31 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El abogado Fernando Osuna se encarga de representar a este demandante de 50 años, que podría optar a una herencia de una gran cuantía millonaria

Un norteamericano demanda a un famoso empresario jerezano por paternidad no reconocida

El Cierre Digital en Juzgado de Jerez.
Juzgado de Jerez.
Un gran empresario español ha sido demandado por un norteamericano que asegura que es su hijo. En defensa del reclamante, su abogado, Fernando Osuna, explica cómo se está llevando el caso. Tras realizar una prueba de ADN entre el demandante y un familiar del supuesto padre que resultó positiva, el abogado pide al juzgado que el empresario se realice dicha prueba delante del Juez para dictaminar la veracidad de esta. La herencia de este empresario sería de una gran cuantía.

Un norteamericano —cuyo nombre no será difundido por expresa petición suya— ha demandado a un gran empresario jerezano de más de 75 años por paternidad no reconocida. El reclamante, de unos 50 años, vive actualmente en Estados Unidos, es de nacionalidad americana y nació en Rota. El proceso judicial se esta llevando a cabo en la localidad de Jerez.

La madre del demandante y alguno de sus familiares fueron quienes le contaron la procedencia de su padre biológico cuando este tenía la edad suficiente para comprender los hechos. Fue el propio hijo quién decidió comenzar acciones legales por paternidad no reconocida.

“El empresario tuvo una relación con una mujer en Jerez durante muchos años, no estaban casados, yo creo que él estaba casado con otra persona y mantenía una doble relación”, cuenta a elcierredigital.com el abogado del demandante, Fernando Osuna. La mujer y madre del reclamante durante esta relación se quedó embarazada. “Esa relación se rompió y al cabo de unos años el demandante contactó conmigo para presentar la demanda”, explica Osuna.

El abogado Fernando Osuna.

El demandante reside en norteamérica puesto que la madre se casó tras la relación con el empresario con un norteamericano y se trasladaron allí, donde vivieron durante varios años la madre, su marido y su hijo. Finalmente, la madre se divorció. Actualmente el demandante continúa viviendo en EEUU, pero viaja habitualmente a España.

Investigación y búsqueda de pruebas

Osuna narra a elcierredigital.com cómo fue la investigación del caso y la búsqueda de pruebas. En primer lugar, se contrató a un detective y se realizó una prueba de ADN, no directamente del padre porque era muy complicado, pero sí de un familiar muy cercano a este. “Se analizó y dio un porcentaje muy alto de parentesco, compartían el mismo cromosoma Y”, cuenta Osuna.

Esta prueba no es necesario que la ordene un juez y consiste en coger una muestra genética ya sea saliva, huella, etc. de ambas personas, en este caso el reclamante y el familiar. Posteriormente se comparan ambas pruebas entre sí y se puede conocer la filiación biológica. Los resultados por paternidad suelen ser bastante fiables por lo general, según afirma Osuna. Es el juez quién dictaminará el grado de importancia que tendrá esta prueba durante el procedimiento.

Tras estas evidencias, se presentó la demanda y el letrado pidió al juez que el empresario y supuesto padre del demandante se realizará una prueba de ADN delante del juez para “una mayor garantía, trasparencia y seguridad”.

Fernando Osuna cuenta que no sólo existen las pruebas de ADN que podrían atestiguar la veracidad de la paternidad del empresario, sino que además hay "muchas otras pruebas como un gran parecido" entre el empresario y el reclamante o "muchos testigos que aseguran que conocían la relación" que la madre del norteamericano mantenía con el empresario español.

No obstante, aún se debe citar y debe comparecer el presunto padre para realizar o no la prueba de ADN. Al tratarse de un gran empresario español y con una gran solvencia económica, la herencia que este dejaría a sus descendientes y, por tanto, al demandante, sería de una considerable cuantía.

COMPARTIR: