18 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Decía tener una agencia de modelos en Las Palmas y cuando se quedaba a solas con las niñas proponía que posasen desnudas o semidesnudas

Éste era el modus operandi del fotógrafo acusado de realizar sesiones de fotos pornográficas a menores en Canarias

Luis Jorge M. E.
Luis Jorge M. E.
El fotógrafo Luis Jorge M. E. está siendo investigado por realizar presuntamente sesiones de fotos pornográficas a 43 menores de edad en Las Palmas de Gran Canaria. Según las pesquisas, los padres de las menores firmaban una autorización para que pudieran ser fotografiadas, pero cuando se quedaba a solas con ellas les proponía insistentemente que posaran desnudas, semidesnudas y en posiciones eróticas y sexuales. La mayoría accedió, debido a la ilusión de futuro profesional que albergaban.

La investigación apunta a Luis Jorge M.E. como el hombre que realizó fotografías pornográficas a 43 chicas de entre 14 y 18 años sin su consentimiento en un garaje situado en Las Palmas de Gran Canaria.  El Juzgado de Instrucción número 7 de Las Palmas de Gran Canaria, decretará en los próximos días un auto de Procedimiento Abreviado, tras las diligencias previas, para que la Fiscalía pueda formular acusación sobre el fotógrafo investigado.

Según se desprende de la investigación, Luis Jorge M. E. es el presunto autor de un delito de utilización de menores con fines pornográficos y de producción, distribución o tenencia de material pornográfico. Así, se aprovechaba de su condición de fotógrafo amateur para ponerse en contacto con las jóvenes, muchas de ellas menores de edad, a través de la agencia de modelos que decía tener denominada Moodel Canarias. Después de contactar con las chicas mediante la página web, se citaba con ellas en el un garaje de el barrio El Batán.

Las menores acudían acompañadas de sus padres, quienes firmaban una autorización para la realización de las fotografías cuya finalidad eran la de servir para modelos de publicidad y en ningún momento tendrían contenido erótico, ni serían desnudos. Ya cuando se quedaba a solas con las menores y comenzaba la sesión fotográfica, Luis Jorge M. E. proponía que se quitasen la ropa y posasen desnudas o semidesnudas, así como “que adoptasen posturas de juego lésbico, o con chupachups en fotografías de contenido erótico”.

fotografo

El fotógrafo presuntamente realizaba fotografías pornográficas a  menores en un garaje 

La mayoría de las menores accedieron a ello, debido a que “el investigado las requería insistentemente para ellos, aprovechando las ilusiones de futuro profesional que albergaban las jóvenes”, según la investigación.

El fotógrafo las ofrecía un reportaje completo a cambio de entregarles varias fotografías gratis, una oferta atractiva que provocó que muchas de las menores acudieran a un garaje que tenía alquilado en el barrio de El Batán en Las Palmas de Gran Canaria, donde hacía estas sesiones de fotos, y no en su estudio profesional con el que cuenta en el municipio de Teror.

Las imágenes sexualmente explícitas que presuntamente tomó este fotógrafo eran escondidas en el doble fondo de un colchón de su vivienda familiar y fueron intervenidas por la Policía durante la investigación. Nunca llegó a entregar las imágenes de contenido sexual a las jóvenes, sino que solo les hacía llegar las primeras imágenes que tomaba en las sesiones fotográficas.

Más de un año de investigación

Los agentes de la Policía Nacional iniciaron las pesquisas en febrero de 2018, tras recibir la denuncia de una de las víctimas y de su madre, que alegaron que el fotógrafo había tomado imágenes de la menor desnuda en el estudio sin el consentimiento paterno. Además, aseguraban que Luis Jorge M. E. se negó a entregarles las imágenes que había tomado.

Después de su detención y tras las primeras diligencias, el investigado pasó a disposición judicial el 17 de marzo de 2018 en un procedimiento que estuvo bajo secreto de sumario hasta octubre de ese mismo año. Decenas de testigos fueron citadas para que declararan si habían sido objeto o no de estas supuestas prácticas delictivas.

También registraron el domicilio del fotógrafo, donde intervinieron diversos discos duros externos y una gran cantidad de material documental, entre los que se encontraban contratos firmados por las víctimas. Además, localizaron los dispositivos que contenían las imágenes sexuales ocultas en un doble fondo situado en la cama del dormitorio. El fotógrafo fue citado a declarar el 17 de marzo de este año y se acogió a su derecho a no declarar. Actualmente se encuentra en libertad provisional.

El investigado es un fotógrafo profesional de renombre la isla por sus trabajos en el mundo de la moda y la pasarela. Se aprovechaba de su experiencia y de los contactos que tenía en este sector profesional para presuntamente para engañar a las jóvenes a las que fotografió desnudas sin su consentimiento, con la excusa de lanzar su carrera como modelos profesionales.

COMPARTIR: