26 de junio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato ACAIP denuncia que este recluso ha provocado ya más incidentes de este tipo y que también se registran en otros centros de España

Un interno ataca a tres funcionarios de la prisión Las Palmas II hiriéndoles en la cara

Los hechos ocurrieron en la prisión de Las Palmas II (Provincia de Las Palmas)
Los hechos ocurrieron en la prisión de Las Palmas II (Provincia de Las Palmas)
La Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (ACAIP), sindicato que agrupa al personal penitenciario, ha denunciado en un comunicado la agresión de un interno a tres funcionarios que procedían a realizar un cambio de módulo de prisión. Los hechos han tenido lugar en la cárcel de Las Palmas II, situada en la provincia de Las Palmas de Gran Canarias.

Según ha comunicado la organización, los hechos ocurrieron este viernes, cuando se procedía al cambio de ubicación del preso dentro del centro penitenciario. El interno no estaba de acuerdo con el traslado, así que comenzó a destrozar la celda en la que se encontraba.

“En el momento en el que acudieron los funcionarios del departamento acompañados del jefe de servicios, el interno se abalanzó sobre uno de los funcionarios causándole diversas lesiones en el rostro”, según  ha informado el sindicato en un comunicado.

El interno es de primer grado, por lo que estaría catalogado como de alta peligrosidad y se encontraría en un módulo de aislamiento. En este tipo de régimen penitenciario los sujetos suelen permanecer en sus celdas casi la totalidad del día y salen al patio en visitas individuales de dos horas, ya que no pueden llevar una vida penitenciaria normal con el resto de reclusos.

La organización sindical asegura que no es la primera vez que ocurren este tipo de hechos con el recluso en cuestión. El sujeto fue trasladado a Las Palmas II desde la prisión de Juan Grande en Tenerife, después de causar lesiones a funcionarios de ese centro penitenciario.

En el comunicado ACAIP denuncia que: “se pone en evidencia la total desprotección de los funcionarios de prisiones, que no somos considerados autoridad, pese a las condiciones de nuestro trabajo”.

COMPARTIR: