24 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Como es habitual, el sanitario subió un vídeo a sus redes sociales, aunque esta vez para anunciar que dejaría sus actividades reivindicativas

El médico influencer “Spiriman” se retira de Internet para pelear contra un "agresivo cáncer"

El sanitario subió una foto a su cuenta de Facebook
El sanitario subió una foto a su cuenta de Facebook
“El pasado 4 de agosto decidí, por caprichos del destino, luchar contra el cáncer. Uno además muy agresivo y extendido por distintas partes de mi cuerpo”, aseguró esta semana el granadino Jesús Candel, alias “Spiriman”, el médico “influencer”, que se ha ganado fama por sus críticas hacia la gestión sanitaria de Susana Díaz y ahora del Gobierno de Pedro Sánchez. Su cuadro de salud ha preocupado a muchos de los seguidores de este galeno activista.

“¿Cómo me iba a poner el destino un reto fácil?” asegura Jesús Candel, mejor conocido como “Spiriman”, un médico “influencer”, que se ha ganado cierta fama por sus críticas hacia la gestión que llevan a cabo el Gobierno de España con la crisis sanitaria del coronavirus Covid-19. Después de recolectar fondos y criticar los recortes sanitarios, este granadino de 44 años deberá enfrentar sus propios retos médicos.

Aunque ya circulaban algunas informaciones sobre que Candel sufría una importante enfermedad, no fue hasta el martes 25 de agosto de este año que fue confirmado por él mismo. “Spirman” subió un emotivo video a las redes sociales en el que desmiente los bulos sobre su supuesta muerte.

Desde el refugio de mi hogar y rodeado del calor de mi familia os escribo estas palabras de agradecimiento a tantísimos...

Publicado por Spiriman en Martes, 25 de agosto de 2020

“Hoy es 25 de agosto y cumplo 44 años. Mi mayor deseo no os lo cuento para que se cumpla. Muchos de vosotros estáis terminando las vacaciones y muchos otros estáis ya preparando la vuelta al cole tan atípica, por las circunstancias tan especiales que nos envuelven”, escribió Spirman.

Candel explica que sufre un cáncer “muy agresivo” y que se ha extendido por varias partes de su cuerpo, por lo que deberá dejar su papel de activista durante un tiempo para enfrentar la enfermedad.

“Mi lucha ha cambiado de objetivo en estos difíciles momentos. El destino ha sido caprichoso conmigo, pero lo hemos decidido los dos”, comenta el grandino. Agrega que: “Todo lo que nos rodea influye para que enfermemos o no. Yo he tenido unos años en los que he jugado fuerte con mi cuerpo y mi mente, y lo ha notado”.

La lucha contra el “poder político”

El médico, que se ha erigido como un estandarte para cierto público por sus críticas hacia las gestiones que hace del coronavirus, tanto el gobierno andaluz como el gobierno central, explica en un de sus últimos vídeos lo que está pasando con el material sanitario que él y la asociación Justicia por la Sanidad han comprado gracias a las donaciones públicas.

En su vídeo de Facebook titulado “¡Enorme la labor de los farmacéuticos!” comenta que “los farmacéuticos pidieron las mascarillas FP2 a través de su asociación Justicia por la Sanidad, que se las hemos gestionado nosotros a través de unos proveedores que no han querido comprarle el gobierno español”, señalaba “Spiriman”.

“Se les ha mandado (a los farmacéuticos) un email con las fotos de China”, indica Candel, que explica “cómo el Gobierno chino (...) todo el material que viene hacia España (...) pues están abriendo las cajas en los aeropuertos y revisándolas una por una debido a la mala gestión y las malas compras que ha hecho el Gobierno español”.

Enfrentamientos mediáticos

El polémico sanitario ha estado en el epicentro del debate desde que comenzó la pandemia del coronavirus. Diversos medios de comunicación han sacado información sobre sus movimientos, mientras que en las redes sociales ha habido usuarios que le han pedido explicaciones por sus supuestas compras y las donaciones que recibe.

Para todos ellos tiene respuesta Candel. Respecto a las preguntas sobre qué pasa con el dinero de los donantes, “Spiriman” contesta diciendo que “llevamos 900.000 euros en donaciones casi y un millón y medio en compra de farmacias más o menos. Todo hecho de forma legal y fiscal”. Por lo tanto, el médico pide que “no lancéis tanta mierda por la boca que todos no somos igual de chorizos y de mierdas que vosotros”, con un punto final incluyendo a “podemitas y socialistas”. Incluso, advierte que “muchas de las insinuaciones que estáis haciendo las estamos pasando a la Policía con denuncia. ¿La que os va a caer a más de uno eh? Hay un periodista por ahí que le van a caer a piñón”.

La guerra contra algunos medios de España a los que cataloga como “apesebrados”, viene de tiempo atrás. Sobre la supuesta inhabilitación de 100 días de su ejercicio profesional, que el Colegio de Médicos de Granada le había puesto por sus supuestas críticas a compañeros de profesión, Candel, en un vídeo subido a su cuenta de Facebook el 25 de abril, indica que “se propuso una inhabilitación por insultar a médicos que me habían insultado a mi previamente, que rechazó la dirección médica de mi hospital y que se paró en los Juzgados”.

Condena por injurias

“Nocilla” al presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno, o “Farruquita” a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, son algunos de los términos despectivos encontrados en los vídeos de Jesús Candel, más conocido como “Spiriman”, en las redes. Este médico que se ha ganado cierta fama desde que comenzara la pandemia por el coronavirus Covid-19 en España, pero, sin embargo, los constantes envites que muestra en varios de sus vídeos a diversos sectores de la población le ha costado algún que otro disgusto.

“Spiriman” es uno de los líderes del movimiento por la lucha contra la defensa sanitaria en España y sobre todo en Andalucía con su asociación Justicia por la Sanidad. Pero, un ejemplo de por qué sus “insultos” le dan quebraderos de cabeza ha ocurrido esta semana. En concreto con la expresidenta andaluza y secretaria del PSOE andaluz, Susana Díaz.

En mayo de este año, la Audiencia de Granada desestimó el recurso presentado por Candel contra la sentencia que lo condenó por injurias al pago de una multa de 6.480 euros y a indemnizar con 2.500 euros a Susana Díaz. La sentencia de la Sección Primera, que recogió la agencia EFE y contra la que cabe recurso de casación, mantiene la relación de hechos probados del fallo del Juzgado de lo Penal 6 de Granada y declara “no haber lugar” al recurso de apelación del médico "influencer".

Según la Audiencia de Granada, la reiteración de insultos y su variedad, además de las expresiones empleadas por el doctor, en distintas publicaciones en sus redes sociales “exceden, con mucho, de lo que el ámbito de la libertad de expresión ampara”. Para el tribunal, Candel no tuvo intención alguna de reforzar una crítica a la gestión sanitaria hecha por los entonces representantes de la Junta de Andalucía, “sino de mermar el honor y dignidad de los sujetos pasivos de sus expresiones.

COMPARTIR: