29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Sinaí Giménez, de la Sociedad Gitana Española, afirma que no quieren “hacer una investigación paralela pero sí contar con los mejores" en el caso

Las incógnitas de la desaparición de los menores de Carabanchel: “Queremos saber de qué forma han muerto”

El Cierre Digital en Cartel de los menores desaparecidos en Carabanchel.
Cartel de los menores desaparecidos en Carabanchel.
Más de un mes desde la desaparición de los primos menores de Carabanchel, Ángel y Fernando, todavía hay muchas incógnitas en su caso. Entre ellas, la causa de la muerte de ambos menores, hallados en un vertedero de Toledo. Sinaí Giménez, presidente de la Sociedad Gitana Española, afirma que se han puesto en contacto con otros profesionales porque quieren “una segunda opinión de todos los hechos” y “saber de qué forma han fallecido” los menores.

El 10 de diciembre de 2022, los primos Fernando y Ángel —de 17 y 11 años respectivamente— salieron de sus domicilios familiares en el barrio madrileño de Carabanchel para comprar unos bocadillos. Al no volver a sus hogares, sus familiares interpusieron una denuncia por la desaparición de ambos en la comisaría de Villa de Vallecas. Este fue el inicio de la extraña desaparición de los menores y la pesadilla que vendría a continuación para sus familiares. Más de un mes después de la desaparición, con los restos mortales de ambos menores hallados, el caso de los menores de Carabanchel sigue repleto de incógnitas.

Sinaí Giménez, presidente de la asociación Sociedad Gitana Española, explica a elcierredigital.com que, llegados a este punto, lo que quieren las familias y toda la comunidad gitana es que “estén los mejores [investigando el caso] para esclarecer toda la verdad. Queremos saber de qué forma han fallecido”.

Para ello, apunta a este diario que Sociedad Gitana Española “se ha personado en la causa con el abogado Javier Vasallo [abogado de Rocío Carrasco]”. Actualmente, hay, tal y como explica, tres abogados en la causa. “Marcos García Montes, que lleva a los padres de los niños, una abogada que lleva a las hermanas mayores de los niños y Javier Vasallo por parte de la Sociedad Gitana Española”.

Además, desde la asociación apuntan que se han puesto en contacto con el antropólogo forense Francisco Etxeberria y el psiquiatra forense José Cabrera para tener “una segunda opinión de todos los hechos”. “No queremos hacer una investigación ni una causa paralela, lo que queremos es meter dentro de la causa a los mejores. Confiamos plenamente en la Policía, en la Justicia y en el forense que está de instrucción”, apunta Giménez ante elcierredigital.com.

Últimas pistas y el hallazgo de los cuerpos

Tras la denuncia de la desaparición de los primos menores de Carabanchel, los agentes de policía revisaron las cámaras de la zona en la que se perdió la pista de los jóvenes, en un supermercado de la calle General Ricardos de Madrid. “Los chicos se van libremente del supermercado. Se intuye que habían quedado con alguien porque de allí salen por la puerta de atrás”, explicaba Joaquín Amills, presidente de SOSDesaparecidos, a elcierredigital.com.

Las grabaciones captaron a los menores acudiendo, posteriormente, a una estación de autobuses de Madrid, donde cogieron un autobús hacia Toledo. Allí, tal y como quedaba reflejado en las cámaras, entraron y salieron del hotel Zentral antes de vagar por la ciudad.

Fue Toledo, precisamente, la ciudad donde se hallaron los cadáveres de los menores. El día 15 de diciembre se encontró el del mayor, Fernando, en el vertedero Ecoparque de Toledo. “La Policía Nacional de Madrid, que estaba llevando el caso, no confirmó nada hasta el día 21 sobre que el menor avistado en Toledo se trataba de Fernando”, denunciaba ante elcierredigital.com Sinaí Giménez.

Vertedero de Toledo donde fueron hallados los menores.

Casi un mes después, el 11 de enero, se encontraron los primeros restos del menor, Ángel, de 11 años. Todavía no se ha encontrado el cuerpo de Ángel en su totalidad —a pesar de que el pasado fin de semana hallaron en el citado vertedero de Toledo nuevos restos—. Según apunta Sinaí Giménez a elcierredigital.com, la familia espera que “en los próximos días se pueda recuperar al niño Ángel para que puedan descansar, enterrarlo y llevarle un ramito de flores al cementerio. Y después que siga la investigación”.

Las posibles causas de la muerte de los menores de Carabanchel

Aunque la familia tiene la sospecha de que la muerte de los menores es un asesinato, una de las hipótesis que se barajó fue que ambos intentaron resguardarse en un contenedor para dormir y que murieron asfixiados. Fuentes de la comunidad gitana cercanas a la familia consultadas por elcierredigital.com sostuvieron ante este diario que eso “no tiene sentido”.

“Estos muchachos estaban acostumbrados a estar en la calle chatarreando, buscándose la vida, porque vienen de familia de chatarreros. Sabiendo lo que es la chatarrería y habiendo tantos cajeros, no encaja que se resguardaran en un contenedor. Sí que es probable que los hayan tirado al contenedor. Y puede ser que se hayan asfixiado, pero hay muchas formas de morir asfixiado. A lo mejor alguien los asfixió con una bolsa de plástico. Hay muchas posibilidades y no hace falta ser médico para imaginarlas”, apuntaban las fuentes consultadas por este diario.

Según cuenta a elcierredigital.com Sinaí Giménez, ahora tiene más peso la posibilidad de una muerte no accidental, ya que los camiones de basura no podrían dejar los cuerpos en el estado en el que se encontraron, a pesar de lo que se pensó en un primer momento. “Se ha hecho un estudio en el que se aprecia que no hay cuchillas dentro de los camiones. En todo caso, podrían haber aplastado a los niños, pero en ningún momento hacer los daños con los que fueron hallados sus cuerpos. Así lo dijo José Cabrera en el programa Ya es mediodía de Telecinco. Esto refuerza la hipótesis de la familia”, relata Giménez.

¿Por qué se encontraban en Toledo?

Otra de las incógnitas en el caso de los menores desaparecidos en Carabanchel fue el motivo por el que acudieron a Toledo. La hipótesis que ha cobrado más fuerza apunta a que Fernando había acudido a la provincia castellanomanchega a ver a su exmujer, otra menor de 17 años. Según explicaban fuentes de la comunidad gitana consultadas por elcierredigital.com, entre los gitanos existe la ley de que “si un hombre convive con una mujer, ya es su mujer, y a eso se le llama matrimonio. No hace falta ir a los juzgados, porque por la ley nuestra ellos eran marido y mujer”.

Ángel se habría unido a su primo en esta travesía hacia Toledo que, según afirmaban las fuentes consultadas por elcierredigital.com, no era la primera vez que Fernando hacía. “Fernando estaba muy enamorado de esta muchacha. Y aunque la familia de ella lo niega, creo que Fernando iba a cada momento a verla”.

Cartel campaña de apoyo a las familias de Ángel y Fernando.

Precisamente, el padre de la exmujer de Fernando negó que esto fuera así en el programa Cuatro Al Día. “Mi hija no ha pisado Toledo más que los tres días que bajó a ver a su hermanastro”, afirmó, añadiendo, además, que se habían tenido que marchar de la ciudad “por miedo” a que las familias de los menores fallecidos les localizaran y llevaran “a cabo sus amenazas”.

Las citadas fuentes de la comunidad gitana afirman que llamar a declarar al padre de la exmujer de Fernando “evitaría muchos problemas, porque puede haber mucho jaleo”. Sin embargo, tanto estas fuentes como Sinaí Giménez apuntan a que son las fuerzas y cuerpos de seguridad el Estado los que tendrán que tomar medidas y averiguar qué sucedió con los menores de Carabanchel.

“La familia quiere agradecer a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado el trabajo incansable que están desarrollando en el vertedero por encontrar y entregar al niño Ángel, y el compromiso del Ministerio del Interior, que nos enviaron por carta que no van a escatimar en medios y así lo estamos viendo. Llevan luchando un mes sin parar y tenemos que agradecer mucho su labor y su trabajo”, concluye Giménez.

COMPARTIR: