20 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El operativo policial registró un total de 1801 locales en toda España, más de la mitad de los 3000 que están repartidos por toda nuestra geografía

Casas de apuestas: Masiva manifestación en su contra mientras se identifican a 28 menores jugando en estos locales

Policía frente a una Casa de Apuestas
Policía frente a una Casa de Apuestas
La Policía Nacional ha realizado una macrooperación contra la presencia de menores de edad en casas de apuestas. En total, 1800 establecimientos han sido registrados toda España, con el objetivo de “verificar el cumplimiento de la normativa sobre acceso a menores”. Se produce después de que este domingo 6 de octubre se celebrase una masiva manifestación en Madrid, la mayor hasta ahora contra las casas de apuestas.

En la normativa que regula las casas de apuestas, todas ellas controladas por las distintas Comunidades Autónomas, se indica claramente que los menores de 18 años no pueden participar en juegos de azar, ni en apuestas. Su entrada a este tipo de establecimientos está prohibida y son los establecimientos quienes deben controlar y restringir la entrada de menores.

Por eso, se ha llevado a cabo un macro operativo por parte de la Policía Nacional, con la colaboración de la Policía Foral de Navarra y los Mossos d’Esquadra, donde se han identificado a 28 menores en una acción operativa de control en salas de juego. Durante dos días, los agentes han realizado un total de 1881 visitas, más de la mitad de las 3.000 salas de apuestas de España, con el objetivo de verificar que la normativa de acceso de menores se cumple.

El operativo se ha llevado a cabo en todo el territorio nacional, excepto en País Vasco. Según comunicó el Cuerpo Nacional de Policía, “con este tipo de acciones se pretende, desde la perspectiva de la protección al menor y también de la protección contra la ludopatía de las personas, evaluar, detectar y erradicar, la posibilidad de que los menores de edad, entren y jueguen en establecimientos autorizados” de apuestas.

Un salón de juegos en Madrid.

Además de la identificación de casi treinta menores se ha arrestado a cuatro personas. También se ha localizado la presencia de 184 mayores de edad indocumentados, la Policía Nacional procedió a la identificación de estas personas para constatar que no tuviesen restricciones para realizar apuestas.

Masiva manifestación en Madrid

El operativo ha sido a la luz apenas un día después de que la Calle de Bravo Murillo, en Madrid, fuese testigo de la mayor manifestación en contra de los locales de apuestas en España. Así lo ha anunciado la Plataforma contra los Locales de Apuestas, que reúne a 168 agrupaciones de la capital y que cifró la participación del evento en más de 1.500 personas.

Los manifestantes caminaron por una de las calles emblemáticas de Madrid, según la asociación que reúne a empresarios del sector (Cejuego), debido a lo céntrico de la zona y a la cantidad de personas que transitan por la zona a diario. Esto va en contra de lo que piensan la mayoría de los manifestantes, que tienen la tesis de que existe una estrategia planificada de abrir locales de apuestas en los barrios de menores renta.

Actualmente, los distritos de Tetuán y Centro son los que más locales de apuestas reúnen. No obstante, distritos como Puente de Vallecas, Usera, Villaverde han presenciado un crecimiento importante en la última década.

El negocio del juego cuenta con un sector público y uno privado, es el segundo el más penalizado por los manifestantes, ya que las casas de apuestas de barrio son de este tipo. Desde las patronales privadas se ha exigido al gobierno que establezca una regulación única con respecto a la publicidad. Alejandro Landaluce, director general de CEJUEGO, asegura que “mientras la ONCE y otras apuestas estatales pueden publicitarse sin problema, las apuestas deportivas solo pueden hacerlo si son en web”. Landaluce recordó que la patronal del juego ha pedido ya al gobierno la regulación definitiva de las publicidades del juego.

Manifestación por las Casas de Apuestas en Tetuán.

Aunque la campaña de #ApuestaPorTuBarrio tiene como objetivo visibilizar las casas de apuestas como un problema social, son varias las voces y distintas las opiniones que integran el movimiento. Algunos consideran que es necesario suprimir la publicidad de las apuestas, como si se tratase de tabaco y alcohol, mientras otros más radicales prefieren que sean cerradas o limitadas.

Control a menores, no a ludópatas

Hace unos días elcierredigital.com pudo entrevistar a Marcos, exjugador de casas de apuestas. Entre los temas de conversación surgió el de los menores, una de las banderas de los detractores de este tipo de empresas. El joven asegura que estas afirmaciones las ha escuchado en reiteradas oportunidades, pero que no coinciden con su caso. “Yo fui años al mismo local y todos los días me pedían identificación, aunque ya me conocían. Las cosas como son, en el tema de los menores lo tienen controlado”.

Un redactor de este medio ha entrado a tres casas de apuestas de la ciudad de Madrid y en los tres casos ha debido entregar una identificación para comprobar que dispone de la edad legal para jugar. Marcos reconoce que este sistema puede funcionar en las casas de apuestas, pero no en el juego online, que tiene sistemas de registro “vergonzosos” para el exjugador.

La situación cambia con respecto a la publicidad. “No es normal que yo tenga que dejar de ver la televisión en los intervalos de los juegos por la cantidad de publicidad que se emite sobre apuestas”, asegura Marcos. La regulación de publicidad de las casas de apuestas está limitada por las comunidades autónomas; no obstante, no hay mayor limitación para las apuestas online, que son competencia del gobierno central.

Pintada en una casa de apuestas de Hortaleza, Madrid.

En España, la mayoría de las casas de apuestas digitales son extranjeras, por lo que escapa de la regulación autonómica. Para Marcos la no regulación de la publicidad incita también a ir a los locales físicos. Considera necesaria una regulación para evitar el incremento de jóvenes.

En los 1881 registros realizados por la Policía Nacional solo se identificó a 28 menores de edad, un cifra no muy significativa, pero que demuestra que la protección al menor aún no es total entre los locales de ocio de este tipo.

COMPARTIR: