20 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Una de las zonas donde actúan con más frecuencia es Barcelona

“Lanzas internacionales”: las bandas de atracadores chilenos que arrasan en España

"Lanzas internacionales" en el momento del atraco en la joyería de Castelldefels
En España muchos de los grupos chilenos de atracadores cometen sus delitos mientras disfrutan de su estancia como turistas. Son los denominados "lanzas internacionales"

Cientos de chilenos se encuentran recluidos en cárceles de otros países y especialmente en prisiones europeas. En Chile se conoce popularmente como “lanzas” a las personas cuya profesión es el robo. Este tipo de delincuentes tienen como modus operandi actuar en lugares públicos y sus principales víctimas son los comercios a los que atracan, los cajeros automáticos que se llevan tras detonarlos o los domicilios que saquean. No se trata sólo del típico carterista que actúa en zonas donde se aglomera mucha gente, sino que el perfil de estos delincuentes ha variado en los últimos años. Ahora son más peligrosos y están mejor organizados.

Los “lanzas” han sido conocidos en Chile por llevar a cabo sus acciones delictivas a nivel local, pero desde hace años vienen operando en otros países, tanto de Sudamérica, como de Europa. Aquí, en España, estas bandas organizadas han actuado numerosas veces en los últimos años y su destino favorito para delinquir es Barcelona. En el año 2016 los Mossos d´escuadra detuvieron a más de 200 chilenos, de los cuales se sospecha que la mayoría son “lanzas internacionales”. En muchas ocasiones utilizan la violencia, normalmente cuando atracan establecimientos, pero para el robo en domicilios suelen intervenir en los que no haya gente.

Según los expertos, este tipo de bandas salen de Chile y se instalan en otro país durante tres meses, que es el tiempo que les dura la visa de turista. En este período saquean y cometen todos los robos que pueden. Una parte del “premio” la reducen a dinero y la envían a sus familias establecidas en su país de origen y otra parte la destinan para comprar ropa y artículos de lujo para blanquear sus ganancias y evitar complicaciones en Aduanas.

El lapsus legal que permite que los “lanzas internacionales” sigan campando a sus anchas es que en Chile no se persiguen penalmente los delitos que se cometen en el extranjero, excepto si hay algún requerimiento por parte de la Interpol.

Últimos golpes en España

El pasado 16 de julio, en la joyería Jose Luis de un centro comercial de Castelldefels, sobre las once de la mañana, cuatro hombres disfrazados y con los rostros tapados entraron en el local y se llevaron todos los relojes y joyas que pudieron de las vitrinas del establecimiento. Los individuos iban armados con pistolas para perpetrar el robo, aunque no llegaron a disparar a ninguna persona. Mientras los ladrones llevaban a cabo el atraco, una joven se acercó corriendo hacia ellos y les arrojó una botella. Uno de los asaltantes que cubría su rostro con un casco apuntó con una pistola a la chica, que huyó. Todo ello, a pesar de la aparición en escena de un mosso que se encontraba fuera de servicio y que no dudó en intervenir para detener a los atracadores. El policía forcejeó con uno de ellos, pero no logró pararle. Los chilenos huyeron de la escena disparando contra las puertas y escaparon en un vehículo robado. Más tarde los mossos detuvieron a dos de los atracadores y a dos supuestos colaboradores, de los cuales uno quedó en libertad.

El último golpe dado en España por una de estas bandas fue en Mallorca. La Guardia Civil detuvo a otros cuatro miembros de una de una de las ya mencionadas bandas de atracadores chilenas. Fue el pasado mes de julio, en un piso de Magaluf, donde hallaron material y herramientas que podrían haber sido utilizadas para realizar los robos. El titular del Juzgado de Instrucción número nueve de Palma decretó el ingreso en prisión sin fianza para los cuatro “lanzas”, que están acusados de participar en una decena de robos en domicilios de lujo de Mallorca. Una gran parte de la recompensa la enviaron a su país.

COMPARTIR: