25 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

También era conocido como "el Rey" o "Vlad Tepes" y realizaba viajes a nuestro país con frecuencia pernoctando en Galicia y en Valencia

Detenido “El Emperador”, un peligroso narcotraficante rumano que operaba en España con 38,5 kilos de heroína

En una operación conjunta, la Policia Nacional y la Policía de Rumanía han detenido a “El Emperador” un conocido traficante de drogas que tenía como objetivo distribuir grandes cantidades de sustancias estupefacientes en España y otros países de Europa.

La Policía Nacional ha emitido un comunicado oficial informando acerca de la detención de un hombre de nacionalidad rumana que era el líder de un grupo criminal muy violento y que se dedicaba al tráfico de droga en Europa. El arresto se ha llevado a cabo con la ayuda de la Policía de Rumanía. 

El detenido que era conocido en el mundo del narcotráfico como “El Emperador”, “El Rey” o “Vlad Tepes” desde hacía tiempo estaba en el punto de mira de las autoridades de Rumanía. Al parecer, el presunto líder volaba a España con cierta asiduidad por lo que ha tenido que intervenir en la operación las Fuerzas de Seguridad españolas. Durante la actuación policial se han incautado 38 kilos de heroína y 2.479 comprimidos de éxtasis extremadamente puros que, según han asegurado los investigadores, iban a ser enviados a la Península Ibérica. 

Primera fase de la operación

El pasado mes de septiembre de 2019 comenzó la primera fase de la operación para acabar con esta red de tráfico de drogas, que se saldó con 10 detenidos en Toledo, todos ellos miembros de la organización. La Policía Nacional ha informado de que la organización fue también responsable del intento de transportar 355 kilos de cogollos de marihuana desde Toledo a Europa. 

La Policía Nacional junto con la Policía de Rumanía han conseguido desmantelar uno de los cárteles más grandes de este país del Este. Aparentemente la organización se dedicaba al tráfico de sustancias estupefacientes que eran distribuidas por toda Europa. Además esta red  era responsable del incremento de robos a gran escala y con mucha violencia que se habían producido en Rumanía. Según han apuntado las autoridades, el grupo criminal traficaba fundamentalmente con cocaína, drogas sintéticas y cannabis, y su objetivo era establecer contactos en España para transportar las sustancias a su país de origen para posteriormente distribuirlas por Europa.

Los líderes de la organización fueron sorprendidos en su país por una acción conjunta entre la Policía Nacional española y la Policía de Rumanía. En la operación han sido intervenidos un total de 38,5 kilos de heroína y 2.479 comprimidos de MDMA. La cúpula de la organización criminal cuyo líder se escondía bajo el apodo de “El Emperador”, era el objetivo principal de las autoridades de Rumanía.

Imagen de archivo de operación contra el narcotráfico

Las investigaciones policiales de esta red de tráfico de drogas comenzaron a finales  de 2019, ciudadanos rumanos habían sido enviados a España para reforzar sus contactos y adquirir sustancias estupefacientes que después se enviarían a su país y de ahí a Europa, todo ello bajo el mando y la coordinación de los líderes del cártel rumano afincado en Bucarest. El líder estaba pendiente de todos y cada uno de los movimientos que se producían en España y también en Rumanía, en numerosas ocasiones había estado alojado en Galicia y en la Comunidad Valenciana, donde residían también otros miembros de su organización.

Las fuerzas de seguridad descubrieron durante la primera fase de la investigación que el hermano de “El Emperador” había sido enviado a España, información que condujo a su detención por a Policía Nacional cuando llegaba de Rumanía portando consigo cuatro kilogramos de heroína que iba a vender en Madrid. En ese operativo fueron detenidos el hermano del líder y su segundo al mando. Tras esta intervención los agentes descubrieron que la organización estaba emplazada en una urbanización de Toledo llamada Calypo-Fado, por lo que diseñaron un dispositivo para detectar que en el interior del inmueble se alojaban otros dos miembros del cártel rumano. En el interior de la casa se encontró además una importante plantación de marihuana, concretamente un total de 240 plantas.

Finalmente esta investigación acabó con un total de diez personas detenidas supuestamente implicadas en esta red de tráfico de drogas. 

Segunda fase: "El Emperador"

La segunda fase de la operación se fijó en la detención del líder del grupo criminal, “El Emperador”. La Policía Nacional y la Policía de Rumanía, con ayuda de la Fiscalía Especial Antidroga de la Audiencia Nacional y la Fiscalía Especial Rumana, incrementaron las monitorización así como los controles hacia los líderes residentes en Bucarest. 

Gracias a las investigaciones que llevaron a cabo las autoridades, se logró detener a dos miembros de la organización en la provincia rumana de Ilfov, cuando transportaban 2.479 comprimidos de MDMA con una altísima pureza. Tenían el objetivo de venderlos en el mercado negro rumano, también llevaban encima un arma de fuego. Tras esta acción, los agentes descubrieron donde se escondía el líder del cártel y procedieron a su detención. 

Según aseguraron los agentes tenía antecedentes por delitos de tráfico de drogas en países europeos y también en Rumanía. Además, era muy activo en la participación de actividades criminales y muy peligroso. 

COMPARTIR: