20 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Fiscalía pide 18 años de cárcel para el conductor que intentó arrollar a su víctima dos veces hasta que lo consiguió a la tercera

Atropella mortalmente delante de sus hijas a un hombre con el que había discutido por una plaza de aparcamiento

Un paso de cebra.
Un paso de cebra.
La Fiscalía de Madrid solicita 18 años de prisión para el conductor que atropelló en octubre de 2016 a un hombre que cruzaba un paso de cebra con sus hijas tras discutir con él por una plaza de aparcamiento.

El representante del Ministerio Público le reclama algo más de 24.500 euros en concepto de responsabilidad civil por los daños físicos y materiales provocados por el acusado, ya que sobre las 16.45 horas del 6 de octubre de 2016, el acusado mantuvo una "fuerte" discusión por una plaza de aparcamiento con otro hombre que iba a un colegio a recoger a sus dos hijas. Tras la discusión, se subió a su automóvil y trató de atropellar al otro hombre que aún no había llegado al colegio.

No tuvo éxito aunque sí llegó a golpearle con el retrovisor. A continuación y, tras hacer varios giros, volvió a embestir a la víctima también sin llegar a tocarle. El acusado aparcó entonces el coche en segunda fila a las puertas del colegio y esperó allí varios minutos.

La Audiencia Provincial de Madrid.

Cuando vio de nuevo al hombre que llevaba a sus hijas de la mano puso en marcha el vehículo y "se dirigió contra ellos con la clara e inequívoca intención de atropellarles con el automóvil aun a riesgo de acabar con su vida e incluso con la de sus hijas, acelerando y consiguiendo, esta tercera vez, atropellarle con la parte delantera del turismo".

A consecuencia del golpe el hombre quedó tendido sobre el capó del acusado "desplazándole varios metros hasta colisionar con otro turismo que se encontraba en doble fila".

A continuación Cervera se dio a la fuga. Ninguna de las niñas sufrió daños porque el padre las empujó al suelo antes de recibir e impacto.

COMPARTIR: