18 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las masacres alcanzan ya al 30 por ciento en municipios colombianos, recientemente han sido tres los jóvenes asesinados en una cancha de baloncesto

Se agudiza la guerra de sicarios en Colombia: Cuarto asesinato múltiple en lo que va de año

Barrio 'El Recuerdo'.
Barrio 'El Recuerdo'.
Es la cuarta masacre en lo que llevamos de 2021 en Colombia, aunque la versión oficial que han aportado las autoridades apunta a que se trataba de un simple ajuste de cuentas, algo que contradice a la versión de la organización no gubernamental INDEPAZ que alerta sobre el aumento significativo de asesinatos múltilples por encargo. Las masacres alcanzan ya al 30 por cien en municipios colombianos. Ahora, han sido tres los jóvenes asesinados en una cancha de baloncesto en la Ciudad de Popayán.

En esta última acción, los tres jóvenes fueron asesinados en una cancha de fútbol a manos de unos sicarios, en el barrio 'El Recuerdo', en la Ciudad de Popayán (Colombia). A uno de los jóvenes se le trasladó al hospital todavía con vida, pero falleció al poco tiempo debido a las heridas que le habían provocado las balas.

Sicario colombiano.

La organización de Derechos Humanos que lleva la cuenta de estas masacres repetitivas en el país es el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (INDEPAZ), y confirman que se trata la cuarta vez que ocurre un acto de este calibre en lo que llevamos de año. Esta organización no gubernamental hace hincapié en que se trata de la cuarta masacre ocurrida en 2021, y pide actuaciones al respecto por parte de los cargos policiales.

Situación actual

Camilo González, presidente de la organización, reclama que las masacres continuadas en una misma zona, sean foco de atención y que, al tratarse de situaciones que se repiten y de las que, por consiguiente, existen antecedentes, el Gobierno debería ponerse en alerta para defender a los ciudadanos.

González pide que se encuentre una solución que se desmarque de ofrecer ciertas recompensas en el marco político, y centren los esfuerzos en crear un Consejo de Seguridad, que tanto se necesita. Además, pone en el foco informativo que el dinero que se ofrece nunca se entrega, dado que el problema no se resuelve nunca, y que simplemente es utilizado para anuncios posteriores. Y así sucesivamente.

Una petición que ven factible de cara a la situación electoral actual del país, poner en marcha un operativo policial como forma de medida preventiva para la ciudadanía, dado que las circunstancias podrían aumentar el nivel de violencia armada a lo largo del territorio.

Durante todo el 2020 se han identificado 89 masacres de esta índole en las que perdieron la vida un total de 370 personas en 62 municipios diferentes, lo que incide drásticamente en que la cifra con la que se perpetúa el índice de violencia y la existencia de grupos armados en Colombia, se produce en aproximadamente un 30% de los municipios del país.

De esas 370 personas asesinadas durante el año 2020, 309 fueron líderes sociales, a los que se les suma 9 líderes y defensores de los Derechos Humanos en lo que llevamos de 2021.

Entidades que condenan las masacres

Tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) señalan que parte de responsabilidad la tiene el propio Estado colombiano por la dejadez mostrada a la hora de tratar la situación.

Denuncian públicamente que no se ha valorado realmente la importancia de estos actos, y se pide de inmediato que se tomen las medidas oportunas para garantizar la tranquilidad en la ciudadanía.

Colombia es un país en el que muchas personas son víctimas de la violencia que asola el territorio, y no solo los que perdieron la vida, sino también los que se quedan, que además permanecen indefensos después del acto.

Además de haber tenido lugar tres masacres de otros desmovilizados, en lo que llevamos de mes han asesinado a tres líderes sociales en La Apartada Córdoba, en Yondó y en Argelia Cauca.

Los ciudadanos piden que el Gobierno escuche la alarma social que esto supone, y que se tomen las medidas necesarias para acabar con el turbio panorama que presentan los actos violentos de los grupos armados.

COMPARTIR: