12 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

A pesar de que continúa la alta siniestralidad, la cifra descendió en 18 personas con respecto a 2017

Las cifras de fallecidos en carretera se mantienen: 1.180 muertos en accidentes de tráfico el pasado año

El ministro Grande-Marlaska y el director de la DGT, Pere Navarro.
El ministro Grande-Marlaska y el director de la DGT, Pere Navarro.
Un total de 1.180 personas fallecieron el pasado año en accidentes de tráfico registrados en las carreteras españolas. Esta cifra supone un descenso de 18 muertes respecto a 2017, según los datos presentados por el ministerio del Interior el 3 de enero. El gran descenso de la siniestralidad se produjo en las vías secundarias , donde se produjeron un 74 por ciento menos de decesos en 2018.

Un total de 1.180 personas fallecieron en accidentes de tráfico registrados en las carreteras españolas durante el año 2018. Esta cifra supone 18 muertos menos que en 2017, según han desvelado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska y el director general de Tráfico, Pere Navarro, en el balance de siniestralidad que presentaron el día 3 de enero.

El año 2018 arroja así un descenso de las víctimas mortales en carreteras españolas, tras los incrementos de los últimos años. En concreto, el ministro Grande-Marlaska aseguró que aunque no van "a tirar las campanas al vuelo" porque aún hay datos "preocupantes", se trata del primer descenso "en los últimos cuatro años", con un 1,5 por ciento menos de fallecidos.

La Guardia Civil de Tráfico vigila las carreteras.

Estos datos son provisionales, puesto que sólo están contabilizados en vías interurbanas y falta por conocer las estadísticas en vías urbanas, que hasta mediados de año no se dan a conocer, al ser competencia de los ayuntamientos.

Menos fallecimientos en carreteras secundarias

El ministro también ha apuntado que las muertes en carreteras secundarias bajan al 74 por ciento, aunque siguen siendo las más importantes, y se deben principalmente a salidas de la vía y choques frontales. En este sentido, el ministro recordó que en un mes entrará en vigor la bajada a 90 kilómetros por hora en estas vías.

Por el contrario, han aumentado de 208 a 303 los muertos en autopistas y, de ellos, un 20 por ciento son peatones, por lo que Grande-Marlaska ha avanzado que están estudiando si la señalización de accidentes y averías suponen un problema para los peatones. Además, aunque el número de ciclistas y motoristas ha descendido, ha aumentado el de peatones.

COMPARTIR: