20 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Le acusan de ofrecer dinero para que los jóvenes acudieran a su domicilio, donde les hacía fotografías a sus genitales y les realizaba tocamientos

Piden 42 años de cárcel para el entrenador acusado de abusar sexualmente de trece menores

Palacio de Justicia de Sevilla
Palacio de Justicia de Sevilla
El entrenador se enfrenta a 42 años y medio de cárcel por los abusos sexuales presuntamente cometidos a trece menores en la localidad sevillana de Ajarafe. La Fiscalía solicita nueve años de prisión por cada delito de abuso sexual con acceso carnal, cuatro años de cárcel por cada delito de abuso sexual y tres años y seis meses por siete delitos de corrupción de menores.

La Fiscalía de Sevilla pide una pena de 42 años y medio de cárcel a un entrenador de fútbol de una localidad del Aljarafe, que responde a las iniciales R.B.B., quien está acusado de abusar sexualmente de 13 menores de edades comprendidas entre los 13 y los 17 años entre 2016 y 2017.

Según han indicado fuentes del caso a Europa Press, el Ministerio Público le atribuye al encausado tres delitos de abuso sexual a menores de 16 años con acceso carnal, tres delitos de abuso sexual a menores de 16 años y siete delitos de corrupción de menores.

De esta manera, la Fiscalía solicita que se le condene a nueve años de prisión por cada delito de abuso sexual con acceso carnal, 27 años por los tres delitos, con la prohibición de acercarse a menos de 300 metros de sus víctimas durante diez años así como a cuatro años de cárcel por cada delito de abuso sexual (doce años por los tres delitos) con la prohibición de acercarse a menos de 300 metros de sus víctimas durante cinco años.

futbol

El encausado se aprovechaba de su condición de entrenador para acceder a los menores a los que entrenaba

Asimismo, el Ministerio Fiscal pide que por los siete delitos de corrupción de menores se le imponga a R.B.B. una pena de tres años y seis meses de prisión con la prohibición de acercarse a menos de 300 metros de sus víctimas durante cinco años.

Además, pide que indemnice a sus 13 víctimas con cantidades que van entre los 3.000 euros y los 10.000 y  que se le imponga la medida de libertad vigilada, una vez salga de prisión, durante diez años.

El encausado entre 2016 y 2017 se valía de su condición de entrenador para acceder a los menores a los que entrenaba y ofrecerles dinero para que éstos acudieran a su domicilio donde presuntamente le hacía fotografías a sus genitales y les realizaba tocamientos y actos de carácter sexual.

Con todo, el procesado, a quien no le concurren circunstancias modificativas de su responsabilidad penal, será juzgado a partir de este martes por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla.

COMPARTIR: