19 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El fuego ha devorado uno de los emblemas del gótico francés, el dinero empieza a llegar para reconstruirla

El futuro de Notre Dame tras el devastador incendio: qué se podrá salvar y las razones del desastre

El fuego se propagó rápidamente favorecido por la estructura artquitectónica de la catedral
El fuego se propagó rápidamente favorecido por la estructura artquitectónica de la catedral
En París, parace que no todo está perdido. Tras el dramático incendio en la catedral de Notre Dame, el ministro de Cultura francés ha asegurado que “dos tercios del techo han ardido, la flecha se ha hundido, creando un agujero en la bóveda, y una parte del transepto también se ha hundido. El Ayuntamiento de París ha desbloqueado 50 millones de euros para la restauración de su emblemático templo

Así lo ha  anunciado  la alcaldesa de la capital francesa, Anne Hidalgo. Pero no podrán dar mucho más, según ha adelantado.

La dramática imagen rompió el corazón a todos los franceses. 

La fachada y sus dos torres han resistido a las llamas, ahora, los bomberos continúan supervisando los pequeños focos  residuales y enfriando algunas partes que siguen muy calientes, pero se ha logrado evitar el desastre total que al caer la noche sobre París, parecía irremediable. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, instó hoy a todos los Estados miembros de la Unión Europea a contribuir en la reconstrucción de Notre Dame y los parlamentarios europeos donarán un día de su sueldo para levantar de nuevo este emblemático monumento  que ha resistido más de ocho siglos, guerras mundiales, revoluciones sociales, profanaciones y varias reformas.  

Ejemplo señero del gótico francés

La catedral de Notre Dame se alza sobre el río Sena majestuosa e imponente. Se trata de uno de los edificios más icónocios y antiguos  de los que se construyeron en estilo gótico. El uso innovador de la bóveda de crucería y del arbotante, los enormes y coloridos rosetones y el naturalismo y la abundancia de decoración escultórica lo diferencian de la arquitectura románica. Era todo un invento y una innovación en aquella era que se abría. Las catedrales románicas no servían para acoger a  la emergente  burguesía comercial europea, tampoco era un estilo apto para construir capillas de lujo para los primeros banqueros y dar sepultura a nobles, obispos del primer Renacimiento y sellar a  perpetuidad  el mundo alegre y feliz que había desafiado a la muerte y avanzaba a una nueva época.

  

Maqueta de Notre Dame./Wikipedia

Su edificación se inició en  1163 y, en 1260  ya estaba completada en su mayor parte, aunque se terminó en   1345.  Durante la década de 1790, tras la Revolución francesa, Notre Dame sufrió la profanación de parte de su imaginería religiosa, que quedó dañada o destruida. La publicación de Nuestra Señora de París por Victor Hugo  reavivó el interés por ella. En 1845 hubo un proyecto de restauración que  se prolongó durante un cuarto de siglo. Ya  en 1963 se procedió a limpiar   la fachada y se recuperó su color original. Entre 1991 y 2000 se realizó una nueva campaña de limpieza y restauración.

El fuego se propagó facilmente

Pero ¿por qué ha ardido tan rápido Notre Dame? En el estilo arquitectónico y en su cubierta está la explicación. La cubierta románica, a  diferencia de la gótica,  es incombustible y la gótica puede arder porque el espacio entre bóveda interior y cubierta exterior a dos aguas es de madera haciendo ganar en altura al edificio con contrafuertes y arbotantes menos pesados. El incendio de Notre Dame se inició - en palabras de su arquitecto- sin que hubiese operarios trabajando en la cubierta. ¿Cuál fue la causa que originó el inicio del incendio? ¿Fue un incendio fortuito?

El fuego, visto desde el aire, se ve cómo arrasa toda la cubierta de madera. 

Las catedrales románicas son de poca altura y el peso de la bóveda interior del templo se confía a los muros externos apoyados en contrafuertes externos de gran tamaño y espesor. El espacio comprendido entre la bóveda interior y la cubierta inclinada exterior a dos aguas se resuelve con piedra creando un espacio continuo y de imposible combustión ya que toda la estructura de sujeción es continua y la cubierta exterior no se apoya en soluciones confiadas a la madera.  

Los arquitectos de las catedrales góticas, por el contrario, caen en la cuenta de que la cubierta interior del templo no necesita apoyarse en un muro exterior continuo (como en el románico) sino sólo en las columnas verticales que soportan las ojivas de sus arcos, lo que permite ganar en altura al templo y crear grandes espacios más ligeros que en el románico y alojar en sus muros grandes vidrieras que iluminan el espacio interior con muros muchos más ligeros.

Todavía se controlan con agua pequeños restos y zonas calientes de Notre Dame. 

La bóveda ya no es continua, sino que que se resuelve con estructura de "crucería" a base de nervios menos gruesos  y, sobretodo, el espacio entre bóveda interior y cubierta exterior se resuelve con una estructura ligera a base de madera (no con piedra), lo que también la expone más a la voracidad del fuego . Los contrafuertes exteriores ya no apoyan los muros exteriores, sino solamente las columnas a ambos lados de las ojivas y con "arbotantes" ligeros que apoyan las ojivas de la nave central desde las dos naves exteriores.  Las bóvedas interiores se transforman en bóvedas de crucería a base de nervaduras ligeras de lado a lado y de cruz en cuz. Todo aparece y es mucho más ligero y más alto que en el románico.

Los contrafuertes y "arbotantes" de las catedrales góticas -   a diferencia de las románicas - no apoyan los muros exteriores (que no necesitan apenas apoyo) sino sólo los arranques de los arcos ojivales situados en cada tramo cuadrado que da soporte a la bóveda de crucería.

Ahora toca reconstruir y recuperar este gran ejemplo del gótico francés, cuya catedral hermana, y con ciertas variantes, se alza en el centro de León.  Mientras, la investigación avanza y pronto dará sus frutos.

COMPARTIR: