21 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Estaba trabajando para su periódico en las relaciones de millonario con la ONG de un conocido presentador de TV de su país

Quieren cerrar el caso de Bechir Rabani, el periodista sueco asesinado que investigaba al magnate George Soros

George Soros y Bechir Rabani en un montaje.
George Soros y Bechir Rabani en un montaje.
El periodista Bechir Rabani murió asesinado en mayo de 2018 mientras se encontraba investigando las relaciones del magnate George Soros con algunas ONG suecas. Ahora la Policía quiere archivar el caso por falta de pruebas y dar su muerte como accidental o suicidio. Sus compañeros han dado la voz de alarma.

El periodista y bloguero sueco, aunque de origen palestino, Bechir Rabani fue asesinado en mayo de 2018. Y aunque su muerte se calificó entonces como de "extraña" por las autoridades suecas al final solo quedaron dos posibles causas, de manera oficial: Una muerte por causas naturales o el suicidio con barbitúricos.

Sin embargo, el medio donde colaboraba Rabani, "The Truth Seeker", realizó su propia investigación y apuntó una tercera pista. Rabani era un un periodista incómodo, capaz de levantar la alfombra de la vida de algunos personajes poderosos. En el momento de su fallecimiento investigaba las operaciones de asuntos humanitarios que involucraban a las ONG del magnate George Soros.

Bechir Rabani, de 33 años era muy conocido en Suecia por sus investigaciones y sus revelaciones sobre los conflictos de interés entre los sectores de las altas finanzas y las organizaciones pro-inmigración que operan en Europa. Poco antes de su extraña muerte, Rabani reveló que estaba a punto de descubrir los lazos que unian a Soros con el productor y presentador de televisión Robert Aschberg, una figura muy conocida en Suecia.

Bechir Rabani.

Aschberg, poco antes de la muerte de Rabani, parecía haber rechazado una entrevista con él y su esposa que iba a conceder al periodista para hablar de estos asuntos y Rabani llegó a escribir sobre él que era "un personaje no poco inquietante, Aschberg, miembro de la junta de la Expo Foundation, multimillonario, nieto de un conocido banquero, Olof Aschberg". El citado Olof Aschberg tenía fama de ser el "banquero rojo" que habría ayudado a Stalin tras la revolución bolchevique a lavar el dinero sacado del país antes de la caída de los zares. En agosto de 2017, 10 meses antes de morir, Rabani publicó un documental titulado "I skammens skugga", traducido como "A la sombra de la vergüenza" que describe las violaciones que sufren las suecas desde que los musulmanes entraron masivamente en el país. De hecho, Suecia se sitúa ahora en los primeros puestos mundiales de los países donde más violaciones se cometen.

Después de dos años de investigaciones la Policía está a punto de cerrar el caso y darlo por resuelto, pero sin autores de la muerte de Rabani. El periodista se hizo famoso tras realizar varios reportajes inflitrado en los movimientos de extrema izquierda internacionales que se presentaban como "antifas", donde denunciaba el manejo de las asociaciones que se presentaban como izquierdistas pero en realidad trabajaban por intereses muy concretos.

COMPARTIR: