09 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Al menor, cuyo cadaver ha sido encontrado en un vertedero en Toledo, se le perdió la pista en Madrid junto a su primo de 11 años, aún sin localizar

Hallan el cuerpo descuartizado de Fernando de 17 años, uno de los primos desaparecido en Carabanchel

Los menores Fernando y Ángel.
Los menores Fernando y Ángel.
Los trabajadores de un vertedero situado en la provincia de Toledo han dado la voz de alarma tras encontrar el cuerpo descuartizado de Fernando de 17 años, uno de los dos primos desaparecidos en Carabanchel el pasado 10 de diciembre. La principal hipótesis que se maneja es la de un homicidio y fuentes cercanas a la familia apuntan a un posible "ajuste de cuentas".

Los trabajadores de un vertedero de la provincia de Toledo han dado la voz de alarma tras encontrar el cuerpo descuartizado de Fernando de 17 años, desaparecido desde el pasado 10 de diciembre junto con su primo Ángel. La principal hipótesis que se maneja es la de un homicidio.

El cuerpo de Fernando Fernández García, de tan sólo 17 años, que desapareció hace unos días junto a su primo de 11 años, ha sido encontrado en Toledo esta mañana por los trabajadores que gestionan los residuos de un vertedero de la provincia manchega, que inmediatamente han dado la voz de alarma. Al hallar el cuerpo descuartizado todo apunta a que se trata de un homicidio y fuentes cercanas a la familia comentan a elcierredigital.com que podría tratarse de un "ajuste de cuentas"

Como explicó Juan José Cortés a elcierredigital.com "El mayor de ellos, Fernando, está casado y la madre de este está embarazada". Fuentes cercanas a la familia comentan a elcierreditigal.com que presuntamente Fernando "se hallaba en Toledo con otra chica con la que no estaba casado". 

Por otra parte, continúan buscando al pequeño Ángel Fernández Silva de 11 años desaparecido junto a su primo Fernando. La Policía Nacional continúa investigando los hechos. La principal hipótesis era una fuga involuntaria. Mientras que la familia siempre mantuvo también la hipótesis de que alguien se los había llevado engañados o a la fuerza.

El caso de Fernando y Ángel

El pasado 10 de diciembre Fernando y Ángel, de 17 y 11 años respectivamente, desaparecieron. Su último rastro se sitúa cerca de la Glorieta de Marqués de Vadillo, en la capital, y no se descarta ningún paradero. Ambos menores son del barrio madrileño de Carabanchel. "El mayor de ellos, Fernando, está casado y la madre de este está embarazada", explica a elcierredigital.com el activista gitano Juan José Cortés.

No descartaban ninguna hipótesis. “No descartamos que hayan sido retenidos a la fuerza, o que estén siendo acogidos o escondidos por cualquiera que les esté prestando ayuda, no descartamos ninguna de esas hipótesis”, indica Cortés. 

Y no duda en mostrarse indignado frente a aquellos que quieren aprovecharse de la dramática situación por la que está pasando la familia. “Aún hay gente que sigue llamando pidiendo un rescate de hasta 20.000 euros por los niños. Queremos decir que no hagan eso, porque es un delito y la Policía esta recogiendo todas las llamadas para en su momento interponer una denuncia”, advierte.

Por su parte,  Joaquín Amills, presidente de la asociación SOSDesaparecidos, admite que había mucha desinformación en el caso: “Recibimos montones de llamadas pero ninguna es creíble. Nosotros nos enteramos por una vecina de la familia que nos llamó porque la madre y la abuela están muy mal”. 

Todo la comunidad gitana esta volcada con el caso de Fernando y Ángel: “Estamos ayudando a la familia en todo lo que podemos, la organización de todo lo que se está haciendo está a cargo del portavoz Antonio Fernández y de Juan José Cortés, que somos los que estamos al frente de todo el operativo de concentraciones y manifestaciones, de búsqueda y rastreo de alguna pista, de ayuda a la familia y también de los medios de comunicación”, relata Juan José. 

Fernando y Ángel salieron de sus domicilios en el barrio de Carabanchel el pasado 10 de diciembre a comprar unos bocadillos y se les perdió el rastro. Nada más desaparecer los dos menores se interpuso una denuncia por parte de sus familiares en la comisaría de Villa de Vallecas. Son los agentes de este grupo de policía judicial los que están analizando las cámaras de los comercios próximos a la calle General Ricardos, donde se les perdió la pista. También investigan si tenían problemas con otros jóvenes, amigos o familiares. 

Por su parte, Joaquín Amills, presidente de SOSDesaparecidos señala que “Los chicos se van libremente del supermercado. Se intuye que habían quedado con alguien porque de allí salen por la puerta de atrás”. Tras salir del establecimiento se dirigieron a la estación de metro de Oporto. “En principio se recogieron las imágenes de las cámaras del supermercado donde entraron los chicos y a través de las grabaciones se puede observar cómo salen de manera voluntaria. Nadie les agrede”, confirma el cabo Antonio Martín. 

“Una familia de muy buena reputación”

La familia de los menores desaparecidos es muy conocida en la barriada de Carabanchel, según comenta a elcierredigital.com el fundador de la Plataforma Nacional por los Derechos Gitanos Antonio Martín. “Nos encontramos ante una familia de muy buena reputación, muy trabajadora y cristiana que no tiene nada que ver con actos delictivos”.

El cabo primero de la Guardia Civil asegura que los menores siempre han mantenido muy buena relación con su entorno familiar. “Lo que tenemos que saber es el motivo por el que los chicos se van. Hay alguna persona que les convence para que abandonen su hogar y se marchen”, confirma Martín.

Una peculiaridad es que los menores “no tenían redes sociales” y es por eso por lo que descartan “que hubieran podido conocer a dos chicas a través de ellas y haberse escapado”.

Además, Martín señalaba que “como Guardia Civil que llevo 30 años en el cuerpo, creo que los niños han sido sometidos por otras personas y desconozco el motivo. Algo muy fuerte”. 

COMPARTIR: