25 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Las primeras investigaciones apuntan que la menor falleció por una reacción alérgica a un alimento al que era intolerante

Muere una niña de cinco años supuestamente por una alergia a un alimento en un colegio de Palma de Mallorca

Colegio La Salle.
Colegio La Salle.
La Policía Nacional investiga la muerte de una niña de cinco años en un colegio de Palma  de Mallorca. Las primeras investigaciones apuntan que la niña falleció por una reacción alérgica a un alimento al que era intolerante, según han confirmado fuentes policiales. Los servicios médicos fueron al colegio avisados por la dirección del centro pero no pudieron salvarle la vida a la menor.

Pasadas las dos y media de la tarde de este viernes, 24 de mayo, ocurrió el incidente, en el que una niña de cinco años acabó falleciendo tras comer en el colegio del centro concertado La Salle, en el barrio de Son Rapinya de Palma de Mallorca.

Tras ingerir la comida, la menor ha comenzado a sentirse indispuesta y ha sido atendida por la enfermería del colegio, que posteriormente ha avisado a los servicios de emergencias del 112. De hecho, el centro ha emitido un comunicado en el que refieren una "reacción alérgica por causas pendientes de esclarecer".

El colegio La Salle de Palma.

A pesar de la "rápida reacción del personal del centro y la llegada de los apoyos médicos y cuerpos de seguridad no se ha podido reanimar a la menor y ha fallecido. El colegio está colaborando con las autoridades para esclarecer las causas de este accidente".

El colegio asegura que ha estado "en contacto permanente con la familia para darle todo el apoyo emocional, psicológico y afectivo en esta situación tan dolorosa" y piden "máximo respeto y resguardo de la privacidad e intimidad".

Tras certificar su fallecimiento, se ha dado aviso al juzgado de guardia y se ha movilizado una comisión judicial, un forense, agentes de la policía científica y miembros del grupo de homicidios, que se han hecho cargo del caso.

La Consejería de Educación se ha puesto en contacto con la directora del centro y ha enviado a un inspector al lugar. La dirección general de emergencias del Gobierno regional también ha movilizado a dos psicólogos para atender a los familiares de la niña. El suceso ha provocado una gran conmoción en el centro educativo.

COMPARTIR: