22 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La mujer es de nacionalidad rusa y el hombre, espa√Īol, viv√≠a a todo lujo y conduc√≠a coches de alta gama sin atender a sus dos hijos como deb√≠a

Permiten salir de Espa√Īa a una mujer maltratada al no cumplir su ex con la pensi√≥n alimentaria

Juzgado de Violencia sobre la Mujer n¬ļ 3 de Sevilla.¬†
Juzgado de Violencia sobre la Mujer n¬ļ 3 de Sevilla.¬†
En Sevilla se ha dictado una sentencia que ha sorprendido por lo novedoso. Una jueza autoriza a una mujer de nacionalidad rusa a poder volver a su país junto a sus dos hijos sin permiso del padre. El motivo son los continuos impagos de este de las pensiones alimentarias de 3.000 euros mensuales a pesar de tener una vida llena de lujos y con signos externos de riqueza como bienes raíces o coches de alta gama.

El Juzgado de Violencia contra la Mujer n¬ļ 3 de Sevilla ha dictado una sentencia que sorprende por lo novedosa que es a la hora de tratar estos asuntos. La ciudadana de nacionalidad rusa, Olesya K., ha obtenido el permiso de la Juez Mar√≠a del Rosario S√°nchez Arnal para trasladarse con sus dos hijos a Rusia ante la negativa del padre de pagar su pensi√≥n de 3.000 euros para los ni√Īos, a pesar de sus evidentes signos de riqueza y su alto nivel de vida.

La sentencia contiene una dura cr√≠tica hacia la actitud de R.M.M, exmarido de Olesya K. y padres de sus dos hijos, explicando que el demandado, de nacionalidad espa√Īola, no paga la pensi√≥n alimentaria a pesar de que ‚Äúextra√Īamente es¬†titular o est√° autorizado en demasiadas cuentas bancarias,¬†teniendo en cuenta que sus ingresos no superan supuestamente los mil euros mensuales‚ÄĚ.¬†

Olesya K. interpuso un proceso penal por violencia de género contra su marido el 13 de febrero de 2017 tras sufrir una agresión. Entonces su esposo extrajo de la cuenta bancaria todos sus ingresos, dejó de abonar el alquiler del piso, le quitó el vehículo, dejó de pagar el colegio de los hijos y las facturas de agua y luz.

A partir de ese momento el Juzgado de Violencia sobre la Mujer n¬ļ 3 de Sevilla imput√≥ a R.M.M. los delitos de amenazas, quebrantamiento de medida cautelar y lesiones a su exesposa.


Vehículo en el que el padre transportaba a sus hijos. 

La guardia y custodia de los dos ni√Īos se le otorg√≥ a la madre, as√≠ como la patria potestad, mientras continua en vigor la orden de alejamiento del denunciado. Adem√°s, obliga a este ciudadano espa√Īol a pagar a la madre de sus hijos una pensi√≥n mensual de 800 euros durante dos a√Īos, alegando ‚Äúp√©rdida de su nivel de vida como consecuencia de su separaci√≥n‚ÄĚ, como tambi√©n una pensi√≥n alimenticia de 1.500 euros mensuales por cada hijo. En caso de impago, la madre queda autorizada a llevarse a los ni√Īos a su pa√≠s, Rusia. Una decisi√≥n poco com√ļn en la judicatura espa√Īola.

La Juez Mar√≠a del Rosario S√°nchez Arnal justifica su decisi√≥n explicando en la sentencia que ‚Äúlos dos menores, incomprensiblemente,¬†cuando est√°n en compa√Ī√≠a del padre pueden realizar actividades de ocio que, por su alto coste, no puede permitirse la madre‚ÄĚ,¬†mientras la madre tiene evidentes problemas para costear las necesidades de sus descendientes, ante la negativa del progenitor a pagar el dinero de la pensi√≥n alimenticia. As√≠, se ‚Äúcuestiona el verdadero inter√©s de √©ste en relacionarse con sus hijos¬†y ejercer sus obligaciones como tal‚ÄĚ.

También se destaca en la sentencia el hecho de que R.M.M. lleva un elevado tren de vida sin reparar en lujos. En la sentencia se hace referencia al informe de un detective privado en el que se destaca que el denunciado usa vehículos de marca Ferrari, Chevrolet Camaro, Bentley, Hummer y Lamborghini cuyo precio rondaría los 750.000 euros. Eso sí, R.M.M. no tiene ninguno de estos vehículos a su nombre. Estando todos inscritos a nombre de mujeres de empleadas de las distintas empresas de R.M.M.

Seg√ļn la sentencia R.M.M. ‚Äúes la persona que est√° al frente de los negocios que ha ido realizando a trav√©s de un entramado empresarial‚ÄĚ. Bajo diferentes denominaciones societarias, ese entramado ‚Äúsigue siendo controlado por √©l‚ÄĚ y su ritmo de vida, la categor√≠a y ubicaci√≥n de los inmuebles en los que reside y los coches que conduce ‚Äúconstituyen signos externos que evidencian que sus ingresos no se corresponden en absoluto con un salario mensual inferior a mil euros‚ÄĚ, como declara. En 2017, su n√≥mina fue de 2.035 euros mensuales.

Por todo esto, la Juez Mar√≠a del Rosario S√°nchez Arnal concluye que R.M.M. tiene la suficiente capacidad econ√≥mica para poder pagar la prestaci√≥n alimentaria de 3.000 euros de los dos ni√Īos, as√≠ como la compensatoria de 800 euros, por lo que ha tomado la decisi√≥n de permitir, en caso de continuar los impagos, a la mujer rusa su salida de Espa√Īa.¬†

Una sentencia que sirve de aviso para muchas parejas divorciadas y separadas, en las que uno de los excónyuges decide no cumplir con sus obligaciones a pesar de una situación económica más que desahogada. Un triunfo para la ciudadana rusa Osleya K. que puede sentar jurisprudencia.

COMPARTIR: