20 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las llamas en Tarragona están ya controladas mientras en el centro del país todavía evacuados y focos activos

Arde España: inicio de verano catastrófico con fuegos que arrasan varias zonas de Madrid, Toledo, Ávila y Tarragona

El fuego ha arrasado el centro de España y Tarragona
El fuego ha arrasado el centro de España y Tarragona
El fuego está arrasando el monte en el centro y noreste de España. Tarragona comenzó anunciado su fuego a mediados de semana y solo a última hora de este domingo los equipos de emergencia lo declararon extinguido. En la Ribera d'Ebre se han quemado cerca de 6.000 hectáreas de vegetación desde el pasado miércoles, pero lo peor todavía está en el centro del país con monte bajo y bosques ardiendo y cientos de evacuados en diversos puntos.

Un primer incendio en Almorox (Toledo) levantaba la alarma en la zona a principios de este fin de semana.  Las llamas se extendieron rápidamente a Madrid, en concreto a las localidades de Cadalso de los Vidrios, primero y después a  Cenicientos, llegando a amenazar a la vecina Villa del Prado. Se calcula que han ardido ya cerca de 4.000 hectáreas en total  y el fuego ha avanzado tanto que durante el sábado y el domingo han sido desalojadas varias urbanizaciones y un camping en la zona.

Debido al viento cambiante, el intenso calor y la dificultad de la orografía, la situación ha ido empeorando por momentos durante estos días. A media tarde del domingo, los habitantes de Cenicientos veían cómo las llamas se acercaban a sus hogares temiendo lo peor. El viento se giró después y amenazaba con retroceder de nuevo hacia Almorox. Los bomberos trabajaban desde la madrugada del sábado para impedir que las llamas alcancen los núcleos urbanos al tiempo que cuarenta vecinos de viviendas límitrofes con el terreno forestal de la urbanización El Encinar del Alberche, en la vecina localidad de Villa del Prado, fueron evacuados como medida preventiva ante el avance del fuego.

 

Las llamas arrasaban la zona de Cadalso de los Vidrios y Cenicientos. 

Evacuados por el alto riesgo 

También fueron evacuadas por la Guardia Civil unas 40 viviendas de la urbanización La Castellana, en Cadalso de los Vidrios, cerca de donde el fuego se avivó durante el sábado. Unos 75 vecinos fueron realojados también en torno a las cuatro de la mañana  debido a la cercanía del fuego que se estaba aproximando a las viviendas. Otras 200 personas habían sido desalojadas el sábado del cámping de Cadalso, de las que quince estaba previsto que fueran atendidas por la Cruz Roja y pasaran la noche en un albergue del Camino de Santiago ubicado en la zona.

A última hora del domingo, el director de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112, Carlos Novillo, aseguraban que respecto al fuego que afectaba a Cadalso de los Vidrios había "perspectivas positivas" aunque el incendio "no esté controlado porque hay focos activos". Sin embargo, el avance hacia Villa del Prado se había detenido.

Los helicópteros cargaban agua en las localidades vecinas a Cadalso y Cenicientos. 

Polémica en Montesión, en Toledo capital

Los que sí estaban controlados ya en la noche del domingo eran otro gran incendio que  se declaró el viernes en Toledo capital y afectó a 1.600 hectáreas en los alrededores de la capital, en concreto a la zona de Montesión y donde algunos vecinos denunciaron la tardía respuesta del 112 ante la emergencia así como la actitud del presidente de Castilla-La Mancha, García Page.

En Ávila se encuentra el último gran incendio del centro del país. Varios  fuegos en los municipios de El Arenal, Gavilanes y Pedro Bernardo han atemorizado a los lugareños. En el caso del fuego de Gavilanes y Pedro Bernardo, se mantiene el nivel 1 de peligrosidad, si bien la situación  ha ido mejorando. El alcalde de Pedro Bernardo fue él mismo con el camión de bomberos a enfrentarse al fuego ante la falta de respuesta de las autoridades competentes que hicieron caso omiso a su llamada de emergencia. La superficie afectada por el incendio estará por encima de las 500 hectáreas arrasadas. El de El Arenal no está todavía controlado, pero no supone  ya peligro.  

En Gavilanes (Ávila) el fuego está casi controlado. 

En las zonas afectadas se encontraban luchando contra el fuego unos 220 efectivos de la Comunidad de Madrid y Castilla-La Mancha y otros 150 de la Unidad Militar de Emergencia. 

COMPARTIR: