23 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LA FISCALÍA PIDE PRISIÓN PARA LOS PRESUNTOS RESPONSABLES DE LA MUERTE DE UN EMPRESARIO PUERTORRIQUEÑO EN EL HOTEL TRAS SU SUMISIÓN QUÍMICA Y ROBO

Crimen del Palace: El Jurado declara culpables de homicidio a los dos acusados en la macabra noche gay

Imagen del juicio.
Imagen del juicio.
El 30 de octubre de 2022 falleció José Ismael Rosario en la habitación del lujoso hotel madrileño. Los sospechosos, dos hombres que llegaron a robarle varios objetos personales, incluidas varias tarjetas de crédito, han sido declarados culpables por el jurado popular del juicio celebrado en la Sección 16 de la Audiencia Provincial de Madrid. Se les atribuyen los delitos de homicidio y robo con violencia tras estimar que suministraron droga al fallecido para intentar robarle.

El lunes 24 de abril arrancaba el juicio por la muerte del empresario José Ismael Rosado en el hotel The Westin Palace el pasado 29 de octubre de 2021. La vista se ha celebrado en la Sección 16 de la Audiencia Provincial de Madrid. El jurado popular ha dictaminado que los dos acusados, de origen marroquí y rumano, en este juicio son culpables de los delitos de homicidio y robo con violencia tras estimar que suministraron droga al fallecido para intentar robarle, no le atendieron y causaron su muerte. Además, el jurado ha considerado que uno de ellos es culpable de tres delitos de estafa. El otro acusado ha sido declarado culpable de un delito de tentativa de estafa

La acusación particular que representaba a la pareja de José Ismael consideró que los dos acusados habían cometido un asesinato, mientras que la acusación particular ejercida por la madre del fallecido considero que los dos acusados eran autores de un homicidio. 

hotel_palace

Ambos acusados negaron los hechos durante la vista y atribyeron la muerte a una intoxicación letal por un exceso de consumo de éxtasis líquido que la víctima “consumió por su propia voluntad”. En su declaración señalaron que conocieron al empresario en un local del barrio madrileño de Chueca y que en la discoteca el fallecido había ingerido éxtasis líquido.

El cadáver de la víctima no mostraba signos de violencia, pero su habitación estaba muy desordenada. La realidad demostrada por las investigaciones destapó que los acusados causaron la muerte de José Ismael Rosado a través de una sobredosis por la mezcla de alcohol y psicotrópicos. La dosis con fines lúdicos va de unos 0,5 a 3 mililitros en sangre, sin embargo la dosis letal ingerida por la víctima fue de 150 mililitros en sangre. Tal y como señaló el entorno del fallecido José apenas bebía alcohol y nunca consumía drogas, además, tenía pareja estable en Miami.

Mijail V.P siendo trasladado.

Por los hechos acontecidos la Fiscalía solicitaba 19 años y tres meses de prisión para Mohamed C. por los delitos de homicidio, robo con violencia, estafa y que debido a sus antecedentes penales la sentencia sustituyese la pena de prisión por su expulsión del territorio. Para Mijail V.P. el fiscal solicitaba 17 años y seis meses de prisión por los delitos de homicidio, robo con violencia y estafa. Ahora será el tribunal quien decidirá la sentencia para los acusados de acuerdo con el veredicto del jurado popular.

Los hechos acontecidos


La madrugada del 30 de octubre, los empleados del establecimiento hotelero, encontraron el cuerpo sin vida de José Ismael Rosado, un empresario de nacionalidad puertorriqueña de 42 años. En la habitación 541, donde se hospedaba, los agentes encontraron el cuerpo sin signos de violencia, y en un principio se creyó que la muerte se había producido por un edema pulmonar.

Sin embargo, cuando acudió la Policía Judicial para el levantamiento del cadáver, observaron que la habitación estaba revuelta y que faltaban objetos personales del recién fallecido. Lo que provocó la reapertura de las diligencias.

Tras no encontrar signos de violencia ni forcejeo en el cuerpo, dejó claro que la persona que acompañara a José a la habitación no lo hizo, en un principio, contra la voluntad de este. Los análisis toxicológicos arrojaron luz sobre lo que pudiere haber sucedido esa fatídica noche. En el organismo de la víctima se encontraron grandes cantidades de GHB (éxtasis líquido). Además de descubrir movimientos sospechosos en las cuentas bancarias de la víctima. Tales como la compra de varios aparatos electrónicos en la localidad madrileña de Móstoles.

Chueca - Wikipedia

Chueca

Los investigadores procedieron a analizar las grabaciones de las cámaras de vigilancia del hotel. Gracias a la imágenes captadas pudieron averiguar que esa noche José estaba acompañado por dos hombres. Según el Grupo V de Homicidios de Jefatura Superior de Policía de Madrid, encargados de la investigación, en la noche del 29 al 30 de octubre, el puertorriqueño aprovechó que se encontraba en la capital de España por asuntos profesionales para disfrutar de la noche madrileña.

Al parecer, los dos sospechosos conocieron a José en una discoteca de Chueca y posteriormente sobre las 5:00, acompañaron a la víctima al hotel con el pretexto de mantener relaciones sexuales. Según el testimonio de uno de los acusados este martes, fue José quien se acercó a ellos para comprarles alcohol y drogas, donde se incluía el bote de GHB (éxtasis líquido), la droga más utilizada para lograr la sumisión química.

Los sospechosos, Mijail V.P., de 39 años y nacionalidad rumana, y Mohamed C., de diez años menos y nacionalidad marroquí, declaran que fue José quien propuso la idea de ir al hotel para mantener relaciones sexuales. Se desconoce si los dos hombres se dedican a la prostitución masculina pero sí ha trascendido que ambos tienen antecedentes policiales. En concreto, el rumano ha sido detenido en nueve ocasiones y el marroquí diecisiete por actuaciones similares.

Momento de la detención de uno de los acusados.

Las declaraciones de los acusados insistían en que cuando salieron de la habitación, José aún continuaba con vida. Al parecer, antes de irse, robaron varios objetos personales del empresario, entre ellos, un teléfono móvil, una Tablet, un reloj y varias tarjetas de crédito.

El 26 de abril un agente policial declaró que los dos hombres acusados del asesinato de Rosario eran delincuentes recurrentes y que se dedicaban a robar a hombres de nacionalidades extranjeras a través de la sumisión química. Además de señalar que solían contactar con las víctimas en los bares y clubes del barrio madrileño de Chueca.

COMPARTIR: