23 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La mujer de origen rumano fue puesta en libertad tras un fallo informático de los ordenadores en los juzgados

Un juzgado de Palma de Mallorca libera por error a una supuesta homicida y secuestradora

El edificio de los Juzgados de Avenida  Alemania en Palma.
El edificio de los Juzgados de Avenida Alemania en Palma.
El juez de guardia que se encargaba del caso de una supuesta secuestradora y homicida ha dejado en libertad a la mujer después de que un error informático no mostrara que la mujer estaba registrada en la Orden Europea de Detención.

Una mujer fugitiva de la Justicia, que fue condenada en Rumanía por secuestro y homicidio, ha sido puesta en libertad desde los juzgados de la Vía Alemania de Palma de Mallorca, debido a un error informático.

La Audiencia Nacional había emitido una orden de búsqueda y detención, pero  debido a que la Orden Europea de Detención no se encontraba registrada en la base de datos consultada por el juez de guardia que se encargó del caso tras la detención, la mujer quedó en libertad a las pocas horas.

Los juzgados de Palma de Mallorca.

La mujer de 40 años, fue arrestada el jueves 28 de noviembre. Cuando los agentes de la Unidad de Crimen Organizado y Delincuencia Internacional de la Policía Nacional comprobó que la mujer estaba residiendo en Palma, comenzó una investigación que acabó con su localización y detención  en el Paseo Marítimo de Palma. Para posteriormente, ordenar su pase a disposición judicial, dónde surgió la confusión.

La mujer debía ser extraditada a Rumanía, donde está condenada a cumplir 17 años de prisión, pero debido a que su orden de búsqueda y captura no se localizó en la base de datos de los juzgados, fue puesta en libertad, según han informado fuentes cercanas al caso.

Tal como ha adelantado en su edición impresa de este jueves el diario 'Ultima Hora', al juez del turno de guardia no le constaba la Euroorden de detención en el registro del juzgado y tras consultarlo con el juzgado de guardia de la Audiencia Nacional, y no esclarecer el asunto, decidió ordenar su libertad.

COMPARTIR: