27 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Audiencia Provincial de Madrid le ha impuesto nueve meses de prisión por usurpar funciones públicas y otros dos años y tres meses por cohecho

El Pequeño Nicolás, condenado a tres años de cárcel por hacerse pasar por enlace entre el Gobierno y la Casa Real

Pequeño Nicolás.
Pequeño Nicolás.
Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como el 'Pequeño Nicolás', ha sido condenado a tres años de cárcel por haberse hecho pasar por un cargo relacionado con la Vicepresidencia del Gobierno y la Casa Real en su viaje a Ribadeo, en Lugo, para reunirse con el presidente de Alsa en agosto de 2014. En concreto, la Audiencia Provincial de Madrid le condena a nueve meses de cárcel como autor de un delito de usurpación de funciones públicas y a otros dos años y tres meses por cohecho activo.

Segundo revés judicial para el Pequeño Nicolás. Después de ser condenado a un año y nueve meses de prisión por falsificar un DNI para que uno de sus amigos hiciese la Selectividad, ahora la Audiencia Provincial de Madrid le impone una pena de tres años de prisión por hacerse pasar por un emisario del Rey durante un viaje a Ribadeo, en Lugo, para reunirse con un empresario.

En concreto, la Sección 17 le ha condenado a una pena de nueve meses de prisión como autor responsable de un delito de usurpación de funciones públicas con la atenuante analógica de anomalía psíquica y dilaciones indebidas, y a otros dos años y 3 meses de reclusión en recinto penitenciario por un delito de cohecho activo, en el que concurren las mismas atenuantes.

En este sentido, la sentencia declara probado que Gómez Iglesias "padece un trastorno de la personalidad con características narcisistas y de rasgos inmaduros, así como un trastorno adaptativo con sintomatología ansioso-depresiva, situación que le condicionaba la percepción de la realidad, limitando levemente sus facultades cognitivas".

El Pequeño Nicolás ha resultado absuelto de los delitos de falsedad y de malversación de caudales públicos de los que también le acusaba la Fiscalía. 

Su abogado, Manuel Marchena, ya ha anunciado que recurrirá la sentencia ante el Tribunal Supremo

Un policía municipal de Madrid, también condenado 

Junto al Pequeño Nicolás fueron también juzgados el cabo de la Policía Municipal de Madrid Jorge G.H. y el policía municipal de Torrijos (Toledo) Carlos P.L.D., quienes acompañaron a Gómez Iglesias en su viaje a Ribadeo.

El primero ha sido condenado a tres años de cárcel por cohecho activo, así como al pago de una octava parte de las costas, mientras que ha resultado absuelto del resto de los delitos de los que se le acusaba. El segundo agente por su parte ha sido absuelto de la totalidad de las acusaciones.

Un almuerzo con un "una persona importante de Casa Real"

La Fiscalía Provincial de Madrid solicitaba para el 'Pequeño Nicolás' siete años de prisión, acusado de los delitos de usurpación de funciones públicas, falsedad en documento oficial y cohecho pasivo, al tiempo que le reclamaba una multa que ronda los 81.000 euros, 

En este sentido, según el escrito de acusación, Francisco Nicolás Gómez Iglesias propuso organizar una reunión a un empresario al que hizo creer que actuaba en calidad funcionario público como un enlace entre la Vicepresidencia del Gobierno y la Casa Real. Después de varios contactos, el 13 de agosto ambos mantuvieron un almuerzo en un restaurante de Ribadeo al que, según el Pequeño Nicolás, "asistiría una persona muy importante de la Casa Real".

El Pequeño Nicolás. 

Para llevar a cabo su plan Gómez Iglesias había contactado previamente con Jorge G.H., un policía nacional destinado en el Grupo de Escoltas y Protección, "a quien le pidió, a cambio de una gratificación por sus servicios, que le proporcionara los medios policiales necesarios para hacerse pasar por un cargo público y aparentar carácter oficial al almuerzo".

Mientras, Gómez Iglesias, identificándose siempre como enlace entre Vicepresidencia del Gobierno y Casa Real, solicitó a la Policía Municipal de Ribadeo que les acompañara en la comitiva, telefoneó al Presidente del Club Náutico para informarle de la visita de una alta personalidad de Casa Real, contrató el alquiler de cuatro vehículos con sus respectivos conductores, reservó tres mesas en el restaurante y hasta confeccionó en un ordenador personal acreditaciones del Ministerio del Interior para los vehículos.

Sobre las cinco horas del 13 de agosto la comitiva partió desde Madrid en la que Jorge G. H. y Carlos P. L. D. se identificaron al resto del grupo como policías que realizaban labores de escolta a una autoridad y colocaron acreditaciones oficiales del Ministerio del Interior en dos vehículos.

Ya en el restaurante el acusado fue recibido por el alcalde de Ribadeo, a quien también se presentó como enlace entre Vicepresidencia del Gobierno y Casa Real, y a continuación, dio comienzo el almuerzo con el empresario. Al término de la cita, emprendieron viaje de regreso a Madrid.

COMPARTIR: