15 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Las religiosas atienden a sus huéspedes con mascarillas que fabrican ellas mismas para el hospital durante sus horas libres

Las monjas abren sus conventos: Las Capuchinas de Barbastro hospedan a personal sanitario de la ciudad oscense

Convento de Barbastro
Convento de Barbastro
Las monjas Capuchinas de Barbastro han abierto las puertas de su convento para que se hospeden allí el personal sanitario que lo necesite. De momento han ocupado cuatro plazas desde el lunes. Las religiosas atienden a sus huéspedes con mascarillas que fabrican ellas mismas para el hospital.

La hospedería del convento de las Capuchinas de Barbastro (Huesca) tiene cuatro plazas ocupadas desde el lunes tras la propuesta realizada por las religiosas a través del Obispado y del Ayuntamiento para alojar a personal sanitario residente en la ciudad sin necesidad de trasladarse. 

La abadesa Florence ha informado que tres religiosas realizan las tareas de limpieza y que "los ocupantes apenas dan trabajo, son gente muy correcta y les hemos ofrecido la posibilidad de sábanas pero han optado por las propias para no darnos faena", según recoge el Diario del Alto Aragón.

El convento está próximo al Hospital de Barbastro, en el barrio del Entremuro, y las cuatro de ocho plazas disponibles se ofrecen de forma altruista. Por su parte, las religiosas atienden con mascarillas de elaboración propia que hacen para el Hospital en horas libres.

En el convento residen seis religiosas, tres de ellas keniatas y el resto españolas, con más de 80 años de edad. Florence ha señalado que "pasaremos la Semana Santa solas y más tranquilas que nunca con oportunidad de reforzar nuestra vida monástica, rezamos cada día por todos los afectados por la pandemia y colaboramos para mitigar los efectos en la medida de nuestras posibilidades".

El mismo diario informa que la Casa Diocesana de San Ramón también cuenta con plazas disponibles, 49 plazas en 28 habitaciones, pero que por ahora no ha sido necesario ocupar ninguna de ellas en la propuesta compartida entre Obispado y Ayuntamiento.

Al parecer, la oferta de habitaciones se realizó para atender situaciones de emergencia y están como reserva y refuerzo, tras pasar la revisión. Si se diera esta situación, las 28 plazas están disponibles.

COMPARTIR: