24 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

La asociación Tu Abandono Me Puede Matar denuncia que las tareas se desarrollan con un 15 por ciento menos de trabajadores y sin medios materiales

Tres altercados en el Centro Penitenciario de Algeciras se saldan con seis internos en el módulo de aislamiento

Centro Penitenciario de Algeciras.
Centro Penitenciario de Algeciras.
Las cárles españolas siguen siendo escenario de situaciones que demuestran la falta de medios materiales y recortes de personal con los que cada día los funcionarios de las prisiones españolas se enfrentan para poder desarrollar su trabajo, sumado a la cantidad de agresiones que sufren. Las últimas han tenido lugar en el Centro Penitenciario de Algeciras (Cádiz) en los módulos 8, 5 y 9.

Durante   la mañana   de este pasado siete de agosto, se produjeron varios  incidentes   en   el Centro Penitenciario  de  Algeciras (Cádiz). Primeramente se generó una pelea en el módulo  8  que  se  saldó con  dos  internos  aislados,  poco  después otro  enfrentamiento en  el  módulo  5,  donde  los funcionarios consiguieron atajarla teniendo que ser aislados otros dos internos.

Pero el incidente más grave tuvo lugar en el módulo  6,  concretamente  en  el  patio,  cuando  un  interno,  A.V. mantenía una conducta sospechosa que requirió la presencia de los trabajadores para devolverlo a la celda. En ese momento el resto de reclusos se abalanzron contra A.V. mientras otro recluso amenazaba  de  muerte  al  funcionario diciéndole “te voy a matar” a  la  vez  que  empuñaba  un punzón y le gritaba a una funcionaria que se quitase del medio.

Ante estos hechos se personaron más trabajadores  en  auxilio  del  compañero,  mientras  se producía  un  conato  de  motín que  se  saldó  con  tres  internos  trasladados  al  módulo  de aislamiento.

Centro Penitenciario de Algeciras (Cádiz).

La asociación Tu Abandono Me Puede Matar asegura que las agresiones van en alza y que cada día se eleva su gravedad. "Es imposible trabajar con un 15 por ciento menos  de  trabajadores,  sin medios materiales,  en  la  soledad  de  un  patio  rodeado de 100  delincuentes  para  los  que  nada  valen  nuestras  vidas”. 

“Los trabajadores penitenciarios hemos sufrido  atentados,  secuestros,  motines,  lesiones,  insultos,  amenazas,  pero  nada  tan grave  como  la  inseguridad  provocada  por  la  falta  de  apoyo  de  nuestro Ministro  del  Interior y los dirigentes de la Secretaria General de IIPP. La situación es límite, aunque sea obviada por los que cobran por dirigir esta Institución”, recalcan.

Desde el 1 de diciembre de 2018, son al menos 223 los funcionarios que han sufrido lesiones tras la agresión de un interno. Además son 76 los funcionarios agredidos sin lesiones. Como también, 113 los reclusos fallecidos en nuestras cáceles, sin que estas cifras parezcan importarle a nadie, señalan.

COMPARTIR: