20 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Desde 2015 la figura de este fraile marllorquín sufre una campaña de desprestigio en muchas universidades norteamericanas

Los Reyes visitan la cuna de Fray Junípero Serra, el misionero más odiado por los revisionistas

La familia real
La familia real
Se trata de una visita a la localidad del controvertido beato que desde 2015 sufre una campaña de desprestigio motivada por el movimiento Black Lives Matter y los estudiantes universitarios de los centros educativos más elitistas de Estados Unidos. A pesar de que la figura de Fray Junípero Serra ha sido limpiada en más de una ocasión algunos no atienden a razones y continúan vandalizando las efigies del fraile que promovió nueve misiones humanitarias en el país durante la colonización.

Los reyes han decidido protagonizar varios actos de presencia en distintos lugares de la historia de España. En este caso, el lugar que más llama la atención es la localidad natal del beato franciscano Fray Junípero Serra en Petra, Mallorca este lunes.

La figura del beato Serra es cuanto menos controvertida, algunas versiones sostienen que se trata de un hombre al que se le atribuyen todas las características negativas de la colonización y cuya figura se ha visto muy perjudicada en Estado Unidos desde 2015.

Fray Junípero Serra.

Según un artículo del ABC, no hay evidencias de que Serra contribuyese a la muerte de ningún ser humano, sino todo lo contrario, al ser una de las figuras que dedicó su salud y esfuerzos a salvar a las personas del hambre y otros colonos más agresivos.

Su estatua se encuentra en el Capitolio de Washington como un recordatorio de uno de los principales protectores de los nativos americanos que se vieron diezmados con la llegada de los colonos ingleses y que hoy en día pasan sus días en reservas nativas.

La figura de Junípero Serra derribada

Precisamente las representaciones no solo del beato, sino de otras figuras de la colonización se han visto atacadas por los movimientos sociales modernos en Estados Unidos. Después de la canonización del beato por parte del Papa Francisco, no fueron pocas las voces que calificaron las misiones de Serra como campos de concentración y lo tildaron de genocida.

El movimiento Black Lives Matter que ha iniciado una serie de protestas a raíz del asesinato de George Floy ha sido el causante de que en la ciudad norteamericana de San Francisco fuese derribada y vandalizada una estatura del misionero mallorquín.

Video de la estatua de Serra siendo derribada.

 Al menos mil personas acudieron de manera masiva al Golden Gate Park de San Francisco para derribar algunas de las estatuas asociadas al colonialismo y la esclavitud. La figura en cuestión correspondiente al beato se encontraba ubicada delante del ayuntamiento de la ciudad como un homenaje por las nueve misiones humanitarias desarrolladas en el territorio. También fue derribada una estatua dedicada a Cervantes.

Las imágenes del episodio de vandalismo fueron rápidamente difundidas por las redes sociales y actualmente en Twitter se pueden encontrar numerosos videos de la caída de la estatua. Los manifestantes usaron cables para tirarla y una vez consiguieron que esta cayera, empezaron a golpearla con palos y un monopatín.

Una campaña de desprestigio

Desde 2015 en el país norteamericano la figura de Serra no es bien vista y se han levantado muchos movimientos para derrumbar su efigie de todos los lugares donde esta ha sido colocada.

En 2017 su efigie de la Antigua Misión de Santa Bárbara fue la víctima del vandalismo. Apareció pintada de color rojo sangre. Un año después la Junta Directiva de la Universidad de Stanford anunció que eliminaría la figura del misionero de las calles y edificios del campus ya que ver su nombre causaba a los estudiantes “trauma y daño emocional”.

La estatua de Junípero Serra pintada de rojo y decapitada.

“Es como si hoy un soriano se pusiera a culpar a los romanos de todos sus males cada vez que pasa delante de un monumento clásico. Es decir, como si la historia se hubiera detenido para siempre cuando Escipión destruyó Numancia”, fueron las palabras de Fernando García de Cortázar, sacerdote e historiador, respecto al revisionismo de la figura histórica que parece haberse instaurado.

Una nueva misión

Los reyes esperan visitar junto a sus hijas la localidad mallorquina de Petra para poder ser testigos del proyecto socioeducativo Naüm, el cual lleva funcionando desde el año 2000 para favorecer el crecimiento integral de los niños y jóvenes de la barriada.

Este proyecto se ha encargado de reducir la brecha digital de los niños sin recursos de Son Roca y otros barrios de la zona. De esta manera no solo ayudan a los niños a familiarizarse con la tecnología, sino que además pueden mandarles deberes de manera telemática sin poner en riesgo su salud durante la situación que estamos viviendo a causa del Covid-19.

Los profesores y voluntarios llaman a los niños al móvil de sus padres y les envían las fotos de los deberes que deben hacer, entre ellos se encuentran las manualidades y otras actividades pedagógicas. La iniciativa se debe a que las 850 familias que ayudan no tienen ni internet ni ordenador, “lo que perjudica el rendimiento escolar que puedan tener estos niños durante el confinamiento, dado que el nivel educativo de los padres y madres no les permite compensar en casa la ausencia de un profesor”, explican desde el proyecto.

COMPARTIR: