08 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El supuesto cabecilla colombiano del 'Clan del Golfo' fue detenido mientras disfrutaba de una juerga junto a amigos y familiares en Ceteré (Córdoba)

Capturan al narco Gustavo Adolfo Álvarez 'Tavo' por dar una lujosa fiesta en pleno confinamiento

Álvarez retenido por las autoridades colombianas
Álvarez retenido por las autoridades colombianas
Gustavo Álvarez , alias "Tavo", líder del Clan del Golfo, fue capturado en el municipio colombiano de Cereté durante una operación coordinada entre la DEA, la Policía y la Fiscalía General de Colombia. Un grupo de los 'comandos jungla' se encargó de apresar al narcotraficante que se encontraba dando una fiesta junto a amigos y familiares con toda clase de lujos, mientras Colombia y el resto del mundo se encontraban confinados debido a la pandemia causada por la propagación del coronavirus.

El confinamiento en todo el mundo a causa de la pandemia del coronavirus ha conseguido poner en alerta a las fuerzas de seguridad de todos los países ya que de estos depende el cumplimiento de la ley, en este caso de la cuarentena para evitar la propagación vírica. Por este motivo las actividades realizas fuera del hogar son susceptibles de atraer la atención de las autoridades. Así es como la Agencia Antidroga Estadounidense (DEA), ha encontrado a Gustavo Adolfo Álvarez Téllez, alias “Tavo”, uno de los cabecillas del cártel y grupo paramilitar colombiano “Clan del Golfo”.

El pasado viernes, un informante llamó a las autoridades para denunciar que Álvarez se encontraba en una zona rural del municipio colombiano de Cereté. El narcotraficante fue capturado por un grupo de comandos “jungla”, el equipo especializado de Colombia para operaciones en contra del narcotráfico, en una operación coordinada entre la DEA, la Policía y la Fiscalía General de Colombia.

Como ya ha informado antes elcierredigital.com, las actividades de narcotráfico no han cesado alrededor del mundo, sin embargo, debido a la circulación significativamente menor de personas estas actividades son más fáciles de detectar ahora que llaman la atención mucho más que antes de que la pandemia confinara a la población mundial en sus hogares. Irónicamente, Álvarez no ha sido capturado en medio de una de sus operaciones, sino por otra característica típica de los narcos: la extravagancia y la juerga.

Momento en el que Álvarez fue capturado

Las fuentes policiales confirmaron al periódico colombiano “El Tiempo” que fue la fiesta montada por Álvarez Téllez la que reveló su ubicación a los cuerpos de seguridad del Estado colombiano e hizo posible la captura. La fiesta tuvo lugar en una finca propiedad del narcotraficante, a la que se presentaron varios amigos y familiares del ex prófugo.

“Los invitados llegaron en autos de alta gama, los grupos musicales fueron trasladados desde Montería (un municipio colombiano a 22 kilómetros de donde fue capturado Álvarez). Sumado a los excesos de licor y otras actividades. Esa fue una de las pistas para pensar que "Tavo" se encontraba en el lugar”, explicaron las fuentes policiales.

Gustavo Adolfo Álvarez Téllez está acusado de mover al menos seis toneladas de cocaína mensuales a través de los puertos caribeños de Santa Marta y Cartagena. Inició sus actividades delictivas en 1990 mientras trabajaba para las fuerzas paramilitares de Magdalena Medio de Antioquía en el centro de Colombia. Su jefe en esta unidad de guerrillas era Ramón Isaza, el fundador de la organización paramilitar de ultraderecha conocida como “Autodefensas Unidas de Colombia (AUC)”. Estas guerrillas estaban financiadas con dinero procedente del narcotráfico y su más alta jerarquía se componía casi en su totalidad por narcotraficantes, de hecho, el mismo Isaza era narcotraficante.

Con el pasar de los años Álvarez Téllez se asentó en la ciudad colombiana de Cartagena, donde se desempeñó como sicario al servicio de una de las facciones territoriales de las AUC, el “Bloque Montes de María”. Sus jefes eran los guerrilleros Edward Cobos Téllez, alias “Diego Vecino” y Uber Banquez Martínez, alias “Juancho Dique".

En 2005 Álvarez Téllez se trasladó a Medellín, donde estuvo al servicio de la Oficina de Envigado, una de las principales organizaciones de narcotráfico derivadas de la caída del Cártel de Medellín en 1993.

En mayo de 2012 fue capturado en Aruba, frente a las costas de Venezuela, por la Policía Antinarcóticos de Colombia y extraditado a EEUU por sus operaciones de narcotráfico a nivel mundial. Cumplió dos años de condena para finalmente volver a Colombia en 2014 y unirse al “Clan del Golfo”, para el cual ha estado trabajando hasta su arresto este pasado viernes.

Durante las audiencias judiciales Tavo fue imputado por la Fiscalía por los delitos de narcotráfico, homicidio agravado y fabricación, tráfico y tenencia de armas de fuego. Los cargos no fueron aceptados por el procesado, quien ahora se encuentra retenido por medidas de seguridad en un centro carcelario sin especificar por orden de un juez de control de garantías de Montería.

El testimonio de Dairo Antonio Úsuga David, alias “Otoniel", máximo cabecilla del Clan del Golfo fue la pieza clave para identificar a Tavo como el artífice de múltiples envíos de cocaína no solo a EEUU sino también a otros muchos lugares del mundo como Europa y Centroamérica.

COMPARTIR: