencia física y moral-, y es necesario enjuiciar esa falta de proporcionalidad en la actuación de los vigilantes de seguridad". 

El caso de Eleazar 

Eleazar no padecía ninguna patología física aunque estaba aquejado de una discapacidad intelectual del 75 por ciento, algo que se apreciaba a simple vista. El joven se alejó de la compañía de su padre y salió del estadio. Luego intentó volver pero no llevaba la entrada, lo intentó por las puertas 12 y 13 y luego por la 15 "exponiendo balbuceante, su intención de acceder al estadio, en tanto en cuanto quería volver junto a su padre", según relata la acusación particular.

En aquella puerta fue interceptado por un vigilante y luego inmovilizado por otros tres más. A continuación, otros cuatro lo pusieron boca abajo en el suelo con las manos en la espalda, y "le golpearon reiteradamente, causándole innumerables contusiones y eritemas, erosiones en ambas muñecas, erosiones profundas en ambas rodillas, contusiones en ambos pómulos, erosiones en cara interna de pirámide nasal, en ambos brazos y pierna, en región lateral del cuello y en cara superior del tórax a la altura de la clavícula", según la acusación, que presentó los testimonios de dos personas que lo vieron en directo.

Más tarde, los vigilantes llamaron a la policía, personándose cuatro agentes de Policía Local "quienes, actuando de una manera pasiva y con dejación de funciones, delegaron en los vigilantes de seguridad la reducción, engrilletado y su introducción en el vehículo oficial".

Eleazar fue trasladado al centro de Salud Parque-Somio, donde "nuevamente fue inmovilizado, en espera de que pudiera ser atendido por el doctor de guardia", prosigue la acusación. Fue entonces cuando "al  incorporarlo para ser conducido a la consulta el Sr. García perdió el conocimiento, comenzando a convulsionar entrando en parada cardiopulmonar, certificando situación de exitus el SAMUR a las 22.08 horas".

COMPARTIR: