13 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El avión despegó de Kuala Lumpur hacia Pekín transportando 239 pasajeros entre los que se encontraban dos bebés y dos personas con pasaportes robados

Seis años de la desaparición del vuelo de Malaysia Airlines, uno de los grandes misterios en la historia de la aviación

El 8 de marzo despegaba de Kuala Lumpur (Malasia), con destino a Pekín, el vuelo 370 de Malaysia Airlines. Poco sabían los pasajeros y tripulantes, que no alcanzarían su destino puesto que a las 18:40 (hora de España) los controladores aéreos dejaron de recibir respuesta alguna por parte de la aeronave, misma que, además, desapareció de los radares.

Las circunstancias que rodean la desaparición del vuelo son un misterio aún sin resolver, y es que los restos, en su totalidad, aún no han sido encontrados. Las últimas investigaciones parecen indicar que sus restos puedan haberse desplazado en el Océano Índico, lejos de tierra firme. La última localidad sobrevolada fue la República Socialista de Vietnam, no obstante, esta negó que la aeronave hubiese establecido contacto con sus controladores aéreos. Más adelante la marina vietnamita admitiría que el avión había aparecido en sus radares.

Según las informaciones otorgadas por la aerolínea, Malaisya Airlines, el comportamiento de la aeronave fue, cuanto menos, errático. Durante los momentos en los que disponía aún de comunicación, no dio ningún tipo de alerta por fallos técnicos o meteorológicos, todo parecía estar bien. No obstante, el primer ministro de Malasia, Najib Razak, declararía el 15 de marzo, que el vuelo había tomado un desvío intencional y que las comunicaciones habían sido apagadas de manera también deliberada, lo que para muchos fueron indicios claros de secuestro.

                                          Mapa que muestra la última localización conocida del vuelo

La teoría del secuestro parece ser plausible ya que, entre otros hechos insólitos, en el vuelo MH370 viajaban al menos dos pasajeros con pasaportes europeos robados, uno italiano y otro austríaco. La sustracción de estos pasaportes se realizó en Phuket (Tailandia) y fueron reportados entre 2012 y 2013. La compra de los billetes con estos pasaportes se realizó a China Southern Airlines y fueron emitidos por una agencia de viajes en Pattaya (Tailandia). Resulta muy interesante y digno de tener en cuenta que los funcionarios de inmigración de Malasia no interrogaron a los pasajeros que viajaban con estos pasaportes. Sin embargo, el jefe de aviación civil de Malasia, Azaharuddin Abdul Rahman identificaría a los dos pasajeros como inmigrantes ilegales iranís con destino a Copenhague y Frankfurt, y, por tanto, una posible vinculación con el terrorismo fue descartada.

Aunque la procedencia e intenciones de los dos pasajeros iraníes fuesen catalogadas como “inmigración ilegal”, esto no ofrece explicaciones de por qué el avión se desvió del rumbo preestablecido. Las circunstancias que rodean la desaparición de los 239 pasajeros, junto con la aeronave, continúan siendo un misterio.

En julio de 2015 se encontró, entre otros restos, el flaperón (parte de las alas encargadas del giro) de un avión malasio cuyas características coincidían con la aeronave desaparecida en la costa de la isla de Reunión (departamento de ultramar francés), al este de Madagascar. El 5 de agosto el primer ministro de Malasia confirmó que los restos pertenecían al vuelo MH370 y el 9 de septiembre esto sería corroborado por Francia.

Numerosas teorías se han sucedido desde entonces y el estatus de “suceso sin precedentes en la historia de la aviación” parece sugerir que la explicación al acontecimiento se mantendrá como uno de otros tantos secretos ocultos en las profundidades del océano, como así lo fuera la desaparición de la aviadora Amelia Earhart el 2 de julio de 1937.

Finalmente, en el año 2017 cesaría la búsqueda de los restos del vuelo, aunque debido a presiones por parte de familiares esta tarea sería delegada a una firma de exploración estadounidense llamada Ocean Infinity, quienes serían recompensados con 70 millones de dólares en caso de que encontrasen el avión o la caja negra.

COMPARTIR: