08 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

'Limpiezas Traumáticas González' es el claro ejemplo de una empresa familiar, de Hellín (Albacete), acostumbrada a estos duros y sacrificados trabajos

Así limpian y desinfectan los escenarios más sangrientos de asesinatos y muertes violentas las empresas españolas

'Limpiezas Traumáticas' se encarga de limpiar y desinfectar escenarios de crímenes y suicidios entre otros sucesos
'Limpiezas Traumáticas' se encarga de limpiar y desinfectar escenarios de crímenes y suicidios entre otros sucesos
El día a día en el trabajo de limpieza de los escenarios de los más horrendos crímenes dista mucho del de cualquier otra persona. Un claro ejemplo son Los González, una familia de Hellín (Albacete), pionera en un negocio donde no solo sirve la valentía, sino también entereza y estómago para asimilar lo que se van a encontrar en cada limpieza. Una tarea que en muchas ocasiones no resulta fácil. Quizá por eso la empresa se llama 'Limpiezas Traumáticas' encargada de limpiar escenarios de crímenes.

En España, el sector de la limpieza de los escenarios de crímenes y asesinatos violentos es mínimo.

Una de las pioneras y más relevantes es ‘Limpiezas Traumáticas González'. Una empresa dedicada a dejar impolutos escenarios donde se han producido asesinatos, suicidios o muertes de personas mayores desatendidas, entre los principales casos. Se trata de un negocio pionero que la familia González ha sabido explotar en toda España hasta convertirse en los líderes del sector.

"En un principio nos dedicábamos a limpiar escaleras, portales de comunidades de vecinos, oficinas, como una empresa de limpieza normal”, señala su fundador, Manuel González a elcierredigital.com.

Un día les llegó un encargo diferente, el de un joven que acababa de sacarse las oposiciones a juez y se había cortado las venas en un piso de Granada. Manuel no dudó en coger el encargo y se dirigió junto a su familia, que trabaja junto a él,  a lo que sería su primer trabajo como limpiador de escenarios traumáticos. “De la noche a la mañana nos llamaron para este crimen. Lo vi como una oportunidad y hasta ahora”, comenta Manuel.

Desde entonces, si alguien tiene que poner solución a situaciones desagradables de este tipo, es recomendado por la policía o los proprios jueces para llamar a  ‘Limpiezas Traumáticas González’, que  acude a desinfectar.

limpiezas_traumaticas_3

Vivienda de una persona con Diógenes que limpiaron.

Para realizar las labores adecuadas utilizan productos específicos que no cualquier persona o empresa puede adquirir en el mercado. “Nosotros tenemos el material forense y los productos necesarios para desinfectar y limpiar las escenas del crimen que adquirimos de Estados Unidos. En este trabajo se necesita cursos de formación en materia sanitaria para los que nos hemos instruido también”, señala.

Cuando les llamaban al principio no contaban con mucha experiencia, preparaban el equipo, se montaban en la furgoneta y acudían al lugar de los hechos sin saber si el caso de cuya limpieza se iban a encargar había transcendido o no mediáticamente.

“Un caso llamativo fue, por ejemplo, el de la asesina de Parla que degolló a su madre en 2018. Fue ella quien nos llamó a nosotros directamente para que fuéramos a limpiar la casa”, relata Manuel, quien añade que “ahora comprobamos primero sí el caso se ha hecho público y las autoridades lo saben. Y si no hay noticias al respecto, llamamos nosotros primero a la Guardia Civil, la Policía o a quien corresponda”.

lipiezas_traumaticas_2

Uno de los escenarios traumáticos que han tenido que desinfectar

Durante sus seis años ya de actividad, 'Limpiezas Traumáticas González’ se ha convertido en la empresa número uno en el sector en España, por lo que han tenido que presenciar todo tipo escenarios macabros y difíciles de asumir. “El peor trabajo que recordamos es el del crimen de la niña de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), fue algo que nos costó mucho asimilar”, asegura Manuel.

A la hora de trabajar, la función principal de los González es limpiar y desinfectar la denominada “zona cero”, es decir, la parte de la vivienda o domicilio donde ha ocurrido el suceso. Luego también desinfectan el resto de la vivienda para que no se propaguen las posibles agentes biológicos. Para los terribles olores que se encuentran utilizan máscaras que impregnan con un líquido con olor a menta.

Un coste de unos tres mil euros

En cuanto a los clientes que requieren de los servicios de esta peculiar empresa, Manuel González afirma que “nos llaman de los Juzgados, de la Guardia Civil, la Policía Nacional o Local, y a veces particulares también”. Actualmente, ‘Limpiezas Traumáticas’ cuenta con cuarenta sucursales repartidas por todo el territorio nacional que funcionan las 24 horas del día. En la localidad albaceteña de Hellín se encuentra el centro neurálgico de la empresa.

Su trabajo ronda entorno a 1.500 y 6.000 euros, una media de 3.000 euros por encargo.  También limpian pisos cuyos inquilinos han sufrido síndrome de Diógenes y que han acumulado basura durante años.

Sobre las consecuencias a nivel psicológico que pueden sufrir después de realizar su labor, Manuel González comenta a elcierredigital.com que “es lo único que no podemos limpiar, lo demás se limpia todo” . Y cuando se le pregunta si les satisface el trabajo que llevan a cabo, su respuesta es clara: “Estamos orgullosos de lo que hacemos, no por el trabajo en sí, no quiero que nadie me malinterprete, sino porque alguien tiene que encargarse de ello y en eso somos los únicos”.

 

COMPARTIR: