15 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los equipos contenían incluso entrevistas realizadas en el estadio Wanda Metropolitano el día de la final de la Champions

Detenidos en Tarifa cuatro ladrones de cámaras profesionales de televisión y fotografía que las llevaban a Marruecos

Los detenidos por este asunto.
Los detenidos por este asunto.
La Guardia Civil de Tarifa (Cádiz) los ha interceptado cuando se dirigían a Marruecos con material que habían robado en Madrid y Galicia. Se está tratando de localizar a los propietarios del material. Algunas cámaras contienen entrevistas grabadas en la final de la Champions, que se disputó el pasado sábado en el estadio Wanda Metropolitano. Muchos de estos equipos cuestan 30.000 y 40.000 euros.

Agentes de la Guardia Civil de Tarifa (Cádiz) han detenido a cuatro presuntos integrantes de una banda que se dedicaba a robar equipos y cámaras profesionales de televisión y fotografía, poco antes de que intentaran llegar con ellos a Marruecos para venderlos allí, donde, al parecer, existe un importante tráfico de este tipo de material y es fácil obtener dinero rápido.

Los agentes están comprobando a qué profesionales pertenece el material decomisado, labor que en algunos casos resulta sencillo, puesto que algunas cámaras contienen entrevistas grabadas en la final de la Champions, que se disputó el pasado sábado en el estadio Wanda Metropolitano.

Los cuatro presuntos ladrones, todos ellos de nacionalidad marroquí, fueron detenidos cuando se desplazaban a bordo de dos autobuses interurbanos de Tarifa. Los agentes los pararon porque sospecharon de los bultos que llevaban y comprobaron sus equipajes, pese a la negativa de los supuestos delincuentes.

Fotógrafos de prensa en el estadio del Atlético de Madrid.

Todo el material decomisado fue trasladado a la casa cuartel de la Guardia Civil de Tarifa. Fuentes de la investigación afirman que los equipos también procedían de Galicia, aparte de Madrid, entre otros lugares. Así al menos lo arrojan las grabaciones que contienen.

Los agentes piensan que podrán devolver todo el material decomisado en los próximos días, siempre y cuando se lo autorice el Juzgado y una vez que hayan sido peritados y valorados. Muchos de estos equipos cuestan 30.000 y 40.000 euros. En Marruecos tienen una gran salida, según fuentes de la investigación.

Los detenidos como mínimo pueden ser imputados de un delito de receptación (compra de material robado a sabiendas). La Policía Nacional había abierto una investigación para detener a los autores de estos robos, que se vienen repitiendo en la capital y los alrededores desde hace meses. La forma de actuar de esta banda y de otras existentes es siempre muy similar. Acuden a eventos en los que están citados reporteros gráficos y a veces incluso se acreditan como periodistas para pasar inadvertidos. Así, aprovechan un descuido para sustraer los equipos fotográficos y las cámaras. 

COMPARTIR: