14 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Durante la noche del pasado sábado una terrible reyerta entre estas bandas rivales en un pub de Montequinto en Dos Hermanas dejó cinco heridos

Así actúan los clanes sevillanos de la droga: 'Los Marianos' y 'Los Perla' a botellazos en una sala de fiestas

Instantes después de la brutales agresiones
Instantes después de la brutales agresiones
Cristales rotos, cachimbas y mucha sangre en el suelo fueron el resultado de una salvaje pelea con al menos 11 implicados en un pub de la calle Calígula, en la localidad sevillana de Montequinto. Al parecer los implicados serían miembros de dos clanes del narcotráfico ubicados en uno de los principales barrios conflictivos de Sevilla, 'Las Tres mil viviendas'. Ésta es la historia de 'los Marianos' y 'los Perla', cuyos jefes están en la cárcel desde el 2017.

Al menos cinco personas resultaron heridas en una multitudinaria pelea ocurrida en un pub de la localidad sevillana Montequinto. Algunos testigos afirman que se trata de una trifulca entre clanes rivales de la barriada de Las Tres Mil Viviendas, aunque otros lo niegan diciendo que solo ha sido una disputa entre dos grupos de amigos.

Fuentes policiales no han confirmado ninguna de las dos hipótesis, ya que no han podido tomar a declaración a ninguno de los testigos por su nula colaboración, ni siquiera en el hospital donde fueron hospitalizados algunos de ellos. Ni siquera ha habido denuncias. Solo silencio. El pub en cuestión organiza espectáculos de flamenco los fines de semana y fue en su desarrollo donde ocurrió toda esta trifulca.

Escenario tras la brutal pelea.

Los dueños del local explicaron que los individuos implicados en la reyerta se arrojaron vasos de cristal y cachimbas, aunque desmienten que hubiera navajas o algún tiroteo. Todos los participantes de la descomunal pelea son mayores de edad, algunos de los heridos fueron desplazados hasta los hospitales Virgen de la Macarena y Virgen del Rocío, dos de ellos fueron ingresados en la Unidad de Cuidados intensivos de este último centro médico. Uno de los ingresados ha tenido que ser operado también en el Hospital Universitario Virgen de Valme.

Pelea entre clanes

Estos problemas entre clanes de las Tres Mil Viviendas son bastantes frecuentes debido al poder por el control del tráfico de drogas a baja escala en el barrio. Aunque no siempre el motivo de las disputas es éste. Algunas veces una simple pelea amorosa desencadena también un tiroteo entre clanes. Con cierta frecuencia afloran las rivalidades entre bandas organizadas en el Polígono Sur ya que intentan exhibir el poder que tienen y de esta manera amenazar a sus rivales. Dicen que esta pelea fue entre 'Los Marianos' y 'Los Perla', ambos conocidos clanes fichados por la policía por sus actividades como narcotraficantes. Pero ¿quiénes son estos clanes?

Los Marianos

Este clan controló durante años el tráfico de drogas en las Tres Mil Viviendas. Precisamente, el jefe de 'Los Marianos', Francisco Salguero Navarro logró cerrar en el año 2017 un acuerdo con la Fiscalía por su última detención en junio de ese año cuando trató de huir de la Policía Nacional después de haber hecho entrega de una partida de dos kilos de heroína a uno de sus correos.

En la operación bautizada como Repesca fueron detenidos, además de Francisco Salguero Bermúdez, su padre –Francisco Salguero Navarro, patriarca y otro líder del clan–, y un empleado de la banda, Rafael Morales.

La adicción a los opiáceos por parte del viejo jefe del clan fue determinante para que Francisco Salguero Navarro cediera el control de la organización a su hijo Paquito. El patriarca aceptó dos años y nueve meses de prisión como cómplice de un delito contra la salud pública. La Fiscalía pedía para él ocho años de cárcel, pero descargó la responsabilidad en su hijo y se presentó como simple "asalariado" de la organización.

La rebaja fue menos sustanciosa para el jefe del clan, el hijo, Francisco Salguero Bermúdez, Paquito, que aceptó seis años y un día de prisión por un delito contra la salud pública. Ahora Paquito está en la cárcel de Sevilla desde el 20 de junio de 2017.

Coches quemados en las Tres Mil Viviendas como venganza entre clanes.

Sin embargo, el clan se está deshaciendo porque su viejo líder sufre una grave enfermedad que le causa ceguera y su hijo Paquito sigue en la cárcel. Sin embargo en junio de 2016, Paquito hizo frente a las fuerzas de seguridad, al atrincherarse en una vivienda familiar donde se ocultaba.

Por entonces, los agentes del Grupo III de la Udyco seguían los pasos de Paquito, que se había fugado de un centro de Inserción Social (CIS) donde estaba cumpliendo condena en régimen semiabierto. Tres meses después de la fuga, la Policía localizó al nuevo jefe del clan en la vivienda familiar de Carmona. Decidieron esperar a que cerrara alguna operación para detenerlo. El 17 de junio le entregó casi dos kilos de heroína de baja pureza a un correo para que lo distribuyera por las Tres Mil Viviendas.

Paquito y su hijo intentaron huir en un quad pero acabó en un arroyo. Su padre hizo lo propio con un Mercedes y terminó colisionando contra uno de los vehículos policiales.

Detención del Clan de los Mariano.

Las guerras de clanes han existido siempre en Sevilla, aunque no siempre trasciendan. Es muy raro que un narcotraficante o delincuente presente una denuncia en la Policía Nacional o en la Guardia Civil. Intentará arreglarlo a su manera como lo ocurrido en este últimos suceso del pub de Montequinto. A veces, con consecuencias funestas. Y en ocasiones, hay víctimas que pasan por allí y son asesinadas por error.

Los Perla

Eso fue precisamente lo que ocurrió en las Tres Mil Viviendas cuando el clan de los Perla asesinó por error a una niña de seis años, Encarnación Silva Salguero. Aquello ocurrió en agosto de 2013 y supuso una auténtica conmoción, no sólo en el Polígono Sur de las Tres Mil Viviendas, sino en toda Sevilla. La pequeña estaba en su casa cenando, cuando varias balas cruzadas entre dichos clanes la alcanzaron y murió poco después en el Hospital Virgen del Rocío.

Los Perla habían ido al polígono a vengarse de un delincuente del barrio, apodado Faíto, que había estado implicado en el robo y la paliza propinada unos meses antes a un hijo de la Perla, a quien le habían sustraído mil euros y habían dejado abandonado en un descampado del Aljarafe. La Perla y su marido, Antonio el Coleta, juraron venganza eterna y no se hizo esperar.

Un miembro de Los Perla durante uno de sus  juicios.

La noche del 21 de agosto de 2013 alguien se chivó de que Faíto estaba en una casa de las Tres Mil Viviendas, en la casa de al lado en la que vivía la niña, un bajo de la calle de Orfebre Cayetano González. Fueron a buscar al delincuente que había robado y agredido a su hijo y terminaron abriendo fuego a discreción, alcanzando a la niña y matándola.

En 2016 la Audiencia Provincial de Sevilla condenó a un total de 41 años de cárcel a los miembros del clan de 'Los Perla' acusados del tiroteo en el Polígono Sur de las Tres Mil Viviendas. Todo ello tras un acuerdo al que llegaron las partes en el juicio celebrado el 9 de mayo de 2016.

En la vista oral, la Fiscalía solicitó sólo dos años de cárcel para la matriarca del clan, María del Carmen B.H., la 'Perla', para la que inicialmente solicitaba 54 años; 14 años de prisión para su marido, Antonio G.M., conocido como 'El Coleta' y que se enfrentaba a 80 años, y 11 años de cárcel para el hijo de ambos, para quien pedía 78 años de prisión.

Ahora, se investiga si los incidentes del fin de semana también ha sido una pelea entre ambos clanes o solo es fruto de la coincidencia en el mismo local de diversión sevillana.

COMPARTIR: