27 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Francisco Javier Medina, único sospechoso, fue declarado "no culpable" por un jurado popular en una sentencia que ha dividido al pueblo onubense

Nueve años del terrible doble crimen de Almonte, las investigaciones no han conseguido dar con el culpable

María y Miguel Ángel Domínguez, víctimas de Almonte.
María y Miguel Ángel Domínguez, víctimas de Almonte.
Hace nueve años, Miguel Ángel Domínguez y su hija María fueron brutalmente asesinados en su casa de la localidad onubense de Ayamonte. Casi una década después, no hay un culpable de matar de 151 puñaladas a estos dos vecinos. Francisco Javier Medina, pareja de la madre de la niña y único sospechoso, fue declarado "no culpable" por un jurado popular en una sentencia que ha dividido al pueblo onubense.

Miguel Ángel Domínguez y su hija María fueron asesinados el 27 de abril de 2013 en su casa de la localidad onubense de Almonte. Por el crimen fue detenido y juzgado Francisco Javier Medina, de 35 años, que entonces mantenía una relación sentimental con la madre de la niña, Marianela Olmedo, pero fue absuelto en todas las instancias judiciales. Nueve años después del terrible crimen, las dudas siguen planeando sobre lo que pudo ocurrir esa fatídica noche. Un suceso que ha dejado dividido a todo un pueblo entre los que están de acuerdo y los que no con la polémica sentencia. 

Las incógnitas del crimen

La mayor incógnita para la resolución de este caso surgió con la aparición de un cuchillo que se incautó la Policía Local de Almonte en las inmediaciones del piso donde mataron a Miguel Ángel Domínguez y a su hija María.

En una alcantarilla, a 300 metros de distancia del domicilio del crimen, en la Avenida de los Reyes de Almonte, una vecina encontró un cuchillo y se lo entregó a la Policía Local en 2016, según su versión, aunque la familia de los fallecidos sostiene que fue en 2017. Por estos motivos, una juez ha abierto una investigación en una pieza separada para esclarecer lo sucedido y si el cuchillo tiene alguna relación con el crimen. Cabe añadir que nunca apareció el arma usada en el doble asesinato, perpetrado por un cuchillo de grandes dimensiones.

Fue la denuncia de los familiares de los dos fallecidos la que ha puesto el foco en este cuchillo y ha puesto en duda la investigación. Sin embargo, según el análisis forense que se realizó del cuchillo con el que se cometió el crimen, se trata de “un único instrumento monocortante y con punta, aproximadamente de 1,5 centímetros de anchura y al menos 15 centímetros de longitud”, datos que chocan con los del cuchillo que se encontró en la alcantarilla.

Francisco Javier Medina

Otro de los interrogantes en la investigación tiene que ver con un par de zapatillas deportivas sospechosas que también se encontró una vecina del barrio. En cambio, en el suelo de la vivienda donde mataron a Miguel Ángel y a su hija aparecieron pisadas de un modelo de deportivas que no se encontró en el registro de la casa de Francisco Javier. Estas huellas nunca se llegaron a identificar y aunque la Guardia Civil llegó a tener fotografías de las zapatillas y el contacto de la vecina que dio la alerta, en el sumario ni siquiera se reflejó.

Segunda investigación 

La segunda investigación del crimen de Almonte –tras la absolución de Francisco Javier Medina– llegó a su fin en el mes de octubre de 2020. Durante 21 meses los investigadores de la Guardia Civil han estudiado pormenorizadamente el trabajo anterior de sus compañeros que permitió la detención y juicio del único sospechoso entonces y han concluido que "no se han obtenido datos objetivos" que motiven la "apertura de una nueva línea de investigación o profundizar en las descartadas anteriormente", es decir, que no hay razones para explotar una vía diferente a la que derivó en el arresto de Medina, que en aquella época mantenía una relación sentimental con la esposa y madre de Miguel Ángel y María Domínguez y que fue  declarado no culpable por un jurado popular en 2017, sentencia luego ratificada en todas las instancias superiores.

 

Aníbal Domínguez, portavoz de las familias de Almonte.

En el informe remitido a la titular del Juzgado de Instrucción 1 de La Palma del Condado, adelantado por el diario Huelva Información, los investigadores subrayan que "las actuaciones practicadas no permiten descartar ni contradecir las conclusiones a las que llegó el anterior equipo de investigación".

Los agentes de la UCO explican que al no participar en las actuaciones originales, se han centrado en las pruebas escritas del expediente que se comenzó a redactar tras los dos asesinatos ocurridos la noche del 27 de abril de 2013 en el número 3 de la avenida de los Reyes de Almonte. Para ello han revisado más de 335 informes policiales, 545 entrevistas, 35 informes periciales, 102 declaraciones policiales, 35 judiciales y 45 gigas de fotografías y grabaciones de distintas cámaras.

COMPARTIR: