29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los detenidos, que actuaban en Madrid y Almería, exigían pagos de entre 500 y 2.000 euros a cambio de no hacer públicas las grabaciones editadas

Una red criminal usaba vídeos sexuales reales que manipulaba con menores para extorsionar

Detención a uno de los miembros por parte de la Guardia Civil
Detención a uno de los miembros por parte de la Guardia Civil
Esta organización estaba establecida en Madrid aunque operaba por toda España. Los detenidos enviaban vídeos a sus víctimas con imágenes sexuales editadas en las que aparecían menores, aunque en los vídeos originales esos menores no aparecían en ningún momento. Varios efectivos de la Guardia Civil de Almería se encargaron de la entrada y registro de un domicilio ubicado en el distrito de Usera en Madrid, donde se encontraba la base de la organización.

La Guardia Civil detuvo el 18 de diciembre a cuatro individuos en Almería que pertenecían a una red criminal y extorsionaban a sus víctimas con imágenes sexuales editadas en las que aparecían con menores. La realidad es que las personas que aparecían en los vídeos originales eran adultos que los detenidos editaban para añadir niñas de cinco a nueve años. Los detenidos enviaban el video modificado a las víctimas y les exigían pagos de entre 500 y 2.000 euros a cambio de no publicarlos.

Tras la denuncia por extorsión por parte de varios vecinos de Gádor y el Ejido, Almería, se abrió una investigación en el marco de la operación ‘DOMIA’ el pasado mes de junio. La operación es tutelada por el Juzgado de instrucción número 5 de Almería. Esta investigación atribuye a los detenidos delitos de corrupción de menores, extorsión y pertenencia a grupo criminal.

La organización desmantelada estaba establecida en Madrid, donde se encontraba su base de operaciones, aunque operaban a nivel nacional. Unos miembros de esta red se dedicaban a seleccionar a las víctimas y otros editaban los videos. En la cima de esta organización se encontraban los miembros que obtenían el dinero y se lo enviaban al jefe del grupo criminal. Los detenidos extorsionaban a personas de distintas provincias como Madrid o Almería.

Cae una red que usaba vídeos sexuales manipulados con menores para  extorsionar a sus víctimas - NIUS

Detención de los miembros de esta red criminal

Los investigadores analizaron los vídeos sexuales utilizados, en los que aparecían participaciones de las víctimas en videochats sexuales con menores, los cuales estaban editados. Sin embargo, en los videos originales aparecían contactos de carácter sexual en videochats de personas adultas. Por lo tanto la red se encargaba de manipular las imágenes sustituyendo a los adultos por niñas. 

Con la ayuda de la seguridad ciudadana de Madrid, varios efectivos de la Guardia Civil de Almería se encargaron de la entrada y registro de un domicilio ubicado en el distrito de Usera en Madrid, donde se ubicaba la base de la organización. Entre los objetos incautados se encuentran los dispositivos móviles con los que efectuaban las extorsiones, ordenadores portátiles, numerosas tarjetas de telefonía, 2.500 euros en metálico, decenas de justificantes de envío de dinero a República Dominicana y 400 gramos de hachís con báscula de precisión lista para su distribución y venta.

El auge de la 'sextorsión'


A comienzos de septiembre, el juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama propuso juzgar a alrededor de un centenar de supuestos miembros de una banda criminal que extorsionaba a usuarios de la app de citas passion.com. La aplicación web contenía información de profesionales que ofrecían servicios de carácter sexual. Todos los anuncios tenían idéntico contenido y números de teléfono de contacto, que aquellos controlaban directamente.

Los usuarios contactaban a través de WhatsApp con las mujeres que supuestamente prestaban el servicio. La trama criminal utilizaba el número de teléfono a través del cual habían contactado para obtener información personal de los clientes y hacerles creer que habían concertado una cita, cuando únicamente se habían interesado por las tarifas de los servicios, habiendo generado un gasto. Aunque no era así.

Un juez de la Audiencia Nacional ha propuesto juzgar a una banda que usaba una app de citas.

Extorsión en Internet

Obtenida la información personal del usuario, días o semanas más tarde comunicaban con ellos, por teléfono o mediante el envío de mensajes de texto, exigiéndoles cantidades de dinero por no haberse presentado a la cita que, supuestamente, habían concertado. Para lograr sus fines, hacían saber a las víctimas que eran conocedores de sus datos personales, como su lugar de residencia, su vida en pareja, el lugar de trabajo y otra información relativa a su intimidad. Utilizando dicha información les amenazan, incluso de muerte, coaccionándolos a ingresar determinadas cantidades de dinero en distintas cuentas bancarias a través de cajeros automáticos. 

A raíz de estos casos se puso de manifiesto la peligrosidad de la sextorsión, un modo de ciberdelincuencia en el que un sujeto amenaza o hace uso del chantaje para no difundir contenido sexual de la víctima, con fines económicos. Aunque no se reflejó con esta denominación sí está tipificado en el Código Penal pues se incluye en los delitos de amenazas, explotación sexual, extorsión, abuso de menores, corrupción de menores, revelación de secretos, delitos contra el honor y la intimidad, interceptación de comunicaciones personales, pornografía infantil y agresión sexual.

COMPARTIR: