17 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El novio de Tamara Falcó es relaciones públicas de Lula Club, el último local madrileño al que ha acudido la policía buscando armas y cocaína rosa

Redadas en las discotecas de la jet set española: De las juergas de Froilán a los líos de Íñigo Onieva

El Cierre Digital en Discoteca Lula Club, escenario de una redada el pasado 10 de febrero.
Discoteca Lula Club, escenario de una redada el pasado 10 de febrero.
El pasado 10 de febrero tuvo lugar una redada en la discoteca Lula Club de la Gran Vía madrileña. Los agentes buscaban en la discoteca, conocida por ser donde trabaja Íñigo Onieva, droga y armas. Unos días antes, el 5 de febrero, los agentes desalojaron un after clandestino al que había acudido Froilán. En él también se encontraron armas y droga.

En menos de una semana dos famosas discotecas madrileñas han sido objeto de redadas policiales. Sin embargo, no ha sido la actuación policial en sí la causa de su protagonismo en la prensa, sino las celebrities que estaban vinculadas con ellas: Froilán en el primer caso e Íñigo Onieva en el segundo.

Esta segunda redada tuvo lugar el pasado viernes 10 de febrero, según informa El Mundo, en la discoteca Lula Club, que se encuentra en la Gran Vía madrileña. Aunque no hubo detenidos, los agentes de policía que organizaron la redada iban buscando cocaína rosa y armas. Incautaron droga y levantaron actas por el consumo y tenencia de estupefacientes en el local.

La redada tuvo lugar sobre la una de la madrugada. Unos 40 agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana y los agentes GOR de la Policía Nacional acudieron al lugar. Además de las citadas incautaciones, hubo cacheos e identificación de, al menos, 37 personas.

Íñigo Onieva, actual pareja de Tamara Falcó —y hace unos meses exnovio debido a una infidelidad— está vinculado a Lula Club ya que trabaja en la discoteca como director de imagen y relaciones públicas. Además de captar clientes, Onieva y los directivos del local, situado en el número 54 de la Gran Vía, intentaban replicar, según el diario ya mencionado, una de las discotecas de la jet set más famosas de Nueva York: Studio 54.

Tamara Falcó e Iñigo Onieva.

Esta famosa discoteca estadounidense estuvo en activo de 1977 a 1980 y fue uno de los iconos del desenfreno y del glamour de la 'jet set' de la época al otro lado del charco. Los famosos más reconocidos del momento acudían al local, donde se les podía ver bailando, tomándose una copa o incluso consumiendo droga. Esta última, presente también en las más problemáticas fiestas que han sufrido redadas en el último mes.

Froilán y la redada por exceso de aforo

Como indicábamos al principio de este artículo, la redada en la discoteca vinculada a Onieva no ha sido la única que involucra a la jet set española. Y es que, a principios del mes de febrero, Felipe Juan Froilán de Marichalar y Borbón —más conocido como Froilán— regresó de la visita a su abuelo, el rey emérito, en Abu Dabi por todo lo alto: yéndose de fiesta.

Entre las más selectas discotecas de las celebrities españolas que visitó, además de cervecerías y locales de copas, se encontraba un after conocido como el “after de los afters”. El local, situado en la calle Orense de Madrid, fue escenario de una redada el pasado día 5 de febrero por exceso de aforo. Según informaron fuentes policiales, al igual que en la más reciente redada a la discoteca Lula Club, en el recinto se encontró cocaína rosa que estaba siendo consumida por los allí presentes y un cuchillo que tenía uno de los clientes.

Froilán.

Los encargados del desalojo del local fueron los agentes de la Unidad Central de Seguridad (UCES) que llegaron allí sobre las 9 de la mañana debido a las quejas de varios vecinos por el ruido de la sala. Los agentes se encontraron, además de la ya mencionada cocaína rosa, con un exceso de aforo de más de 100 personas —había 229 personas de las 99 que podían estar en su interior— y presencia de menores. Por esto, además de por ejercer funciones de local de fiesta cuando el recinto tenía licencia de sauna, se abrieron varias actas policiales.

La “ruidosa” discoteca de Tetuán

A pesar de que el ruido del que se quejaron los vecinos hizo que este after clandestino fuese desalojado, los vecinos de la calle Hernani de Madrid no tienen tanta suerte. Allí se encuentra la discoteca Panda Club, otra de las preferidas de la jet set española.

De hecho, el local se hizo famoso en el año 2019 con la visita de la hermana de Froilán, Victoria Federica de Marichalar y Borbón y su novio de entonces, Jorge Bárcenas. Además de estas dos celebrities, han acudido al local a lo largo de estos años personas como Fonsi Nieto, los tronistas de Mujeres y Hombres y Viceversa y la familia Aznar.

Victoria Federica de fiesta.

Según los vecinos de la zona, las molestias que sufren por esta exclusiva discoteca son cada vez peores. Aglomeraciones a las salidas, vandalismo, vasos rotos, gritos, obstrucción de garajes… Estos son algunos de los problemas a los que se enfrentan los vecinos que, aunque han llamado a las autoridades en diversas ocasiones, no han podido hacer nada al respecto. Los registros, tal y como informa el medio eldiario.es, tuvieron lugar durante la pandemia y los agentes comprobaron que el local cumplía con la normativa.

COMPARTIR: