05 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La joven incluso llegó a quedarse embarazada y fue obligada a abortar cuando tenía 22 años

Condenado a trece años el hombre que agredió sexualmente durante seis años a su hija africana adoptada

Las agresiones sexuales son violencia.
Las agresiones sexuales son violencia.
La sección segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a 13 años y ocho meses de prisión a un hombre por un delito continuado de agresión sexual a su hija adoptiva durante seis años, entre 2010 y 2016. La joven tiene ahora 27 años y los abusos comenzaron cuando cumplió 17 años.

La sentencia, publicada este lunes, también impone al condenado una indemnización de 18.000 euros para la víctima, inhabilitación absoluta, libertad vigilada de ocho años una vez haya cumplido su pena de prisión y la imposibilidad de acercarse a menos de 500 metros de la víctima durante 20 años.

El hombre aprovechaba su posición de ascendencia sobre la joven para mantener las relaciones no consentidas con ella y cuando trataba de impedirlo, utilizaba la violencia física con bofetadas o arrastrándola por el suelo, o la amenazaba con devolverla a su país de origen, ya que nació en África.

Sede de la Audiencia Provincial de Las Palmas.

La víctima, que en la actualidad tiene 26 años, llegó del cotinente africano a la isla con 17 años y fue "entregada" por la madre al condenado y su esposa porque tenía muchos hijos, y las relaciones sexuales se iniciaron a los pocos días de iniciar la convivencia. Incluso, quedó embarazada a los 22 años y se vio obligada a abortar, y le contó su experiencia a su madre, que no la creyó, y a un tío materno que vive en Londres.

Contra la sentencia cabe interponer recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

COMPARTIR: