15 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Precios muy bajos para viviendas de ensueño, pagos previos para reservar y falsos intermediarios son métodos que utilizan para llevar a cabo sus timos

Así funcionan las estafas online de alquiler de viviendas: estancias vacacionales inexistentes que llevan al engaño

Las estafas de alquiler de viviendas pueden ser más habituales en verano
Las estafas de alquiler de viviendas pueden ser más habituales en verano
Cada vez son más frecuentes las estafas a través de páginas web de alquiler de vivienda. Ofrecen inmuebles a precios sospechosamente bajos y con unas características atractivas para los usuarios, piden señales y hacen uso de falsos intermediarios para dar confianza al cliente. Los portales online donde se ofertan tienen mecanismos para filtrar posibles anuncios fraudulentos, pero no pueden evitar que estos timos se reproduzcan en sus páginas web.

Internet y las nuevas plataformas y páginas web han hecho más accesible el mercado del alquiler en España. Tanto en pisos residenciales como turísticos, los propietarios y los clientes pueden ponerse en contacto entre sí y formalizar un acuerdo de arrendamiento a través de portales web que facilitan el intercambio.

Pero, no es oro todo lo que reluce y no todas las ofertas del piso de tus sueños son reales. Del mismo modo que las nuevas tecnologías favorecen este negocio, también lo hacen más vulnerable a las estafas por parte de particulares u organizaciones dedicadas específicamente a este tipo de timos.

En este sentido, el verano es una de las épocas del año en las que más pueden proliferar los timos online por el aumento de la demanda en alquileres de inmuebles para pasar las vacaciones en zonas turísticas.

La estafa suele comenzar con una publicación de un alquiler a precios sospechosamente bajos en una de las páginas web de viviendas. Al contactar a través de la plataforma el propietario envía más fotos e indica que es necesario abonar una cantidad económica en concepto de señal para reservar la casa, llegando incluso a pedir uno o dos meses de adelanto en algunas ocasiones.

Aunque no siempre es así, es normal que los timadores ofrezcan un número de teléfono que suele estar desconectado y prefieran comunicarse a través de correo electrónico. Las victimas realizan los pagos previos que le exigen los estafadores, a través de enlaces a páginas web que parecen ser oficiales y al llegar a la vivienda para conocerla se encuentran con que el piso no está en alquiler, es una oficina o incluso no existe.

Javier, un afectado al que intentaron estafar recientemente, comenta a elcierredigital.com que estaba mirando una finca rústica para para pasar las vacaciones en Pola de Allande, un pueblo situado en Asturias, cuando se dio cuenta del engaño.

finca-estafa-alquiler_1

El anuncio oferta una falsa casa rural en Pola de Allande, Asturias

El supuesto propietario le pedía una señal de unos 200 euros para fijar el trato de alquiler, un pago que a Javier le hizo y dudar de la fiabilidad del anuncio. Sus sospechas se hicieron realidad cuando descubrió que la casa ni si quiera era de Asturias. “Me fijé en una casa y me puse en contacto con el propietario a través de Fotocasa. Luego buscando un poco en internet vi que la misma imagen de la casa pertenecía a una casa rural de Girona”, denuncia.

Tras una serie de mensajes a través de correo electrónico, WhatssApp e incluso llamadas con el falso propietario, que hablaba con total normalidad de las cualidades del inmueble, Javier se puso en contacto con el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil y le confirmaron que su caso se trataba de una estafa.

finca-les-preses-estafa-alquiler

La verdadera finca se encuentra en Girona

Es habitual encontrar anuncios fraudulentos en páginas como Fotocasa, Airbnb, Idealista, Vibbo, Milanuncios u otro tipo de plataformas que ofrecen estos servicios y a los que les supone una gran dificultad detectar todos los timos.

Fotocasa, por ejemplo, retira los anuncios que no cumplen algunos requisitos. El principal es un código que se manda al teléfono del anunciante y que este debe poner en el anuncio para garantizar que el número de teléfono es correcto. Si el propietario no lo hace y no verifica su teléfono, la web descarta el anuncio. Se trata de un sistema similar al de Idealista.

Además de este mecanismo, también se hacen cargo de todas las denuncias de usuarios que reciben sobre falsos anunciantes. Pero el problema es que no disponen de un sistema de control previo para evitar que redes organizadas publiquen ofertas en sus propias webs, pues cuentan con infraestructuras y recursos necesarios para crear nuevas cuentas de correo y líneas telefónicas y así continuar su actividad.

Cómo evitar las estafas

Que no se publiquen anuncios de alquiler de pisos fraudulentos es imposible de evitar actualmente, pero los usuarios sí pueden seguir una serie de pautas a tener en cuenta cuando vayan a realizar una operación de estas características.

De hecho, el instituto de ciberseguridad de España publicó algunos de los puntos en los que debemos fijarnos antes de realizar un pago. El principal es ver si los precios son sospechosamente bajos, comparando los precios de otras viviendas en la misma zona.

Si se repiten las fotos en otros anuncios, las imágenes tienen marcas de agua o presentan una altísima calidad, es posible que se trate también de una estafa. De la misma manera, si el propietario vive en el extranjero y “no puede enseñarte la casa”, es motivo para desconfiar del propietario.

Los portales de alquiler de viviendas no suelen emplear intermediarios para llevar a cabo la transacción, por lo que si el propietario utiliza un intermediario para mostrar el piso, asegurando que pertenece a la empresa de ofertas de alquiler, puede tratarse de un timo.

Si el propietario tiene prisa por cerrar el trato es un factor para encender las alarmas, así como si no hablan español o tienen mala redacción y ortografía.

Por último, un factor clave es si el anunciante solicita que se le haga entrega de pagos previos o señales para reservar el inmueble en las fechas deseadas, especialmente si es a través de servicios anónimos como MoneyGram o Western Union.

COMPARTIR: