19 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Durante los registros los agentes de la UCO hallaron matrículas de Embajadas como las de Polonia, Rumanía y Jordania

La Guardia Civil detiene a un ciudadano búlgaro que robaba vehículos a los que ponía matrículas diplomáticas falsas

El ciudadano búlgaro detenido por los UCO de la Guardia Civil
El ciudadano búlgaro detenido por los UCO de la Guardia Civil / Guardia Civil
El hombre, que actuaba como un ‘’lobo solitario’’, llegó desde Bulgaria con la intención de hacer su propia "campaña" de robo de coches. Para evitar controles policiales usaba matrículas del Cuerpo Diplomático de distintos países

La Guardia Civil, dentro del marco ‘Operación DIPLO’, llevada a cabo por el Grupo de Delincuencia Organizada del Automóvil de la Unidad Central Operativa (UCO), hizo oficial el martes la detención de un ciudadano búlgaro que se dedicaba al robo de vehículos por encargo. El individuo utilizaba para estos robos un coche con una matrícula falsa del Cuerpo Diplomático de la Embajada de Polonia.

Durante los registros, los agentes encontraron en su domicilio varias placas de matrícula de las embajadas de Rumanía y Jordania, más de veinte llaves ‘’vírgenes de vehículos’’, varias placas de matrículas españolas y europeas de carácter falso, dispositivos electrónicos que utilizaba para poner en marcha los vehículos y múltiples utensilios con los que manipulaba los números de bastidor. La tecnología hallada era de última generación y de gran valor económico, propia de profesionales del sector automovilístico.

La investigación del sujeto comenzó cuando detectaron un vehículo que portaba placas de matrícula de la Embajada de Polonia con indicios de ser falsas. Tras realizar las gestiones pertinentes con el diplomacia polaca, se constató que el vehículo original estaba en Polonia y que el investigado pudo sustraerlo y utilizarlo con fines delictivos, algo que podría afectar a esta representación diplomática.

Los investigadores se pusieron manos a la obra para realizar una estrecha vigilancia al vehículo hasta que al final confirmaron que era robado y que estaba siendo utilizado por un varón originario de Europa del Este, cuyo propósito era sustraer otros vehículos valiéndose de una falsa seguridad al amparo de la inmunidad diplomática que le proporcionaba el coche polaco.

Robaba los vehículos en menos de 20 segundos

El hombre, que trabajaba por encargo, recorría las distintas calles de Madrid para localizar los modelos de vehículos que le demandaban las organizaciones a las que ofrecía sus servicios.

Para ello, utilizaba el falso coche diplomático de Polonia donde llevaba todo el material necesario para llevar a cabo sus delitos, tales como un extractor de cerraduras y otras herramientas para acceder a los mismos mediante el uso de la fuerza, que le permitían acceder al puerto OBD (sistema de diagnóstico de a bordo de vehículos) que, juntó con un dispositivo que anulaba el inmovilizador electrónico de la centralita, conseguía arrancar el coche en menos de 20 segundos.

El coche modelo Lexus con matrícula polaca que utilizaba el detenido | Guardia Civil

Tras sustraer el vehículo, lo único que tenía que hacer era cambiar las placas de la matrícula original por otras falsas para evitar que la policía pudiera verificar que el coche robado figurase como robado.

Algunas organizaciones le solicitaban los coches ‘’en crudo’’ (sin falsificar), sólo con placa de matrícula de otro modelo similar, ya que estos grupos serían finalmente los encargados de falsificar el número de bastidor y la documentación.

Por el contrario, otros demandantes querían un servicio completo. Documentación extranjera, bastidor modificado y la electrónica del vehículo cambiado es lo que pedían. Estas organizaciones querían conseguir con esto evitar problemas con los controles administrativos posteriores con cualquier país de Europa.

Dos vehículos a la semana en dos meses

El detenido vivía sólo en España en un piso ‘’patera’’, mientras que su familia permanecía en Bulgaria. El sujeto llegó al país hace dos meses y no tenía conocimientos de la lengua castellana, aunque tampoco le era necesario para sustraer dos vehículos por semana a bordo de un ‘’supuesto coche diplomático’’.

Cuando fue detenido, portaba documentación falsa, que correspondía a un vecino suyo de su ciudad natal de Bulgaria. Esto, añadido a la utilización del vehículo ‘’diplomático’’ le hacía moverse por cualquier ambiente de manera segura, hasta el punto donde realizaba el hurto. Gracias al carácter de ‘’diplomático’’ que tenía el vehículo polaco, pasaba los controles policiales sin problemas.


Las matriculas incautadas por la Guardia Civil | Guardia Civil

Sin embargo, cuando conducía los vehículos sustraídos la situación era totalmente diferente, ya que en una ocasión llegó a darse a la fuga para evitar un control policial. El hombre recorrió varias calles poniendo en grave peligro a los viandantes.

Tras su detención, al comprobar su verdadera identidad se confirmó que en Bulgaria estaba en busca y captura por hechos similares a los aquí perpetrados.

La Autoridad Judicial decretó el ingreso inmediato en prisión al detenido que, a pesar de esta detención, la operación continúa abierta.

COMPARTIR: