20 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Al constituir esta acción un delito contra la seguridad Vial la Guardia Civil procedió a inmovilizar el vehículo y a detener a su conductor

Un camionero que circulaba por Asturias haciendo eses superaba en ocho veces la tasa de alcohol permitida

La Guardia Civil para un camión
La Guardia Civil para un camión
Tras someterse a dos controles de alcoholemía, el camionero ofreció una tasa de alcohol en sangre de 1,26 mg/l y 1,27 mg/l, respectivamente, ocho veces más de la tasa máxima permitida para los conductores de estos vehículos, que es de 0,15 mg/l.

La Guardia Civil de Tráfico Asturias interceptó el pasado lunes e investigó al conductor de un camión como presunto autor de un delito contra la seguridad vial. Este camionero conducía su vehículo de gran tonelaje superando ocho veces la tasa de alcohol permitida.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 23:30 del pasado lunes, cuando miembros del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Luarca vieron a un conductor que circulaba haciendo eses con su camión con remolque en la autovía A-8, que va desde Behovia (San Sebastián) a Baamonde (Lugo), a la altura del punto del kilómetro 441.

Los agentes procedieron inmediatamente a detener la circulación para evitar posibles accidentes debido a que al camionero le era imposible mantener el camión dentro de su carril y pasaba de uno a otro continuamente, poniendo en riesgo a todos los automovilistas de la vía, tanto a los que circulaban en su misma dirección como a los que le venían de frente por el carril contrario. Finalmente, el camión fue detenido sin peligro para el resto de los usuarios de la vía en el kilómetro 434, en el término municipal de Cudillero.

autovia_a_8

Autovía A-8

Tras identificar al camionero, los Agentes de Tráfico de la Guardia Civil comprobaron que el hombre presentaba claros síntomas de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que se le realizaron las pertinentes pruebas de alcoholemia que arrojaron un resultado de 1,26 mg/l y 1,27 mg/l, o sea que superaba ocho veces la tasa máxima permitida para los conductores de estos vehículos, que es de 0,15 mg/l (0,25 para conductores de vehículos convencionales).

Al constituir esta acción un delito contra la seguridad Vial, la Guardia Civil procedió a inmovilizar el vehículo y a detener a su conductor como autor de un delito contra la Seguridad Vial. Las diligencias instruidas fueron remitidas al Juzgado de Instrucción de Pravia de Asturias.

COMPARTIR: